Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 11 de Julio de 2006

Crónica del Karakorum

Por   | 

La expedición de Pauner y la de Egocheaga se encuentran ya en el Broad Peak. La expedición de Mayencos de Jaca, en Concordia. Los extremeños instalarán entre hoy y mañana el Campo Base en el GII

Foto: Carlos Pauner 
Pauner en el Broad Peak, con el K2 al fondo 

Va rápido Carlos Pauner en su intento de hacer doblete en el Broad Peak (8.047 metros) y el GII (8.035 metros). El pasado martes llegaba al Campo Base de la montaña, y ya el Viernes pasado había instalado el Campo 3, a 7.000 metros de altura. En estos momentos se encuentra en el Campo Base descansando, en espera de poder realizar un ataque a cima. Por su crónica sabemos que la expedición de Jorge Egocheaga ha alcanzado al menos el Campo III.

La expedición de Mayencos al GII evacua a un porteador herido abandonado a su suerte

Los miembros de la expedición cívico-militar del Club Mayencos de Jaca se encuentran ya en Concordia, de camino hacia el GII. Estos días han vivido uno de esos momentos que nos hacen desconfiar cada vez más de las expediciones comerciales, después de esta última temporada de Everest: un porteador de altura pakistaní, de una expedición polaca, sufría fractura de tibia y peroné. El médico de la expedición de Mayencos diagnosticó que, si no era evacuado en helicóptero, era posible que hubiera que amputarle la pierna. Sin embargo, desde Islamabad se les informa de que el resto de expediciones -incluída la polaca-, han decidido que no es necesaria la evacuación. Al contemplar que el medio en el que se pretende sacar de allí al porteador son las espaldas de su hermano, los aragoneses deciden pagar los porteadores necesarios para evacuarle en camilla y en mínimas condiciones. Pura solidaridad montañera la que, al parecer, se vive en el Karakorum.

Carlos Pauner

José Vilalta -compañero de expedición de Carlos Pauner, junto a Isabel Santolaria-, caía a una grieta cuando descendían del Campo 3 al base. A continuación reproducimos la crónica que Carlos Pauner nos ha enviado, acerca de sus primeros días en la montaña:

Foto: expedición mayencos 
La expedición de Mayencos, al completo en Concordia 

“LUCES Y SOMBRAS

No creo que encuentre satisfacción mayor que poder escribir estas líneas. Llevamos ya unos cuantos días de expedición y han pasado muchas cosas. Algunas buenas, otras no tanto. Pero sin duda, poder abrazar ayer de nuevo a mi amigo José, ha sido lo más bonito de todos estos días. Ayer a la tarde, regresábamos José y yo desde el campo 3, a 7.000 m de altura, donde nos habíamos subido para dar un tirón en la aclimatación. Comenzamos el descenso y me adelanté un poco respecto a mi compañero. Cuando llegué al base, recibimos la comunicación de que José había caído 20 m en una pérfida grieta que hay al principio de la ruta. Afortunadamente, los asturianos Rafa y Silvino, de la expedición de Jorge Egocheaga, que iban por detrás, oyeron los gritos de lamento de nuestro compañero y consiguieron sacarlo de la grieta, con la ayuda de una pareja de holandeses. Media hora más y nada se hubiese podido hacer por él. Una vez en el base, los doctores Silvino y Jorge, cosieron las brechas de su cabeza y nos tranquilizaron a todos. Había tenido mucha suerte, sin duda. José ha demostrado ser un alpinista de altura. Herido, agotado, aún y todo, sólo se preocupaba por el trabajo que estaba dando a los demás. He compartido escaladas con muchas personas, pero la talla y la bondad de José Vilalta, son muy difíciles de superar. Así es esta actividad. Cuando menos lo esperas, al final de la ruta, una grieta te lleva a los infiernos. También afloran en estos instantes, valores humanos díficiles de encontrar en nuestra vida cotidiana, como son la solidaridad, la amistad y el compromiso. Son las luces y las sombras de nuestro deporte. Esfuerzo, alegría por la superación, camaradería, dolor, sangre, en definitiva, una amalgama de situaciones que sólo son entendibles cuando se admite el compromiso de escalar una de las grandes cumbres del planeta.

 
El Gasherbrum II 

De momento, una vez pasado este mal trago, todo continúa sin novedad, deportivamente hablando. Hemos colocado el campo 2 a 6.300 m y hemos subido hasta 7.000 m de altura. La aclimatación, en mi caso, creo que está completada. Ahora descansaré tranquilo, esperando un periodo de buen tiempo que me permita atacar a esta cima del Karakorum. Mis compañeros van bien, seguros de su proceso, seguros de que van a poder pelear en lo más alto. Afortunadamente, Isabel también se encuentra recuperada del golpe que le produjo una piedra cayendo desde las alturas. Muchos incidentes, pero también vamos avanzando con paso firme hacia nuestro objetivo. No puede ser de otra forma. Nos sobrepondremos al dolor, nos recuperaremos del cansancio, restañaremos las heridas y continuaremos avanzando hacia arriba, hacia las altas cotas, hacia esa frontera invisible que separa nuestro mundo del de la altura extrema. Vienen días de calma, de concentración, de regocijarse por lo conseguido y prepararse para lo que ha de venir. Así pasamos los días en el Himalaya, sobreviviendo y tratando de hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Poco a poco le iremos ganando metros a esta montaña y todos tenemos la esperanza de que en esta ocasión, el tiempo nos respete y nos permita hacer nuestro sueño realidad, una vez más.

Carlos Pauner

Extremeños

Por su parte, los miembros de la expedición extremeña que intenta ascender al GII, y –en plena bajada- empalmar con el GI (algo sólo conseguido hasta la fecha por Messner y Kammerlander en 1984) el pasado lunes se encontraban ya en Concordia, y esperaban haber montado el Campo Base este miércoles o jueves. Todos se encontraban en perfecto estado de ánimo.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International