Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 17 de Agosto de 2001

Forzados a retirarse del Gasherbrum-I

Por Angela Benavides  | 

Los componentes de la Saxon expedition a los dos Gasherbrum no han podido cumplir su segundo objetivo, el Hidden Peak, tras intentar el asalto hasta el último minuto. La falta de tiempo y el clima adverso les obligan a regresar, pero se van con la otra cumbre en el bolsillo.

"Die Mannschaft"

Los componentes de la expedición, procedentes de Leipzig y Dresden, se encuentran entre los mejores de la antigua Alemania del Este. Son Ralf Brummer, Olaf Rieck, Lidia Shubert, Christian y Markus Kalter. Aunque el único que tenía en su haber la cumbre de un ochomil era Olaf Rieck (escaló el Cho Oyu), otros miembros habían participando en expediciones a montañas de más de ocho mil metros y, sobre todo, tenían mucha experiencia en picos del Cáucaso, Sien Shan y Pamir, o en regiones árticas.En completo sumaban un gran número de picos ascendidos (algunos de ellos por primera vez), poco conocidos para el alpinismo español, pero con condiciones de frío y aislamiento muy duras. Los hermanos Walter llevaban esquís (que les fueron muy útiles tras las grandes nevadas) con los que estaban dispuestos a descender desde la misma cumbre. El grupo llevaba un año entrenando duramente, haciendo ascensiones en los Alpes para prepararse y aprender a funcionar como equipo. Esto se ha traducido en una coordinación eficaz y en que su motivación no ha decaído a pesar del mal tiempo y los problemas a los que se enfrenta cualquier expedición de envergadura.

Foto: www.leipzig-online.de 
Subiendo al C-I del Hidden Peak, antes de la llegada del mal tiempo 

Los alemanes de la Saxon Karakorum Expedition tienen una mala noticia y dos buenas que dar a su regreso a Leipzig (Alemania): la mala noticia es que el mal tiempo y la falta de tiempo y provisiones les han obligado a retirarse del Hidden Peak (nombre por el que también se conoce al Gasherbrum I); las buenas, que tres de ellos consiguieron anteriormente alcanzar la cumbre del Gasherbrum II (8.035 m.) y que todos vuelven en buen estado de salud. A la vista de las crónicas que casi a diario enviaban vía satélite a su página web, podría decirse que regresan con otro dato positivo: el de haber sabido aprovechar y transmitir la experiencia de una expedición a un ochomil (en su caso, dos) en todas sus facetas, centrándose en la ascensión pero al mismo tiempo observando lo que ocurre a su alrededor y haciendo amigos (lo cual, ante la masificación de los Campos Base y los conflictos de intereses, podría llegar a convertirse en todo un mérito).

Precisamente, una de las expediciones con las que han tenido mejor trato ha sido la compuesta por miembros de la Unió Excursionista de Sabadell. De hecho, en su última crónica cuentan que los catalanes, que compartían con los alemanes el doble objetivo alpinístico, se encuentran en el Campo Base de los Gasherbrum, aunque no tenemos confirmación de que estén preparando el regreso o esperen para intentar un ataque a la cumbre.

Foto: www.leipzig-online.de 
De arriba a abajo e izquierda a derecha: Ralf Kummer, Lydia Shubert, Olaf Rieck, y los hermanos Markus y Christian Walter 

En el caso de los alemanes, la expedición de cinco miembros se había dividido en dos equipos: mientras tres de ellos desmontaban los campos de altura en el G II, los otros dos se disponían a emprender la ascensión al Hidden Peak. Olaf Rieck y Markus Walter, que ya habían hecho cumbre en el GII, habían llegado incluso a montar el Campo II del G I, que se encuentra en el Gasherbrum La (el collado que separa los dos picos). Allí habían sido sorprendidos por un empeoramiento en el tiempo, aunque aguantaban en sus tiendas esperando una mínima mejoría que les permitieses el ataque a cumbre. Un pronóstico del tiempo difuso les hizo poner todas sus esperanzas en el pasado sábado. Sin embargo, lo que se encontraron de madrugada, fue una extraña oscuridad, producida por la nieve que había tapado la tienda y que costó media hora liberar. Fuera el tiempo no había mejorado. Se imponía un inmediato descenso, no tuvieron opción.

La última actividad de la expedición sajona, tras una fiesta improvisada en el Campo Base junto a los catalanes, fue subier a desmontar el Campo I, el único que quedaba. A ello se dedicaron Lidia Shubert, Christian Walter, tres catalanes y el pinche de cocina pakistaní, que pudo cumplir así su ilusión de internarse en la montaña, con equipo prestado. Paradójicamente, el sol salió justo cuando llegaban al Campo de altura, y el problema del día no fue la ventisca sino el calor intenso. Como anécdota, es curioso que, de vuelta, los porteadores brindaron homenaje a la única chica de la expedición (que ha sentido más que nadie no poder hacer cumbre) de la misma manera que celebran a los alpinistas que sí llegan a la cima.

Esperamos recibir noticias de la expedición catalana sobre su progreso en el Hidden Peak, una cumbre que ya ha sido foco de buenas noticias esta temporada, cuando Alberto Iñurrategui consiguió alcanzar la cumbre de lo que, para él, supuso su décimotercer ochomil.

Fuente: www.leipzig-online.de


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International