Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 30 de Enero de 2007

Juan Bazán, guía UIAGM, replica a los guías titulados

Por   | 

Como hemos hecho hasta ahora, abrimos nuestra página a todos los que tengan algo que decir sobre el conflicto de los guías en España. En este caso, Juan Bazán, guía UIAGM de Aragón Aventura, nos envía una carta en respuesta a la publicada en estas mismas páginas por los nuevos guías titulados en Benasque. Deseamos tranquilidad para una pronta solución del problema

Foto: Jonatan Larrañaga 
Los guías AEGM responden 

Nos consta que existen buenas voluntades, y que en un plazo no muy largo es posible que se solucione el problema, contando con el buen hacer y la buena voluntad de todos. Esperemos que no se enconen las posturas y que la tranquilidad y el apoyo de todos permita a los responsables trabajar para que esto llegue pronto a buen término, algo que es fundamental para todos, tanto para los implicados como para la sociedad en general. El título de la carta es

La polémica que no quería estar aquí. Con respecto a los guías de montaña:

“Estimados amigos:

He leído con respeto pero con cierta sensación de desprecio hacia mi persona la carta de los técnicos deportivos aragoneses. Concretamente los de la promoción 2006-2007. Precisamente creo que están mal informados del esfuerzo que personalmente he tenido que hacer para llegar a ser Guía de Montaña UIAGM.

Cuando estos Guías posiblemente soñaban con la montaña, parte del colectivo de guías del que se duda de su capacidad peleaban quizás mas que ellos por su titulación, pero sin menospreciar a los demás, sino intentando que todos los interesados pudieran tener su oportunidad. Me da la sensación de que, al igual que parece que solo hay unos guías antiguos de la UIAGM, -que alguien con un pensamiento no muy acertado cree que valoran solo sus logros-, en este momento hay unos nuevos guías de montaña que se creen por encima del bien y del mal, y que con los estudios de pupitre pueden llegar a tener la experiencia de 30 años de profesión acompañando clientes.

Me cuesta creer en los enfrentamientos con los que un grupo de guías menosprecia a los demás, por esto voy a contar una anécdota verídica que me ocurrió en los Alpes no hace mucho.

Considerándome un guía muy normal pero profesional, me dirigí a realizar con unos señores el Mont Blanc. Como siempre ocurre en un lugar que no es el nuestro, nos sentimos un tanto empequeñecidos, y más cuando, pese a mi experiencia, coincides en el refugio con jóvenes de 28 a 30 años recién salidos de la formación.

Charlando con ellos, pensé en la potencia física y hablamos de forma relajada de la formación y de las aptitudes de los nuevos aspirantes y de nuestras formas de trabajo. Siempre he tenido un respeto total por mis mayores en la profesión, aunque hay pocos, pero ese día tuve un respeto total por los más jóvenes, porque me dijeron algo que parece que en nuestra sociedad no es moneda de valor. Aquel pedazo de guía de Chamonix, más fuerte, más alto y, a priori, técnicamente mas preparado que yo, me dijo: “Mira amigo, nosotros estaríamos contentos con tener la experiencia que tu has tenido con los clientes porque eso es lo que te forma realmente”.

Podría hablar de los primeros pasos de los guías en España, porque yo fui de los primeros que acudí a Chamonix, no por lo de la Ensa si no para convencer a los de la UIAGM a través de la primera plataforma de guías, de que España podría contar en el tema de Guías.

Vi también que cuando no llegábamos, la UIAGM tenía paciencia con nosotros. También puedo hablar del costo económico que me supuso pasar las pruebas, la cualificación y los reciclajes que nos veíamos obligados a realizar, porque no se nos reconoció a la primera de cambio, sino que fue un proceso en el tiempo.

Desgraciadamente esto no se ha vivido de la misma forma en España en estos últimos años, y me doy cuenta de que pese a los grandes esfuerzos, no hemos entendido desde nuestros centros de formación que es en realidad ser guia de montaña.

Realmente una formación que se aprende con la experiencia y la actividad no debe ni puede ser sustituida por un trabajo fin de carrera ni por interminables clases teóricas. Pese a que los alumnos estén preparados físicamente, hay algo que no se puede sacrificar en nuestra formación y es ni mas ni menos que el concepto de seguridad. Ese temor que estoy seguro que todos los profesionales han sentido alguna vez ante una travesía, un paso, etc., y que con la experiencia te das cuenta que ha servido para salvar la vida de tu cliente y además la tuya.

La formación de guía tendría que cambiar y dar mas preponderancia a la actividad acompañando a personas, a anteponerse a las situaciones y al desarrollo del liderazgo y la paciencia.

Con este articulo los guías, que por cierto no firman personalmente sino que parece que se escudan unos en otros, demuestran poca paciencia en los procesos que sin duda estamos apoyando todos los demás en mayor o menor medida. Que quede claro que no hay nada que me llenaría mas de orgullo personalmente que el encontrarme con un guía mas joven que yo con la chapa y el reconocimiento internacional, pero para ello seria necesario que las instituciones o centros educativos dejaran de hacerse la competencia para ver como captan a sus clientes y que no mostraran fisuras en la formación, entender que un guía de montaña no es un entrenador de fútbol, que ni siquiera tiene nada que ver con una formación de profesor de esquí, y que es mucho mas que eso, pues se enfrenta cada día con sus clientes a situaciones totalmente diferentes, en las que además existe un riesgo real, cambiaría la concepción que incluso parece que se tiene en los centros formativos sobre el respecto y se llegaría a valorar lo que realmente vale, otorgando bastantes posibilidades en el futuro a los profesionales formados una cierta garantía de supervivencia en este entorno que hemos de pensar que es intrínsecamente impredecible.

Desde mi punto de vista ya no de guía, sino de empresario, encuentro un problema de futuro muy serio por la negativa de reconocimiento del título a nivel internacional. En mi pequeña empresa me veré obligado a no poder ofrecer servicios guiados a ciertas montañas de Europa con la legalidad necesaria, creo que es necesaria una solución, por eso reclamo a las instituciones implicadas que por favor se pongan de acuerdo y confíen en los representantes, apoyando y no creando mas polémicas.

Pensemos en apoyarnos en la experiencia y en tratar de ver nuestros errores en vez de achacárselos a los demás.

Juan Bazán.
Guía de Alta Montaña U.I.A.G.M.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International