Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 16 de Febrero de 2007

José Diego “Marine”, a la Iditarod trail. 1.800 kilómetros en completa soledad por el Gran Norte

Por   | 

José Diego, aventurero, ochomilista, escalador de elite, cicloviajero, y viejo amigo nuestro, se marcha en breve a la Iditarod. 1.800 kilómetros en autonomía, a pie, recuperando el espíritu de Jack London, tan sólo acompañado por la naturaleza de Alaska en invierno: oscuridad, nieve, tormentas, frío, osos, avalanchas, rotura de hielo en lagos. Uno de los retos más duros del mundo, tanto físico como psicológico

Foto: Iditarod Trail 2006 
El Gran Norte espera a Marine. 

José Diego Estébanez, “Marine”, es un viejo conocido de los lectores de Barrabés, tanto de web como de Cuadernos Técnicos. Cantabrón afincado y enraizado en el Alto Aragón, residente en Panticosa y miembro del Club Peña Guara de Huesca. Un alpinista muy especial. Como ya escribíamos hace tiempo para definirle, “a diferencia de otros montañeros de elite, su tiempo no está dedicado exclusivamente a las expediciones alpinísticas. En realidad, básicamente, su tiempo está dedicado a la Vida, así con mayúsculas. Tiene varios ochomiles, pero ha cruzado Islandia con su bicicleta de montaña, subiendo a cada volcán en actividad que se le ponía a tiro. Ha ascendido el McKinley, o el Everest en solitario sin ayuda de sherpas, pero ha pedaleado desde Hong Kong hasta el Tíbet. Es la primera persona en descender completamente con un kayak, en solitario, el Amazonas, desde su nacimiento en los Andes hasta el mar, pero tiene un muy alto grado de escalada en roca y hielo. Alpinista comprometido y ético, miembro profesional de los grupos de rescate, pero una vez cruzó andando y sin dinero el estado de Nueva York, o se perdió varios meses por Centroamérica con su bicicleta.”

Foto: Jeff Schultz, www.alaskastockimages.com 
La posible ruptura del hielo en las grandes travesías de lagos siempre está presente en la Iditarod. Foto: Jeff Schultz 

Ahora le llega el turno a la Iditarod Trail. Probablemente la prueba más dura del mundo, denominada la "Última Gran Carrera en la Tierra". Una prueba contra uno mismo, no contra los demás. Un desafío a la resistencia física y psicológica, en la cual habrá de recorrer 1.800 km (1.100 millas) teniendo como compañero de viaje la soledad, la oscuridad, la nieve, las tormentas, las dificultades para orientarse y la temperatura extrema. La organización también advierte de los peligros propios de una naturaleza salvaje como la de Alaska: osos, lobos, avalanchas, búfalos, mooses, deshidratación, hipotermia, rotura del hielo sobre los ríos o lagos, etc…

La IDITAROD TRAIL cruza Alaska por terreno nevado desde Anchorage hasta Nome, emulando a la Iditarod con perros, cuya primera edición se celebró en 1.973. Buena parte de la carrera, sobre todo la primera mitad, transcurre aún en la oscuridad del invierno boreal.

Comienza el 24 de Febrero, fecha en la que se dará la salida a los 32 participantes que están inscritos en versión esquís, BTT y a pie, de los cuales únicamente doce realizarán el recorrido completo hasta la localidad de Nome, ya que esta prueba está dividida en dos carreras diferentes en cuanto a distancia: una, llamada McGRATH, (finaliza en dicha localidad), tiene un recorrido de 350 millas (550 km) y la NOME, con un recorrido de 1.100 millas (1.800 km). En ambas carreras, cada participante ha de llevar consigo el material que considere necesario para sobrevivir durante el recorrido: saco, tienda, comida, combustible, hornillo, suplementos, baterias, etc...

Foto: Jeff Schultz, www.alaskastockimages.com 
El cruce de muchos pasos de montaña es otra de las complicaciones de la prueba. Foto: Jeff Schultz 

Hay tres categorías: a pie, con esquíes o con Btt. La categoría a pie, en la que participa Marine, tan solo ha registrado 3 inscritos este año.

En esta modalidad se permite el uso de las raquetas de nieve y se ha de transportar el material, de forma libre, bien en mochila o en pulka. Marine utilizará esta última.

Hay tres puntos de avituallamiento a lo largo del recorrido, y en cada uno de ellos la organización permite depositar una bolsa de 5 kilos con comida, baterías, vestuario. Esta bolsa se le entrega a la organización en Anchorage; el resto de lo que cada uno calcule que va a necesitar, debe ser acarreado en la Pulka.

Mucha suerte a Marine en este nuevo proyecto por la oscuridad del Gran Norte de Alaska. Su reto es poder realizarlo en 30 días.

En esta ocasión, Marine ha conseguido patrocinio para la carrera, debido al alto coste. Es ayudado por Cajacantabria, TSL Sport, Lowe Alpine, Oakley, Eroski, Powerbar, Altus y Teva.

Todas las fotografías pertenecen a Jeff Schultz, fotógrafo oficial de la Iditarod de perros desde 1.978, como él dice, por pura vocación ártica y fotográfica. Propietario de la agencia www.alaskastockimages.com, donde pueden verse y comprarse éstas y muchas otras imágenes del Gran Norte.

Página de la prueba: www.alaskaultrasport.com/iti_home_page.html


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International