Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 25 de Mayo de 2007

Edurne abandona el Annapurna con un sabor agridulce

Por   | 

Mientras sus compañeros Iván Vallejo y Fernando González acompañados del alpinista australiano Andrew Lock le transmitían la excelente noticia de que habían alcanzado la cima, Edurne Pasaban se veía obligada a desistir de su intento y regresar al Campo Base junto a Iñaki Ochoa de Olza que también tomó esa decisión ante el peligro, que entendían, suponía intentar escalar el serac que da acceso al Campo 4.

© Edurne Pasaban 
Llegando al Campo 3(6.500m) 

El martes 22 se convirtió para Edurne y sus compañeros de escalada en un día muy duro y difícil para intentar superar el serac que se encuentra por encima del Campo 3 (6.500m). Tras varios intentos, opiniones contradictorias y ante el peligro que suponía para ellos encontrarse debajo de un serac amenazante del que se desprendieron algunos trozos de hielo, a las 3 de la tarde, Edurne tomó la decisión de desistir de este primer ataque a la cima y regresar al Campo Base, acompañada de los dos sherpas, Iñaki Ochoa y el rumano Horia Colibasanu.

Por su parte Iván Vallejo logró superar el serac después de 9 horas y decidió quedarse a dormir en el Campo 3 con el resto de alpinistas para seguir intentando la cumbre. Cumbre, que finalmente alcanzó ayer junto a su compañero de expedición, el colombiano Fernando González y al alpinista australiano Andrew Lock. Con el Annapurna(8.091m) Iván Vallejo ya ha alcanzado la cifra de los 13 ochomiles, sólo le queda uno para completar los 14.


Carta de Edurne desde el Annapurna

Reproducimos íntegramente la carta que Edurne Pasaban ha escrito en su página web personal, dónde explica los motivos que le han llevado a tomar la difícil decisión de su retirada del Annapurna:

“Iván Vallejo, Fernando González y Andrew Lock acaban de llamar desde la cumbre del Annapurna, dándonos la excelente noticia de que están ahí los tres, pero con la preocupación que nos deja la voz de Iván ante una bajada que se presenta complicada.Son las 16.32 de la tarde del 24 de mayo. En este momento tengo sentimientos contradictorios. Primero una inmensa alegría por que mis amigos, después de todo el trabajo de estos 45 días, han podido llegar a la cima. Este también es mi éxito, el de Asier, el de Ferran, el de los sherpas Nurbu y Lakpa, y el de Santa, nuestro cocinero y Rinji, su ayudante. Y al fin y al cabo de todo el equipo de Al Filo... Este es un desafío individual pero sobretodo, ante una montaña como esta, colectivo. Ver a mi gran amigo Iván en su 8.000 número 13 me compensa todo el esfuerzo que he realizado. Pero también, y no os voy a engañar, me siento triste por que no estoy ahí con ellos.

Ya sabía antes de venir al Annapurna que no iba ser nada fácil. Las cifras de accidentes y los amigos que he perdido aquí imponen mucho respeto, y la sola visión de esa masa monstruosa de hielo y piedras impresiona por sí sola. Pero cómo siempre, cuándo empezamos a trabajar y a equipar la ruta, las preocupaciones se tornan más immediatas: la comida, la bebida, el material, las cuerdas... hasta que llega el momento del ataque a cumbre, la hora de la verdad. Antes de ayer me encontraba en el Campo 3 a 6.500 m. con Iván, Fernando, Andrew, Asier, Horia, Sergey e Iñaki. El serac que estaba por encima de ese campo no era lo que esperábamos ni mucho menos, y nos costó unas 8 horas superar 50 metros. Durante todo el día el serac fue desprendiendo cachos de hielo, y nosotros estábamos debajo. El temor era constante, y todo el día estuve oyendo el inconfundible rumor de las avalanchas que no cesan de caer a cada lado de esta inmensa pared.

Lentamente se fue superando ese tramo, pero el día iba pasando y poco a poco me iba desmoralizando. Para mi el serac era muy peligroso, no lo veía nada claro y mi estómago empezaba a tensarse. En definitiva, tenía eso tan humano pero que salva tantas vidas: el miedo. Por otro lado también pensaba en el reto de los 14 ochomiles que me he planteado, naturalmente, y que el Annapurna significaría en este momento el “paso del Ecuador” de este proyecto, un gran salto adelante después del cual todo sería mucho más claro.

Así que tenía que tomar una decisión muy difícil, en unas circunstancias y en un entorno muy complicado, pues Asier, mi compañero de cordada, tuvo que bajar por la mañana, ya que por la noche vomitó sangre. Pasan mil cosas en esos momentos por la cabeza, y sobretodo me pesaba el difícil inicio de año que he tenido con el accidente del Taillon, y la noticia de hace unos días de la muerte de Santi y Ricardo en el Dhaulagiri.

Así que opté por lo que mi estómago me dictaba: me voy a bajar porque tengo miedo, me siento sola y éste no es ni el lugar ni el momento para que yo tenga eso, porque me estoy jugando la vida. Con toda la pena dejé a Iván y a los demás, listos para asumir el riesgo de la montaña más traidora del mundo y ya bajando hacia el Campo 2 empecé a pensar en la próxima batalla de esta larga guerra que son los 14 ochomiles: el Broad Peak.

El Annapurna se queda aquí, y con mi retirada me llevo un amargo recuerdo pero muchísimas lecciones que sabré aprovechar. Lecciones técnicas, sobre cómo afrontarlo; físicas, ya que he confirmado que mi estado de forma era el que deseaba, muy alto; y psicológicas, de mejora de mi conocimiento interior en esas situaciones y de cómo mejorarlo.

Pero sobretodo me quedo con que he tomado una buena decisión en un momento muy difícil y, segurísimo que he acertado, porque bajar con vida del Annapurna es acertar. Para terminar me gustaría dar las gracias a todos los que nos habéis venido siguiendo en esta aventura que para mi no ha tenido el desenlace que yo deseaba. Estoy segura que también compartís conmigo la desilusión por la cumbre. Gracias.”


Edurne Pasaban


Más información: www.edurnepasaban.net, www.navarra8000.com


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International