Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 28 de Junio de 2007

La expedición Tunkasila finaliza con éxito tras cruzar Groenlandia de oeste a este

Por   | 

La travesía emprendida por Marga Clemente, Jaime Barrallo, Óscar Gómez y Manuel Mallo ha culminado con éxito tras 37 días de travesía sobre el casquete polar groenlandés. La expedición ha tenido serios problemas para llegar a buen puerto debido al mal tiempo y la abundancia de nieve blanda. Marga Clemente avanza en su proyecto de ser la primera española en cruzar Groenlandia y los dos polos sin asistencia aérea

Foto: Tierras Polares 
Luchando con la pulka en el corazón del Inlandis groenlandés 

El equipo ha conseguido atravesar la inmensa capa glaciar de Groenlandia de costa a costa sin ningún tipo de apoyo para acceder al hielo ni para salir de él. De este modo, la expedición se ha convertido en la quinta española en cruzar Groenlandia de oeste a este con esquís y sin utilizar ninguna ayuda. La primera travesía española tuvo lugar en 1986 y fue liderada por Ramón Larramendi. Además, Marga Clemente se ha convertido en la primera mujer española que cruza Groenlandia con esquís desde 1988. Su próximo reto, alcanzar los Polos norte y sur, está ahora un poco más cerca.

La expedición Tunkasila ha finalizado una aventura en la que se han sucedido vientos de más de 60 km/h, tormentas polares, grietas en el hielo, racionamientos de comida e interminables días de white out en los que cielo y tierra se confundían en el blanco. Después de arrastrar durante más de un mes trineos cargados con 80 kg de material -20 kg más que el propio peso de la más liviana de los expedicionarios-, el equipo perdió una media de 10 kg cada uno, soportando temperaturas mínimas de hasta -40ºC con viento.

Foto: Tierras Polares 
Campamento en medio de la inmensidad 

El final de esta aventura pasó por la travesía sobre un lago congelado salpicado de agua de deshielo, para después descender con todo el material por un acantilado. Desde allí, una pequeña motora pilotada por un capitán inuit fue la encargada de devolverles a un comienzo de civilización, el pequeño poblado inuit de Isortoq. Los tres compañeros contemplaron con emoción cómo la aventura tocaba a su fin tras 600 km de lucha sobre el hielo desde la costa oeste groenlandesa, avistando tierra por primera vez después de casi cuarenta días de expedición y vislumbrando un océano plagado de icebergs.

Las lágrimas se asomaron a los ojos de Marga cuando por fin comprobaron que habían alcanzado su objetivo. La experiencia de hielo, soledad y dureza extrema se tornaría en apenas unas horas en la calidez con la que les acogió la población de Isortoq. La sonrisa de unos niños descendientes de cazadores inuit fue probablemente el mejor premio para el equipo Tunkasila. Y es que esta travesía quiere ser no sólo la realización de una hazaña deportiva, sino también una llamada de atención a la situación de los pueblos indígenas en el Ártico ante la perspectiva del cambio climático.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International