Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 02 de Julio de 2007

El derretimiento del permafrost, ¿culpable del aumento de accidentes por caída de piedras?

Por   | 

El derretimiento del permafrost está provocando graves problemas en los Alpes, poniendo en peligro infraestructuras públicas y poblaciones. En nuestro país, las rocas cada vez están más inestables, al deshacerse el hielo que las cohesionaba. En estas dos semanas han sido varios los fallecidos por caída y suelta de piedras en altura. El año pasado, Israel Blanco y Carlos García informaban al liberar el diedro Narayán como habían tenido que cambiar espits de sitio porque las rocas en las que estaban colocados estaban sueltas al haber desaparecido el permafrost que las unía

Foto: www.swistext.ch 
Imagen de la falla del Eiger. Según los geólogos, se produjo por la desaparición del permafrost 

El derretimiento del Permafrost (tierra congelada que cohesiona las montañas) está provocando una inestabilidad mayor de la habitual en las zonas de montaña europeas. En los Alpes, montañas de mayor tamaño, el problema es más grave, ya que el permafrost es mucho más abundante, (sólo recordar que el 6% del territorio total suizo está conformado por Permafrost) por lo que no sólo afecta a la suelta de piedras, sino a la inestabilidad de montañas enteras, poniendo en peligro incluso localidades y muchas carreteras e infraestructuras de montaña. Recordemos el gran desprendimiento que ocurrió el año pasado en el Eiger.

En Sierra Nevada, la zona de permafrost es pequeña, y no está situada en lugares de gran riesgo de desprendimiento, aunque también hay que tomar precauciones. Sin embargo, en Picos de Europa y Pirineos se está empezando a detectar un aumento en la inestabilidad de determinados lugares rocosos, que quizás guarde relación con el aumento de accidentes por caída o suelta de piedras que se vienen produciendo. Este fin de semana, una gran piedra se soltaba en la zona del embudo, en la Garganta de Aísa, alcanzando a una montañera vasca, causándole la muerte. En Picos, un montañero vasco fallecía también por un desprendimiento de piedras. La semana pasada, otro alpinista caía en la cresta de Salenques al soltarse una piedra a la que se había agarrado. No son los únicos, han aumentado este tipo de accidentes.

Foto: Israel Blanco 
Se encontraron con numerosas lajas mal cohesionadas 

Siempre ha habido desprendimientos y suelta de piedras. Pero últimamente parece estar intensificándose su caída, sobre todo en zonas muy altas. El año pasado informábamos de la liberación del diedro Narayán, en la cara Norte de la Margalida, en el macizo Maladeta-Aneto, por parte de Israel Blanco y Carlos García, una vía por encima de 3.000 metros que resultó ser de 7b+/7c. Sin embargo, además del interés en sí de la noticia, dos cosas nos llamaron la atención de lo comentado por Israel y Carlos: la primera, algo ya sabido, es que los escaladores constataron que la vía tiene ahora 20 metros más que cuando se abrió hace tan solo 10 años, debido al retroceso del glaciar. ¡20 metros menos de grosor en 10 años!

La otra, que supone un dato directo de la situación del permafrost en el Pirineo, es que el hielo interno que une los grandes bloques de granito a más de 3.000 metros de altura estaba muy derretido. Incluso una gran placa de 1 metro por 1 metro se les desprendió. También tuvieron que cambiar algún spit ya existente en alguna reunión: “en las reuniones se cambió algún seguro, ya que había espits sobre rocas que, si bien en invierno están perfectamente soldadas a la pared, con el calor del final del verano amenazaban con venirse abajo enteras si alguien se colgaba sobre el anclaje introducido en ellas.”

En ese momento, ni los escaladores ni nosotros pensamos que esto era un síntoma del derretimiento del permafrost, más bien se pensó que era algo habitual al final de verano. Pero después, empezó a haber noticias respecto a estudios geológicos que indicaban lo contrario, aunque no exactamente referidos a nuestras montañas. Contrastando datos con otros montañeros y con algunos geólogos, se considera que es una situación inhabitual que está creciendo en intensidad. No sabemos hasta que punto esta tendencia está aumentando, pero si que creemos que no está de más tenerlo en cuenta y tomar las máximas precauciones en las zonas más expuestas. Quizás haya que llevar casco para determinados picos, aunque no haya que escalar, si se pasa por zonas con propensión a caídas, ya que ahora habrá más posibilidades de que alguna de ellas nos alcance. Y sobre todo, quizás haya que empezar a asegurarse en zonas algo complicadas, al aumentar la posibilidad de que se suelten agarres. La caída de la semana pasada en la cresta de Salenques ocurrió en una zona fácil de la misma, por lo que los dos montañeros no iban encordados, y a uno de ellos se le soltó una presa.

Repetimos, siempre ha habido desprendimientos y caídas, pero empieza a haber opiniones en el mundo de la geología, corroboradas por lo visto por los montañeros sobre el terreno, de que la desaparición del permafrost está aumentando notablemente la tendencia a la suelta de piedras y la inestabilidad en nuestra alta montaña.

¿Has notado alguna diferencia en estos últimos años referente a la estabilidad de las rocas respecto a ocasiones anteriores que has pasado por un lugar? ¿Crees que realmente el permafrost puede aumentar el riesgo en zonas de alta montaña? Opina sobre el tema y comenta esta noticia en nuestro foro


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International