Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 21 de Agosto de 2007

Comenzó la ultramaratón del desierto de Atacama

Por   | 

260 kilómetros por el desierto con menor precipitación del planeta. Por encima de 3.000 metros. 6 etapas, la más larga de 80 kilómetros. Cada corredor va en autonomía, y debe cargar con su mochila y todo lo que necesite, incluido el avituallamiento. Carlos García Prieto, UltraRun, se encuentra allí, tan solo un mes después de correr otros 250 kilómetros por el desierto de Gobi, y envía su crónica con las fuerzas que le quedan al terminar cada etapa. De momento las dos primeras crónicas

Foto: www.4deserts.com 
Un corredor perdido en la inmensidad del desierto de Atacama 

Continúa el circuito Racing the Planet, 4 carreras por los desiertos más extremos del mundo: Gobi, Atacama, Sahara y Antártida. Las reglas son sencillas. Han buscado los 4 puntos más inhóspitos del planeta. A veces se tiene que correr a 50ºc sobre cero, a veces a 40ºC bajo cero. Grandes distancias sin asomo de vida. Por si esto fuera poco, cada carrera consta de 250 kilómetros. Y los corredores tienen que cubrirlas en autosuficiencia. No hay avituallamientos, ni ningún otro tipo de ayuda. Tan solo les dan agua y un lugar en una tienda por la noche. Toda su comida y material, lo tienen que llevar ellos.

El domingo 19 comenzó, casi sin tiempo a recuperarse de la anterior paliza, hace un mes, en el Gobi, la ultramaratón del Atacama, en Chile. Allí se encuentra la zona con menor precipitación del planeta. Una de las más duras. Además, por encima de 3.000 metros toda la maratón. Son 260 kilómetros, divididos de la siguiente manera:

  • 1ª etapa: navegación por roca (50 kilómetros)
  • 2ª etapa: los cañones de las grietas (35 kilómetros)
  • 3ª etapa: A la sombra de los Incas (40 kilómetros)
  • 4ª etapa: Saladas sin fin (40 kilómetros)
  • 5ª etapa: Marcha de la muerte (80 kilómetros)
  • 6ª etapa: San Pedro (15 kilómetros)

    Como se ve, durísimo. La etapa de 80 kilómetros asusta, sobre todo después de haber hecho una media de más de 40 los 4 días anteriores. Pero cuidado con la 4ª etapa: 40 kilómetros corriendo por sal. Si corriendo por arena se destrozan por las heridas que les provoca, imaginemos que ocurre con sal: además de las heridas, el escozor podrá ser insoportable.

    Tras la segunda etapa, con las fuerzas que le quedan, Carlos envía su crónica, que reproducimos a continuación:

    Foto: www.4deserts.com 
    La carrera, a más de 3.000 metros de altura, transcurre por lugares de gran belleza 

    “ETAPA 1

    La gente se levanta a eso de las 6 de la mañana, al menos hay fuego de campamento y se está algo mas caliente.

    Yo me quedo un poco más pero a las 7, con -5 grados dentro de la tienda decido acercarme al fuego también y desayunar algo caliente, que al menos hay agua a montones.

    Briefing a las 7:30 y salida a las 8:00 con bastante frío, pero dado que o metía todo en el saco de compresión, o no entra todo en la mochila, así están las cosas.

    Hasta el CP1 son 12 K de subida y bajada por unas Colinas pequeñas pero con roca suelta que hace que correr sea bastante peligroso, a pesar de lo cual seguimos los de mi grupo al menos corriendo en los llanos y bajadas y caminando en las subidas…aquí no se regala nada.

    La vista de CP1 es impresionante, con la cordillera del altiplano y el volcán Licancavour al fondo. Pasado este llegamos a un cañón con grabados en la piedra que convierten el recorrido en una visita al museo.

    Foto: www.4deserts.com 
    Saltando por las cuestas de arena hasta el fondo del valle 

    CP2 llega y tenemos una espectacular vista de la cordillera de la sal, al oeste de San Pedro, lo atravesamos y seguimos hacia el cañón de la muerte, que calculo que es donde tenemos el campo 2.

    Una vez oí que se podía orinar en marcha y me decido a probarlo, …no os lo recomiendo, sobre todo con un ligero viento de “babor” un desastre…

    El cañón siguiente antes del campo es duro, todo cuesta arriba y sin nada de viento la temperatura sube,…y como.

    Pero todo se acaba y a 5K del CP3, ya se ve el campo 2. Muy curiosa la ubicación, como siempre, con la frontera de Bolivia delante y con un maravilloso río justo al lado, al fondo de un cañón, donde podemos lavarnos…¡increíble, ...lavarnos!

    Tengo la sensación de que veremos este río mañana, ya veremos.

    ETAPA 2:

    La noche ha sido mucho mejor, las cosas han cambiado, no digo que radicalmente, pero desde luego vivibles.

    Llegamos a -5 grados y el campamento ha sido un lujo, nada de viento, un pequeño riachuelo cerca y un paisaje de locura.

    La Etapa de hoy de presentaba muy bien, había ríos, dunas y 40 kilómetros por delante.

    Salida a las 7:30 y en 4 K ya estábamos en el cañón del río de San Pedro (perdón por mi ignorancia pero no se como se llama), conociendo a la organización de la carrera del Gobi, ya me imaginaba que no seria fácil, y efectivamente enseguida, ....a cruzarlo, una, dos, tres.....infinitas...

    El agua, con el cañón a la sombra, estaba más que helada, y cuando salíamos de cada cruce no sentíamos los pies.Llega un momento, divertido, eso si, que las orillas desaparecen y el cañón se cierra completamente, unos 3 metros de ancho y todos corriendo por el agua, unos 500 metros, ...los pies salen del congelador un poco más allá donde siguen los cruces hasta que por fin, iniciamos una maravillosa subida a un cordillera que nos lleva al Valle de Muerte.

    El paisaje desde allí arriba es impresionante, picos de la tierra roja que rodea San Pedro con la población un poco mas allá y el río que tantas veces hemos cruzado que se desliza inocentemente por el valle....el muy cabr…

    Foto: www.4deserts.com 
    Carlos, al término de la etapa, en el campamento 

    En un punto unos 300 metros por encima, nos hacen girar a la izquierda, hacia el cortado y con gran sorpresa vemos una enorme lengua de arena que desciende hasta abajo...un autentico placer, la bajamos corriendo como locos y casi todos gritando, ...estamos en el corazón del Valle de la Muerte y no se porque lo llaman así, porque es un sitio increíble, ...algo tendrá.

    Un cañón nos lleva con varios giros hasta la carretera de San Pedro a Calam , que cruzamos y siguiendo rumbo sur pasamos una zona de suelo arenoso que hace muy difícil correr.

    Esta parte final, aunque a mi se me hizo interminable, tiene poco que contar, un suelo terrible, como un fondo de lago seco que ha dejado grandes crostones de arena seca con formas irregulares, unos 6K, y que hace imposible de correr, y después de una pista, también interminable....hasta las lagunas Cejas, unas lagunas al sur de San Pedro, justo en el borde del Salar de Atacama y que son un paisaje espectacular.

    Alta concentración de sal, por lo tanto no nos bañamos , pero el entorno es algo que merece la pena.

    Descanso y fotografías a mansalva que espero poder enseñaros pronto.

    Mañana mas."

    Página de la organización: www.4deserts.com
    Fotos: www.4deserts.com


  • Síguenos

    Buscar en el archivo

    Texto a buscar

    Por fecha

      

    Por categorías









    Artículos más recientes

    Suscríbete al Boletín
    Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
    Síguenos
    Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
    Tiendas Barrabes
    Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
    ¿Necesitas ayuda?
    Envíanos tu consulta
    ESCRÍBENOS
    o llama al
    902 14 8000
    o con tu tarifa plana al 974 215 497
    (Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
    España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International