Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 22 de Mayo de 2001

Los castellano-leoneses en la cima del Everest 22 de mayo, 2001

Por Arancha Vega Rubio  | 

El martes 22 de mayo, a las 09:30 horas (de España), Tente Lagunilla, Pedro Rodríguez y Martín Ramos alcanzaban la cima del Everest por la cara sur, primeros en conseguirlo este año.

 
Los experdicionarios delante del Everest 

Esta mañana en León no se hablaba de otra cosa, tras varias semanas de incertidumbre, de hacer y deshacer planes, cuando los días para hacer cumbre se agotaban, tres miembros de la expedición han logrado alcanzar la cima del techo del mundo.

Hasta el momento de pisar la cumbre los expedicionarios no las tenían todas consigo, fue una ascensión complicada en un día muy frío.

Esta es la película de los hechos: en torno a la media noche, cuatro miembros de la expedición inician el ataque a la cima desde el Campo IV situado en el collado sur a unos 8.000 mts., Tente Lagunilla, Pedro Rodríguez, Martín Ramos y Miguel Ángel Rodríguez salen dispuestos a dar sentido a tantos esfuerzos y tantas esperanzas depositadas en ellos. Pero las condiciones no se lo van a poner fácil, a unos 8.300 mts. Miguel Ángel Rodríguez no puede soportar el intenso frío y tiene que regresar al Campo IV.

 
Ascendiendo al Collado Sur 

Poco después de que Miguel Ángel se diese la vuelta, alcanzan a dos sherpas de otra expedición que suben equipando, se trata de dos sherpas muy fuertes y con mucha experiencia que han coronado el Everest en varias ocasiones, tampoco ellos pueden soportar las bajas temperaturas y abandonan la ascensión cuando se encontraban en la cima sur, dejando el resto del itinerario sin equipar. Eran varias las expediciones que progresaban detrás de los castellano-leoneses y que se han retirado a causa de las condiciones de frío extremo.

Pedro, Tente y Martín deciden continuar, utilizando para asegurarse una cuerda de kevlar de las empleadas para equipar los tramos comprometidos, superan de esta manera el escalón Hillary y poco después, a las 9:30 hora española, llegan a la cima, los primeros en conseguirlo este año por la vertiente sur. La última noticia de ellos es de las 10:15, y al parecer se encontraban en la cima sur, donde se había quedado uno de los sherpas con oxígeno de emergencia, juntos descendían sin mayores problemas al collado sur donde pasarán la noche.

 
Pedro Rodriguez, uno de los alpinistas que llegaba a la cima hoy a las 9:30h (hora española 

Cristino Torío, en constante comunicación con la expedición desde León, nos ha suministrado amablemente esta y todas las informaciones referidas a la ascensión. Repetimos aquí la frase con la que despide su mensaje: "Se ha cumplido un sueño. Podrán ir más lejos, podrán ir más rápido, pero no podrán ir más alto".

La montaña es un hervidero de noticias que ha puesto en alerta máxima a quienes todavía no han hecho cumbre, los días que preceden a la llegada del monzón se agotan. Por la norte, Tibet, tres expediciones más han hecho cumbre el mismo día 22 de mayo, una colombiana, una suiza y una francesa, y también por la norte lo intentarán mañana, si el tiempo se mantiene estable, los valencianos de la UPV y el grupo de Al Filo de lo Imposible dirigido por Juanito Oiarzábal. Estaremos atentos.

Primeras impresiones de los integrantes de la expedición tras conocer la noticia de cumbre:

"Normalmente soy tranquilo y esperaba la llamada por radio desde la cima...

 
Tente Lagunilla en los días previos a la ascensión a cumbre 

A medida que fue transcurriendo la noche y luego la mañana, veía más claro el feliz desenlace. Además contaba con la ciega confianza en los cuatro que batallaban por encima de los ocho mil metros. Miguel Ángel luchó varias horas con la montaña pero el frío y el cansancio hicieron que tomara la sabia decisión de retornar al Collado Sur. A la montaña no sólo hay que conquistarla, también hay que salir de ella como se ha llegado, vivo y sin secuelas.

Nuestros compañeros tuvieron que sufrir el abandono de los que con ellos, y según lo que se había pactado, salieron del Collado Sur hacia la cima, de los sherpas de otras expediciones y de nuestros sherpas que les acompañaban.

Pero de repente Tente, Martín y Pedro se encontraron solos en la cumbre sur, a 8.748 metros de altitud. Ante ellos un pequeño pero imponente corte en el que muchos alpinistas se han dado la vuelta, el célebre escalón Hillary, y una afilada arista se mostraban sin huella y sin el equipamiento necesario.A partir de aquí, además del vínculo espiritual que les unía, decidieron materializarlo con un fino cordino al que se encordaron y proseguir firmes y decididos al punto de la Tierra por encima del cual sólo está el cielo. 8.848 metros.

Cuando Tente me llamó por radio, un nudo se hizo en nuestras gargantas y las lágrimas se deslizaron por unos rostros curtidos por el sol, el frío y el viento. Los balbuceantes gritos de alegría se hicieron ininteligibles aunque comprensibles por todos. Pedro, Martín y Tente habían hecho realidad sus sueños y los nuestros.

 
Martín Ramos, tercer integrante de la cordada cimera 

Aquí, en villa Khumbu, en la vertiente nepalí del Everest, nos hemos domiciliado más de 20 expediciones que agrupan a más de 400 personas que se "pasean" por la Ice Fall, por encima de las grietas del valle del Silencio, por la inclinada pared del Lhotse..., pero aún nadie había conseguido encaramarse a la cabeza de la diosa Chomolugma en esta temporada. Pero hoy, día 22 de mayo de 2001, a las doce y media de la mañana, tres castellano-leoneses, Tente, Martín y Pedro, han logrado la hazaña.

Mientras escribo estas líneas, sentado a la puerta de la tienda de campaña en el Campo Base, Miguel Ángel, que sigue en el collado Sur, me indica que nuestros tres compañeros están por debajo de los 8.500 metros, en una zona que podemos considerar segura, dentro de unas horas estarán en el Campo IV.En la cima, además de hacerse unas fotos con las banderas de rigor, ha quedado enterrada una foto de Samuel Rubio, aquél que una vez pensó, hace ya muchos años, que él podría haber subido al Everest. En mi cabeza bullen muchas ideas, sentimientos encontrados, imágenes de Instituciones
públicas y privadas de personas sin cuyo concurso esta hazaña no se hubiera podido llevar a cabo...

La Junta de Castilla y León, Caja España, Iberdrola, Retecal y Kenwood, con sus máximos dirigentes al frente, fueron los firmes soportes de esta aventura hecha realidad. Muchos familiares, amigos e incluso personas desconocidas fueron apoyos es este proyecto. Jaime Rubio, que a estas horas celebra el éxito a dos días del Campo Base, fue el motor de esta empresa, no sólo en la parte material, sino que con su desbordante entusiasmo y su gran corazón, transmitió la fuerza necesaria para asentar en el tiempo y el espacio la concrección de un sueño.

El 22 de mayo de 2001 quedará para siempre grabado en nuestras vidas."

Isidoro


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International