Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 07 de Octubre de 1999

Espeleología: muy cerca del récord del mundo de profundidad

Por Arancha Vega Rubio  | 

El 15 de septiembre finalizó la Campaña Picos "99 llevada a cabo por el Interclub Espeleo Valenciano (IEV) y un grupo de espeleólogos franceses. Su intención era la investigar una sima que podría llevarles a batir el récord mundial de profundidad -1.642 metros).

Este año la campaña estuvo formada por 10 espeleólogos del IEV y 25 por parte del Cocktail Picos. Para el porteo del material, nos reunimos todos en Arenas de Cabrales el día 24 de Julio y aprovechando el buen tiempo reinante se realizaron los porteos el día 25 conforme lo previsto. Se subieron un total de 3.050Kg de los cuales 600 pertenecían al IEV.

Foto: Espeleo Club Cántabro 
Cueva del Soplao (Rionansa, Cantabria). 

Una vez arriba, gracias a la ayuda de nuestros amigos-colaboradores Marino y Maribel (guardas del refugio de J.R.Lueje), la primera labor fue la del montaje de Campamento Base en las inmediaciones del refugio y el translado de los alimentos perecederos a una cueva que utilizamos como nevera. Esta labor realizada por compañeros del grupo Adrenalina de Moncada (Valencia) se extendió durante 4 días ya que el volumen del material y las malas condiciones meteorológicas dificultaban en extremo éste trabajo.

El día 1 de Agosto llega el primer y solitario expedicionario al campamento ya que el compañero que debería haberle acompañado sufrió un pequeño accidente que le impidió formar parte de la campaña.

Aún así este primer expedicionario estuvo trabajando solo hasta el día 8 de Agosto bajo la intensa lluvia y el frío en labores de campamento y balizamiento de rutas hacia las entradas de las simas, ya que una sola persona no podía comenzar los trabajos de instalación de cavidades que tuvieron que comenzar una semana después de lo previsto.

Fue el día 8 de Agosto cuando empezaron a llegar al campamento el grueso de la expedición. Para esta semana ya sumábamos un total de 17 espeleólogos que inmediatamente comenzaron a trabajar en los objetivos planteados.

En primer lugar se comenzó la instalación de la Torca del Cerro (T-33) trabajada el año anterior hasta -1.589m. y desequipada hasta -1.300m. por el equipo de septiembre ya que no presentaba continuaciones evidentes a estas cotas al desestimar la incógnita aguas arriba del río Marbregalo.

Se instaló un solo vivac en el lugar habitual antes del meandro Croustillant a -695m, éste consistía en dos hamacas calefactoras que han estado dando muy buenos resultados en estas cavidades.

La cavidad se instaló hasta -1300m. en la base del pozo del Sótano y comenzaron a entrar equipos para explorar las incógnitas todavía pendientes antes de desequipar por completo la cavidad. Se revisaron varios puntos donde la cavidad ofrecia interés de continuación (Base del pozo del Sótano, -1170 en la Sala Olvidar, Puits de Mègabloc a -1100m...) todas estas sin resultados interesantes. La cavidad hasta aquí no tiene ningún ramal que no estuviera ya explorado y topográfiado así que se comenzó con la desinstalación total de la cavidad a un ritmo bastante rápido, dejando la cavidad limpia de cualquier resto de cuerda o material.

Al mismo tiempo se estaba ya trabajando en la instalación de la Torca Idoúbeda, situada el final de la canal del Albo y explorada el año pasado hasta -1167m, donde un paso estrecho y con agua dificultaba la continuación. Esta cavidad mucho menos agotadora que la T-33 se equipó tambien en muy poco tiempo y se instaló un vivac en la cota -890m. también de las mismas características que el de la T-33.

Para el día 16 empezaron los primeros equipos de punta, equipando hasta su máxima cota (-1167m.) para revisar de nuevo y por dos equipos más el final de esta cavidad, donde la totalidad del aire de la cavidad se introduce de manera violenta junto al activo en una pequeña fractura vertical que presenta serias dificultades de desobstrucción.

En vistas de las nulas posibilidades, se ascendió desequipando las cuerdas en busca de nuevas galerias que pudieran superar este paso, encontrando mediante un largo pasamanos en la cabecera del P-62 Misty-Block la continuación de la galeria que sale desde la Sala Marianne. Ésta de dimensiones espectaculares, 15x15, es totalmente fósil y la cruzan dos aportes de agua, uno de ellos, la pequeña fractura que suponemos conduce el activo de la cavidad hasta su máxima cota.

La exploración en este sector resulta cómoda y confortable debido a la proximidad del vivac. En esta galería se equiparon varios pozos y resaltes donde el barro estaba siempre presente . Se siguió con la exploración hasta una gran sala de forma esférica colmatada de bloques en su fondo donde no existe corriente de aire ni continuación posible, remontando de nuevo hasta la pequeña fractura del aporte donde parece que profundiza un pozo de dimensiones impenetrables. Estudiando el croquis de la topografía deducimos que esta fractura es la misma que la del fondo a -1167m. Le Karcher.

Estamos a mitad de campaña y somos un total de 22 espeleólogos, la T-33 está desequipada totalmente, en tan solo una semana desde que se empezó a equipar. La Idoúbeda nos está poniendo dificultades pero continuan las entradas de manera ininterrumpida.

Foto: Colección Santiago Villanueva 
Coventosa (Asón, Cantabria). 

En el campamento se trabaja durante todo el día y con un tiempo todavía lluvioso en la limpieza del material y de las cuerdas embarradas que habían salido de la T-33, un total de 2Km. de cuerda y 180 anclajes con sus respectivas sacas.

Nos empezamos a plantear la instalación de la T-31, nuestro siguiete objetivo, una cavidad descubierta en el año 88 y explorada hasta el año 91 por nuestros colegas franceses. Esta cavidad profundiza hasta -570m. y está situada a una altitud de 2.168m.s.n.m. Termina en un caos de bloques que está presente desde -300m. hasta su fondo y en donde desaparece la corriente de aire. A -300m. existe una gran sala (Salle Zarma) donde la corriente de aire sí está presente.

Lo más decisivo de esta cavidad, es que se ubica a pocos metros de la T-33 y si se forzara una continuación, sería muy probable que conectara con la T-33 en la Sala Zèpafini -1036m. cosa que se deduce por la dirección de las cavidades y por el sentido de las corrientes de aire.

La T-31 absorve aire, signo de boca superior del sistema y en la Salle Zèpafini de la T-33 se observa un cambio del sentido del aire de la cavidad en este punto. Recordemos que el sector intermedio de la T-33, entre -700 y -1020, tiene la corriente de aire en sentido inverso al normal que debería de ser descendente ya que se trata de una entrada superior al Sistema.

Por todos estos motivos decidimos atacar a la T-31 y no a la TR-24, objetivo marcado de la expedición en la que se podría conseguir un récord mundial de profundidad con -1642m. y tan solo 10m. más por encima de la Sima Lamprechtshofem.

Con esta nueva posibilidad en la T-31 hemos preferido esperar y trabajar para conseguir una profundidad total de -1.738m. y así batir éste récord en 96m. más, cifra mucho más interesante.

Se localizó de nuevo la boca de T-31 realizando una escalada en las paredes de los Cuetos del Trave de más de 30m. y se equipó en fijo.

Antes de atacar a la cavidad nos esforzamos los equipos que quedábamos en el campamento en aclarar la situación en la Torca Idoúbeda, realizando entradas de revisión y topografía en el sector fósil tras el vivac sin de momento encontrarle una continuación viable.

El día 22 de Agosto ya sólo quedamos 7 expedicionarios y se sigue trabajando el la Idoúbeda durante cinco días más hasta el relevo de Septiembre que seguirán trabando en estos objetivos con un total de 8 expedicionarios más.

Es en la primera semana de Septiembre cuando tras intensas jornadas en la Idoúbeda buscando posibles continuaciones se da por hecho que la cavidad no continúa y se decide desinstalarla completamente y darla por concluida.

Es por esto por lo que se comienza a instalar la T-31, descendiendo los primeros pozos para repasar las incógnitas que se reflejaban en la topografía.

Lo que ninguno de nosotros podría imaginar es que la esperada continuación la tuviéramos tan cerca. En el segundo pozo se localizó una importante ventana que absorvía la mayor parte de la corriente de aire de la cavidad. Continuará...

David Maragliano
INTERCLUB ESPELEO VALENCIANO


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International