Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 13 de Septiembre de 1999

Comienza el baile en el Cho-Oyu

Por Arancha Vega Rubio  | 

La expedición extremeña que partió el 29 de agosto con la intención de realizar la ascensión del Cho-Oyu (8.201 metros), ya está en el Campo Base avanzado. Si todo va según lo previsto, realizarán la primera aproximación al C1 el día 13 de septiembre.

Foto: Mountain Images 
Panorámica con el Cho Oyu al fondo. 

El seis de septiembre (lunes) llegaron al Campo Base chino, situado a 4.700 metros de altitud. Allí comenzaron a coincidir con otras expediciones (americanas, coreanas y eslovenas) que compartían el mismo objetivo. Después de una semana comiendo la típica comida tibetana -arroz y alguna verdura-, pudieron deleitarse en el CB chino con una buena olla de espaguetis, minipizzas de queso y fruta; algo que ha ayudado bastante a subir la moral. Al día siguiente ascendieron a una montaña de 5.050 metros para ir aclimatándose. La meteo sigue siendo mala y acostumbra a nevar, llover e, incluso algún día graniza. El miércoles 8 recogieron los trastos y siguieron la ascensión hasta el que va a ser su Campo Base. Salieron por un valle enorme y tuvieron que cruzar varios ríos que descienden desde los glaciares. "Esto fue de todo menos cómodo -comentan en su página web- pues además de tener que soportar un agua helada sin botas ni pantalones (muy sexis todos), tuvimos que soportar las fuertes corrientes de esos cursos de agua."

Por fin el jueves 9 de septiembre llegaron a lo que va a ser su hogar durante aproximadamente 25 días. Allí se enteraron de que no estaban a 5.450 metros, como pensaban, sino a 5.700.

 
Los miembros de la expedición, revisando las tiendas de altura. 

El clima sigue sin acompañar a los expedicionarios y tuvieron que permanecer en las tiendas todo el viernes. Días así se emplean en jugar a cartas y en recordar a todas las personas que se han dejado en casa, familia y amigos. Pero también es cierto que en un Campo Base suelen pasar cosas divertidas o, cuando menos, interesantes. El mismo viernes llegó hasta allí el oficial de enlace chino acompañado por dos militares de uniforme de campaña con sendas metralletas. Estaban buscando un grupo de expedicionarios alemanes que, según las autoridades, no contaban con el debido permiso de ascensión, ya que habían llegado hasta la montaña a través del collado de Nagpa-La, frontera entre Tibet y Nepal. Se ve que dos de los tres alemanes habían huido a través de ese collado y al tercero se lo habían llevado detenido.

La aclimatación comienza a ser efectiva y empiezan a desaparecer los dolores de cabeza. Uno de los guías de las otras expediciones les ha comentado que la montaña es dura, básicamente por el tema de la climatología. Como muestra, un botón: el año pasado, de los 25 escaladores que llegaron al C3 (7.500 metros), sólo dos consiguieron hollar la cima. Pero eso no debe mermar sus ánimos y, junto con Pasang Sherpa (el guía de altura) han quedado en comenzar hoy la instalación del C1 a 6.400 metros de altitud.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International