Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 30 de Junio de 1999

Más boulder

Por Arancha Vega Rubio  | 

Mucho se está escribiendo últimamente sobre el boulder. Se habla de una nueva moda, de un método de entrenamiento, de un juego, una modalidad de escalada… En definitiva, lo importante es que SE HABLA.

 
Uno de los problemas planteados por Jim Holloway. 

Como todo, con sus detractores como disciplina autónoma, y sus defensores por lo mismo. ¿Forma parte de la escalada, o es otra manera de escalar? Y yo me pregunto: ¿es necesaria tanta acotación? Algunos dicen que es una nueva moda, pero lo cierto es que ya se empezó a hablar antes de los años 70, y de eso hace más de veinte años… John Gill fue el creador del boulder moderno. Evitó la técnica de los tres puntos de apoyo y lo orientó como un fin en sí mismo, no como un entrenamiento para la escalada. Años más tarde Jim Holloway planteó problemas de pasos en boulder que aún han desafiado a los escaladores 20 años después.

La historia de los bloques comienza a principios de siglo. Una de las zonas más famosas de boulder, Fontainebleau, reúne escaladores alrededor de los bloques y convierte a estas formaciones de roca en una especie de laboratorio de pasos. Recientemente, uno de los últimos encadenamientos en esta zona de boulder es el realizado durante la última Semana Santa por Oscar Martínez. La vía, "L"Ange maif" (7c/7c+), un bloque que tiene un solo paso pero que es dificilísimo.

Se habla de boulder como una forma de escalada porque en el bloque hay que mantenerse a la vez ligero y potente. Hay que acostumbrarse a cada hendidura, estudiarla, entrenarla y al final conocer cuál es la postura adecuada para asirse a ella.

La sensación de trabajo ante un bloque se podría equiparar a la de una vía larga de escalada hasta que se consigue encadenar. Jacky Godoffe cuenta que es fascinante estar delante de un bloque, conociéndolo, ensayándolo, palpándolo y hasta limpiándolo sin saber si es posible ascenderlo. Pero que la experiencia te empuja a subirlo y cuando lo consigues, cuando estás arriba, desde allí puedes ver que no sólo no has tachado una línea de tu lista, sino que la has añadido. Todo vuelve a empezar de nuevo, tienes un nuevo renglón que no sabes si la siguiente vez conseguirás rellenar tú u otro, y que incluso, puede que nadie. ¿No pasa lo mismo al encadenar una vía?

 
Competición de Boulder. 

Pero algunos escaladores de vías largas opinan que el boulder no "tiene lo mismo que la escalada". ¿Se refieren a la altura? Hay bloques que tienen una altura de más de 5 metros, lo que significa que ante una caída la lesión es muy probable y, de todos modos, cada cual tiene su extremo; un nivel propio y personalizado que le hace llevar al terreno de la duda: "¿Lo lograré?"

Ni todo es blanco ni negro; ni tanto, ni tan calvo. Más sensato sería dejar que cada cual disfrute del boulder como mejor le parezca. Sirve para entrenar y también para divertirse. Lo bueno, no es necesario tanto material para hacer bloques, y a la vez, según su ubicación geográfica o la estación del año, cambia. Lo malo, no sé.

Los movimientos utilizados en boulder son dinámicos. Hay veces en las que no hay más fuerza para realizar un bloqueo y alcanzar un agarre. Este tipo de movimiento no sólo es la solución, sino que ahorra energía. Además, para realizarlos correctamente, no hay que pensárselo dos veces; no hay que malgastar fuerza con el "tres y salto".

Todos nos quejamos de que aquí las cosas llegan más tarde y cuesta que se afiancen, pero en Aragón (Moncayo), en Cataluña (Montserrat), en Málaga o Madrid y, en definitiva en cualquier escuela de escalada, se puede practicar y/o descubrir el boulder. Como dice Chris Sharma, campeón americano de escalada de (17 años) al hablar del secreto de su entrenamiento: "Escalar cuando uno quiere. Escalar lo que quieras. Escalar es algo mental, en cualquier caso." Y es que para él entrenar no es algo que contenga una connotación negativa, porque entrenar, es escalar. Ya sea en bloques, en rocódromo o haciendo largos en roca natural.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International