Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 03 de Junio de 1999

El Pirineo Aragonés va camino de ahogarse

Por Arancha Vega Rubio  | 

El pantano de Santa Liestra, en la Alta Ribagorza, no es más que el primero de la lista. Los intereses económicos privados de las hidroeléctricas van a pasar por encima de 4.000 vidas, el modus vivendis de una comarca y el disfrute de la naturaleza de un país.

 
Vista de Santa Liestra y los terrenos donde se construirá la presa del pantano. 

Existe un anteproyecto para realizar la construcción de un pantano en el prepirineo aragonés. El embalse ocuparía las tierras de Sta. Liestra, Besians, Perarrúa, Las ventas de Sta. Lucía, Torre de Obato, Torre de Ésera y tierras de Graus, además su cola llegaría hasta los términos municipales de Morillo de Liena y Navarri, un total de 10 municipios con 4.000 habitantes. Los afectados ya han recibido la carta que anuncia el principio de las expropiaciones, justo después de las elecciones. Pero además de este proyecto, existen otros dos que anuncian futuros embalsamientos en el cauce del Ésera.

La razón de la construcción de esta obra hidráulica es poder abastecer el agua necesaria a las zonas de regadíos tanto de Aragón como de Cataluña.

El Problema

Según tres informes sobre el proyecto, realizados en la zona y analizando tanto la composición geológica, como la ubicación y los antecedentes, se alerta de la alta peligrosidad de esta construcción. Tanto los informes realizados por la Universidad de Zaragoza, como los de la Universidad Autónoma de Barcelona, como los realizados por la consultora privada CIVILTEC, e incluso un informe realizado por el Instituto Tecnológico Geominero de España, denuncian que existen dos problemas básicos para la construcción de este embalse:

 
Infografía de la presa. 

Por un lado, el estribo izquierdo de la presa se apoya encima de una zona deslizada. Por otro lado, en gran parte de la ladera izquierda del embalse existen deslizamientos muy importantes, pudiendo hablar de millones de metros cúbicos. Estos deslizamientos son peligrosos porque su movimiento es uniformemente acelerado y pueden alcanzar velocidades superiores a los 10 m/sg. La causa fundamental de los movimientos se sitúa en la conjunción de una estructura favorable a los mismos, y por la sismicidad moderada de la zona. Además, un deslizamiento de los terrenos, podrían provocar una ola expansiva que afectara a pueblos situados en el Alto Ésera.

En definitiva, la tipología de la situación y los movimientos es similar a la del embalse de Baiont (Italia), donde en 1963 un deslizamiento por la estratificación mató a 2.600 personas en un área de tres pueblos.

Aparte de las condiciones del embalse, es necesario pensar también en cómo afectaría esta obra a las vías de comunicación terrestres. La nueva carretera quedaría anegada por el embalse y debería construirse otra que circulara por el margen derecho del río. La construcción de esta nueva carretera, disminuiría la llegada del turismo a los pueblos de esta parte del Pirineo -una de sus fuentes de ingresos más elevadas-, y una vez construida la vía de comunicación, ralentizaría el tráfico por los siguientes motivos: sería más larga, tendría más curvas, ostenta un riesgo de desprendimientos más elevado que la anterior, y además, dado que el pantano se sitúa en una zona de deslizamientos, podría irse al garete en cualquier momento.

La Solución

Si el problema es la falta de agua en las zonas de regadío, existen otras alternativas. Se puede utilizar el agua subterránea del acuífero aluvial del Cinca, que podría proporcionar los caudales necesarios a un costo más aceptable y con inversiones mucho menores. También se pueden utilizar las aguas subterráneas del acuífero carbonatado del borde Sur pirenaico como los descubiertos hace año y medio en el Congosto de Olvena. Y como medida no sólo de solución, sino también para evitar un gasto innecesario, podría mejorarse la regulación y construcción de nuevas balsas como las ya existentes, realizadas por los regantes del Canal de Aragón y Cataluña.

El problema de estas alternativas es que no se pueden utilizar para crear electricidad. ¿Y a quién perjudicaría eso?

El futuro del Pirineo debe estar en sus gentes, en su territorio y en conseguir del paisaje una marca de calidad, no en un Plan de Restitución inundable a corto o medio plazo, si una catástrofe no se lo lleva antes por delante.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International