Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 19 de Mayo de 1999

Descensos de snowboard

Por Arancha Vega Rubio  | 

Dice el refrán que "año de nieves, año de bienes", y este año ha sido un buen invierno de nieves y hielo. Nos ha dejado triturar agua helada, en paredes y cascadas, donde pocas veces habíamos imaginado escalar. O nos ha permitido escalar rutas que desde hacía muchos años sólo soñábamos ansiosos.

Dice el refrán que "año de nieves, año de bienes", y este año ha sido un buen invierno de nieves y hielo. Nos ha dejado triturar agua helada, en paredes y cascadas, donde pocas veces habíamos imaginado escalar. O nos ha permitido escalar rutas que desde hacía muchos años sólo soñábamos ansiosos.

 
Jordi Tosas entrenando en el Hospital de Benasque, pocos días antes de enfrentarse a pendientes de más de 60º. 

Y luego vino la nieve. Mucha nieve que cayó progresivamente y en gran cantidad. Transformándose y asentándose para que nosotros desenvolviéramos el regalo en primavera. Ahora las altas temperaturas y el viento han dejado el terreno peligroso para los próximos meses pero, todavía no es tarde, y el verano aún está lejos. La tabla sigue encerada y los cantos afilados.He aquí una relación de itinerarios que, aparte de clásicos del alpinismo en cada una de sus respectivas regiones geográficas, son bellísimos descensos del mundo del snowboard. Realicé tres de ellos. En el otro las malas condiciones meteorológicas de la segunda semana de mayo, me dejaron con la ansiedad de la espera de una próxima vez. Y es que en el extremo, es mejor esperar que no poder volver a intentar.

Todo empezó en los Pirineos...

COULOIR DE GAUBE (VIGNEMALE, Pirineos)

 
Cara Norte del Vignemale, descenso por el Couloir de Gaube. 

Es el más bello corredor pirenaico. Llegar hasta él es siempre un viaje a los recuerdos de juventud. Es regresar a la pared más salvaje de nuestras montañas. Es siempre un eco de dudas, de la actividad que ahora vamos a desarrollar, en la piel de este pico. Y entre pinos, agua y nieve, se llega al acogedor refugio de Owlettes. Camino éste que tuve que realizar varias veces para conseguir encontrarlo en su punto, unas veces encontré demasiada nieve y otras aludes barriéndolo todo.

El Couloir de Gaube es un descenso encajonado, obligado con dos resaltes que cortan la fluidez de los virajes y a los cuales debemos mostrar máxima precaución dado que son de hielo de fusión. El descenso empieza bajo la cascada de hielo de salida del corredor. Ésta es la parte más estrechas y de más pendiente del descenso. Y a lo largo de unos 250 metros hasta llegar antes de la "Y", se deben tomar precauciones, como no abrir los virajes para evitar golpear con las paredes. Las pendientes pueden llegar de forma puntual hasta los 60º, aunque la medida se mantiene en 50º. Hay que poner especial atención a los resaltes. Si no hay mucha nieve, se debe sacar la cuerda para pasarlos. No hace falta montar un rappel, se pueden pasar con un pasamanos. Después de la "Y" quedan unos 300 metros de virajes más, el desnivel es de 45º de media con un salto final de rimaya.

AIGUILLE DU MIDI (Chamonix, Alpes)

¿Quién no la ha visto iluminada por la luna desde Chamonix, esas noches de invierno, al meterse en el saco de dormir? ¿Cuántos ojos han recorrido todos sus secretos desde el cable infame del teleférico?

 
Vista del descenso de l"Aiguille du Midi, en una fotografía tomada en verano. 

Pocos descensos de extremo impresionan tanto como este: un horizonte que vuela al vacío entre rocas y espolones. Este año el Frendo deberá volver a esperar nuestras tablas. La semana pasada, otros tuvieron más suerte. Tal y como están las condiciones, me decido por el Col du Plan. Un descenso que ya había sido realizado con esquís anteriormente y que esta temporada ha visto varias repeticiones. Se llega a él bajando la arista Midi-Plan desde la estación superior del Teleférico. Una vez en el Col du Plan empieza la bajada.

Se empieza en una sección amplia en la que es obligatorio virar cerca de las rocas del Rognon du Plan para evitar ir a la zona más rota de la izquierda. Las pendientes suelen mantenerse a 50º. Poco a poco se va encajonando y se debe tener mucha precaución, porque este couloir desemboca en un muro vertical. Aquí se monta un rappel, en la reunión de subida de esta ruta. Realizado este rappel, se sigue el descenso con precaución a las rimayas que se encuentran en la parte baja.

BREITHORN (Zermatt, Suiza)

 
Descenso por la Cara Norte (arista Trifti). 

Desde el refugio de Gandegg, en plena estación de esquí, su cara norte aparece como un amasijo de seracs y rocas impracticables en el descenso. Pero la arista Trifti recorre la lógica de esta cara norte alpina por pendientes que nunca superan los 55º. Es un descenso técnio en el cual no podemos perder la línea de la bajada, pues es fácil ir a uno u otro lado pudiendo entrar en secciones mucho más difíciles y comprometidas.

Saliendo de la arista entre las dos Breithorn se vira manteniéndose a la izquierda para pasar el primer serac por ese lado. Con la nieve que había no hizo falta tirar de cuerda. Unos derrapajes más y se llega a una pala que conduce a la arista rocosa del Trifti. En esta zona es muy importante controlar las grietas y rimayas, dado que las barreras de seracs que nos separan de la arista rocosa Young forman campos de grietas difíciles de controlar. El descenso se realiza por la parte izquierda de la zona rocosa. Ya en la parte inferior se debe rectificar la línea de descenso hacia la derecha, flanquear las rocas y descender una bella pala de nieve que desemboca en el Galciar de Theodul. De no hacerlo así, se quedaríamos suspendidos sobre las barreras de seracs al lado de la arista young. Dada la complejidad de estos 1.200 metros de cara norte, es muy recomendable descenderla para estudiar la bajada.

CERVINO (Zermatt, Suiza)

Estos 1.200 metros de triángulo blanco rompen las vistas del valle por su excepcional poética y brutal belleza. No haber podido completar su descenso fue un golpe, al principio insoportable, pero luego se convirtió en el regalo de alargar el sueño no conseguido, para poder volver allí con los piolets y la tabla de snowboard.

 
Descenso por la Cara Este del Cervino. 

El descenso de la cara Este del Cervino es largo y comprometido. El hecho de tratarse de una pared rocosa nos obliga a realizarlo en condiciones de máxima innivación, con el consecuente peligro de aludes en una pared de hasta 50º. Tiene una regularidad y continuidad totales.

El descenso de la cara Este del Cervino es largo y comprometido. El hecho de tratarse de una pared rocosa nos obliga a realizarlo en condiciones de máxima innivación, con el consecuente peligro de aludes en una pared de hasta 50º. Tiene una regularidad y continuidad totales.

Jordi Tosas

Esponsorizado por: Polar Mountain, Salomon, Bollé, Roca, Grivel y No Fear.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International