Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 18 de Enero de 2001

Everest, La sustancia de los sueños

Por Arancha Vega Rubio  | 

El documental emitido el pasado 7 de enero en La 2 de TVE narraba la aventura deportiva del equipo de Al Filo de lo Imposible en la montaña más alta del mundo, el Everest.

 
George Mallory e Irvine, durante la expedición de 1.924. 

En esta la tercera vez que "Al Filo..." volvía al Everest (alcanzaría su cima en 1992), regresaba con la firme intención de alcanzar, sin utilizar oxígeno artificial, los 8.848 metros de altura del Samargatha (nombre nepalí del Everest). La ruta que discurre a través de su Cara Norte era la seleccionada para llevar a cabo la ascensión. Para ello, el equipo se desplazaba, la pasada primavera, a la región de los Himalayas. Pero su proyecto documental no terminaba aquí: el Everest sería por primera vez escenario de la recreación, setenta y seis años después, de la ascensión de George Mallory y Edward Irvine en 1924. La atracción por la apasionante historia protagonizada por un grupo de hombres legendarios que en 1921, 22 y 24 realizaron las primeras expediciones al Everest, descubriéndolo como problema alpinístico, buscando el camino de ascensión y tratando de alcanzar su cima era algo que motivaba profundamente a los responsables del programa, animándoles a volver a la "Diosa Madre de la Tierra".

En la última expedición, en el 24, Mallory e Irvine desaparecieron mientras llevaban a cabo el último intento de cumbre. La duda de si lograron su propósito o no, ha provocado uno de los grandes misterios que ha llegado hasta nuestros días...

 
Cadiach-Mallory y Ceraín-Irvine en el Campo Base Norte del Everest, la pasada primavera 

Nunca antes se había intentado reproducir esta épica ascensión. Por eso "Al Filo de lo Imposible" ha seguido con rigor las huellas de aquellos pioneros británicos, rodando en los mismos lugares donde ocurrieron los hechos y grabando a dos de los miembros del equipo, los alpinistas Oscar Cadiach y Alberto Ceraín, quienes lucirían la misma vestimenta y utilizarían los mismos medios que los británicos en la histórica expedición.

DERROTADOS POR LA MAYOR MONTAÑA DEL MUNDO

"Estamos agotados pero satisfechos porque hemos sido vencidos en un combate legal; recordaremos el privilegio de haber sido derrotados por la mayor montaña del mundo pero volveremos al Everest... ¿cómo vamos a renunciar a nuestra propia esencia?"

 
Alberto Ceraín, en primer término, caracterizado como Edward Irvine. Detrás, el alpinista catalán Oscar Cadiach. 

Así finalizaba el programa especial del pasado 7 de enero, anunciando la próxima expedición que "Al Filo" llevará a cabo en la primavera del 2001.

El equipo expedicionario, formado por los alpinistas Juan Oiarzábal, Ferrán Latorre, Óscar Cadiach, Josu Bereciartua, Alberto Ceraín, Iñaki Querejeta y Juan Vallejo, no lograría culminar la ascensión -de hecho ninguna expedición lograría llegar a cima sin oxígeno durante la pasada temporada- llegando a instalar el último campamento a 8.300 metros de altura y alcanzando los 8.600 en un último intento realizado el 20 de mayo.

Durante la madrugada del que suponían iba a ser el "día de cima", tres de las expediciones españolas congregadas en la vertiente norte del Everest (Al Filo, IPIX y Retena Odisea) salían del Campo III (8.300 m) dispuestos a regresar con la cumbre en el bolsillo. Sin embargo, una terrible tormenta les impediría seguir más allá de los 8.600 metros. Un fortísimo vendaval, nieve y temperaturas inferiores a -20 grados pudieron provocar una auténtica tragedia, evitada en todo caso por la gran experiencia de los alpinistas que en esos momentos se encontraban a "escasos" 250 metros de la cima.

En palabras de Miguel Angel Vidal, líder de la expedición "Ipix al Tercer Polo", en aquellos instantes cada uno luchaba por su vida, pues "...al llegar al Segundo Escalón encontramos un lugar más o menos adecuado y allí nos paramos, a 8.650 metros, para resguardarnos del fuerte viento procedente del noroeste. Decidimos esperar al amanecer, momento en que se suele producir un cambio, una inversión en la temperatura (...) A las 7:15 de la mañana, coincidiendo con el amanecer llegaron el resto de expedicionarios y el tiempo comenzó a empeorar violenta, brusca y rápidamente... Durante el descenso una persona que iba tres puestos por delante nuestro se escurrió y se cayó...".

Con toda esta confusión y con un tremendo nubarrón negro que cubría completamente la cima del Everest la retransmisión en directo que Televisión Española iba a efectuar no fue posible, aunque, como señaló el director de Al Filo, Sebastián Álvaro ante los equipos de TVE : "estamos contentos porque todo nuestro equipo ha logrado llegar al Campo III (8.300 m) sano y salvo".

 
Ceraín, a punto de iniciar el rodaje para el documental de "Al Filo". 

LOS ALPINISTAS ACTORES

"Hemos establecido la ruta hacia la cima para quién desee emprender la gran aventura": con estas palabras George Mallory infundía en miles de corazones la ilusión de coronar las más altas cumbres, de explorar lo inexplorado y de ir más allá de los límites personales. Con esa misma ilusión y por la única razón común de las expediciones de subir una montaña "porque está ahí", el equipo de televisión emprendía un nuevo reto deportivo en el que la ascensión sin oxígeno y la recreación de la expedición de Mallory constituían los objetivos esenciales.

El documental reconstruye, en blanco y negro y con imágenes inéditas la historia de las primeras expediciones, para lo que fue necesaria la colaboración de dos de los miembros del equipo de televisión, Cadiach y Ceraín, quienes encarnaron, respectivamente, a Mallory e Irvine.

Cadiach, alpinista poseedor de un extraordinario currículum alpinístico, en el que se cuentan numerosas ascensiones -en la mayoría de las ocasiones primeras mundiales- como la ascensión al Nanga Parbat (8.125 m), Broad Peak Central (8.020 m), Shisha Pangma (8.046 m), Cho-Oyu (8.201 m), Makalu (8.475 m), Gasherbrum II (8.035 m), y al mismo Everest (8.848 m), en dos ocasiones y sin oxígeno, se vistió con ropas de época -botas de cuero, pantalones bombachos, sombreros de época...- al igual que Ceraín-Irvine, Josu Bereziartua-Noel Odell (compañero de expedición y última persona que les vería con vida) y Ferrán Latorre-Somerwell -compañero de expedición que alcanzaría, días antes que Mallory e Irvine la altura record de 8.570 metros- .

El equipo de "Al Filo" lograría filmar imágenes desde las rutas de aproximación hasta los 8.200 metros.

AL FILO Y SU RELACIÓN CON EL EVEREST: "LUCHAR Y COMPRENDER"

 
Uno de los expedicionarios de "Al Filo¡, camino del Campo I. Al fondo, la cumbre del Everest (8.848m). 

"Al Filo de lo Imposible" tiene ya una larga historia en común con la montaña más alta de la Tierra. La primera expedición comenzó en 1987. En el 92 el equipo de TVE volvería con los miembros de la Escuela Militar de Montaña de Jaca para culminar, el 15 de mayo los 8.848 metros a través de la Ruta de los Polacos.

Alcanzar aquel límite, el "Tercer Polo", se transformó en punto de partida de un increíble periplo que llevaría al programa a pisar los otros dos extremos del planeta: el Polo Sur Geográfico y, en el 99, el Polo Norte Geográfico.

Así, el equipo pretendía, con la nueva expedición del 2000, culminar el camino de conocimiento y aventura que abrieron estas expediciones en los años 20, afrontando este reto como lo definiría el propio Mallory: "Luchar y comprender. Nunca lo uno sin lo otro".


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International