Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 28 de Mayo de 2001

Semana de vértigo en el Everest

Por Arancha Vega Rubio  | 

Hielo duro como el granito al principio, intensas nevadas después, las expediciones habían trabajado bien pero los monzones se aproximaban y las posibilidades de hacer cumbre se alejaban. En una semana la mayoría de las expediciones presentes en las laderas del Everest alcanzaron sus objeti

 
Tente Lagunilla, Pedro Rodríguez y Martín Ramos en la cumbre del Everest 

La montaña los había recibido completamente helada, después de varios meses especialmente secos, el Everest mostraba de qué material está construido: un hielo muy duro, de ese que te obliga, incluso si llevas los crampones puestos, a estudiar cada paso si no quieres salir despedido ladera abajo. En la recta final de las expediciones, con todos los campos de altura montados o casi montados, el mal tiempo se abatió sobre la montaña, fuertes nevadas y vientos obligaron a los equipos a permanecer inactivos. Además los primeros en subir después del mal tiempo estarían obligados a abrir huella, un trabajo muy duro cuando alguien se mueve en torno a los 8.000 mts.

 
Collado norte a unos 7.010 mts de altura 

Los correos de las expediciones dejaban traslucir un cierto nerviosismo, nerviosismo que aumentaba sobremanera cuando por el Campo Base Avanzado corría como la pólvora la noticia de que una expedición iba a atacar la cumbre. Los planes se realizaban concienzudamente, previsiones meteorológicas varias, acuerdos con otras expediciones, ... para luego desmoronarse como castillos de naipes cuando a la montaña le daba por "toser".

Los días transcurrían inexorablemente, las fechas de caducidad de los permisos se acercaban, así como las de llegada del temido monzón, que deja la montaña impracticable. El jueves 17 de mayo las previsiones anunciaban una ventana de buen tiempo para el fin de semana, y ésta fue aprovechada por los miembros de la "Irvine and Mallory Research" para realizar la primera cima del año durante el fin de semana, cuando Terry LaFrance y Mike Otis en compañía de cuatro sherpas ascendieron por la cara norte.

Dos días después, el martes 22, fueron los castellano-leoneses los que rompieron el "impasse" por la sur, realizando la primera ascensión del año por esta cara al colocar a tres de sus miembros en la cima. El buen tiempo continuaba, así que los ataques a cumbre se sucedieron durante toda la semana.

 
La guipuzcoana Edurne Pasaban también estuvo en el Everest 

El día 23 fue un día especialmente productivo, la guipuzcoana de 27 años Edurne Pasaban, en compañía del ecuatoriano Iván Vallejo, accedía a la cima por la cara sur, y también por la vertiente nepalí ascendía el madrileño Carlos Soria a sus 62 años, el español de más edad en hacerlo y uno de los sexagenarios más en forma.

Sergi Mingote también aprovechó el miércoles para su ascensión, pero esta vez por la norte. Había salido del Campo III a la 01:00 de la mañana y 5 horas y 40 minutos más tarde conseguía alcanzar la cima "el momento más feliz de mi vida", confesaba.

Aquel mismo miércoles 23 alcanzaban la cima por la cara norte dos miembros de "Al filo de lo imposible" sin oxígeno artificial. El primero en llegar fue Juan Vallejo en torno a las 05:00, quien con un estado de forma excelente se adelantó en una hora a Juanito Oiarzábal. Juanito cumplía un sueño largamente acariciado, por fin había logrado ascender las 14 cimas de más de 8.000 mts. sin medios artificiales, aunque en el descenso tuvo graves problemas para alcanzar el Campo III.

 
Carlos Soria ha hecho cima a sus 62 años 

El 24 jueves fue el turno de los valencianos de la UPV por la cara norte. Tras atender a Juanito en su accidentado descenso de la cima, el jueves en torno a las 10:30 horas de Tibet llegó su momento de gloria de la mano de Jorge Verdeguer, único integrante de la expedición en conseguir alcanzar la cima.

Bien está lo que bien acaba, y en lo que respecta al Everest la montaña se ha mostrado, renuente al principio, pero generosa después para con los que la han cortejado. Ha habido lugar para ascensiones de todo tipo (más bien para descensos): Marco Siffredi, el muy particular "snowboarder" de Chamonix, lograba descender desde la cima con su tabla de snow a través del corredor Horbein, y también por la cara norte, Bertrand y Claire Roche despegaban de la cima por la cara norte con un parapente biplaza yendo a aterrizar en el Campo Base Avanzado.

CARA Y CRUZ DE UNA BUENA TEMPORADA EN EL HIMALAYA

 

Mientras la mayoría de los miembros de las diferentes expediciones lograban hacer cumbre los pasados 23 y 24 de mayo aprovechando la ventana de buen tiempo que la climatología les brindaba, tres alpinistas perdían la vida en las laderas del Everest.

El escalador austriaco Peter-Gerfried Ganner, miembro de la "Asian Trekking International Everest Expedition", moría el pasado miércoles al resbalar y caer por un precipicio de más de 500 metros durante la ascensión a la cumbre a través de su vertiente sur. El alpinista, de 56 años de edad, había alcanzado ya los 8.500 metros de altura de la montaña.

Por diferentes causas perdía la vida el alpinista australiano de 37 años Mark Auricht- primer ascenso australiano sin oxígeno del Makalu-, que llevaba a cabo la ascensión por la vertiente tibetana -norte- del Everest. Al parecer una infección causada por la altura extrema fue el motivo de su fallecimiento.

Alexei Nikiforov, de la expedición "Siberian Everest 2001", salía para cumbre el pasado 23 de mayo con dos compañeros más de su equipo. Alcanzó la altura máxima de 8.600 metros antes de tomar la decisión de volverse. Su estado empeoró, y el vivac que él y otros dos alpinistas se vieron obligados a hacer a 8.500 metros terminó por provocarle la muerte.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International