Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 31 de Mayo de 2001

Declaración de Picos de Europa sobre refugios y parques nacionales

Por Arancha Vega Rubio  | 

El pasado sábado 12 de mayo representantes de los Parques Nacionales de Aigües Tortes, Sierra Nevada, Ordesa y Monte Perdido, Picos de Europa, Teide y Caldera de Taburiente y portavoces de todas las Federaciones de montaña autonómicas con presencia en los Patronatos de los Parques y la FEDME se reun

Con la intención de aunar criterios y sustituir las prohibiciones por regulación, nace esta generalista Declaración sobre Refugios y Parques Nacionales, que crecerá, en cuanto a contenidos y profundidad, en las dos próximas reuniones que el grupo de trabajo tiene planteadas:

REFUGIOS DE MONTAÑA Y PARQUES NACIONALES
DECLARACIÓN DE PICOS DE EUROPA

I.- INTRODUCCION

 
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, situado en el norte de la provincia de Huesca, en la comunidad autónoma de Aragón. 

Los refugios de montaña tienen una larga tradición en los espacios que hoy delimitan los Parques Nacionales. El montañismo, a través de las Federaciones, los guardas de refugio y los montañeros, ha estado implicado en la preservación de muchos de estos espacios y ha dado sobradas muestras de su sensibilidad hacia la conservación de las montañas. Se trata de mantener ese valioso sentimiento de respeto hacia las montañas, compatible con la protección, el uso y disfrute de los Parques Nacionales. Desde una primera reunión realizada en el Parque Nacional del Teide en diciembre de 1999, el Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, conscientes de la importancia del montañismo en la conservación del medio de montaña y su disfrute, han iniciado una labor en común. Con este empeño se han celebrado posteriormente cuatro encuentros de trabajo: Sierra Nevada (marzo de 2.000), Ordesa (mayo de 2.000), Aigüestortes (noviembre de 2.000) y Picos de Europa (mayo de 2.001).

Estos contactos han fructificado en un valioso intercambio de conocimientos y experiencias, así como en la puesta en valor de los objetivos comunes que acercan a los montañeros y a la Administración de Parques Nacionales. Como consecuencia, se ha llegado a la elaboración de un documento de consenso que pretende contribuir a encuadrar satisfactoriamente los refugios de montaña como infraestructuras clave para el desarrollo del montañismo y para servir de ejemplo de una relación armónica entre el hombre y la naturaleza.

II.- DECLARACION

  1. Los refugios tienen que erigirse en ejemplo de la compatibilidad de la actividad montañera con la conservación de la naturaleza. Se debe tender a agrandar las montañas, alejando los refugios de las cimas y promoviendo para los usuarios accesos exclusivamente peatonales.
  2.  
    Parque Nacional de Picos de Europa. Constituye, con sus 64.660 ha, la mayor área natural protegida de España y la tercera del continente europeo. 

  3. Los refugios son base para la práctica del montañismo y tienen la consideración de infraestructura deportiva y de servicio público. Además de sus funciones deportivas y de apoyo a la seguridad, los refugios deben ser puntos de información y de difusión de los valores del Parque y de las pautas de comportamiento idóneas en su interior. Para ello, sus responsables estarán en coordinación con los equipos gestores y la guardería del Espacio Protegido. Las actividades vinculadas al refugio respetarán en todo momento la normativa sectorial y territorial de aplicación, acorde con los objetivos y principios inspiradores de los Parques Nacionales.
  4. Los refugios situados en el interior de los Parques Nacionales han de constituir un modelo de gestión de infraestructuras en el medio natural, extensivo a otras áreas de montaña. Ello implica conseguir una captación de recursos ambientalmente satisfactoria, un uso racional de las energías, una minimización de los residuos producidos y su reciclaje y evacuación, y unos sistemas de saneamiento y mantenimiento adecuados. A estos efectos las Administraciones competentes prestarán el apoyo que en cada caso resulte procedente para su adaptación progresiva.
  5. Los refugios deberán estar integrados en el paisaje y respetar el patrimonio cultural de la zona. En todos los casos se incorporará a los diseños constructivos y de funcionamiento el criterio de mínimo impacto visual y acústico, debiendo ser sometidos a un análisis de su incidencia ambiental.
  6. Tradicionalmente, a los responsables de los refugios de montaña se les ha llamado "guardas". Su trabajo, teñido de una buena dosis de vocación, desborda cualquier planteamiento puramente turístico y entra en el terreno del servicio público. Ya que se encuentran llamados a jugar un importante papel en la conservación del medio, deben establecerse fórmulas para que estos puedan participar en los programas de formación de las administraciones competentes que tengan relación con la actividad o que supongan el incremento del conocimiento de los valores y de la normativa de protección.
  7.  
    Parque Nacional del Teide. La gran caldera volcánica de Las Cañadas muestra en su centro los dos últimos y más elevados picos levantados por las erupciones volcánicas: el Teide y el Pico Viejo. 

  8. La capacidad de los refugios es limitada, estando condicionada por los objetivos de protección de los recursos naturales y de calidad de la visita. Los refugios tienen que restringirse a acoger el número de plazas que tienen asignado. Sólo en caso de emergencia podrá sobrepasarse la capacidad máxima del refugio. Se pondrán en práctica medidas activas para acostumbrar a los usuarios a reservar plaza previamente al desplazamiento. Orientado a un mantenimiento autosuficiente de la instalación y como contraprestación a los servicios recibidos, se establecerá un pago del que derivarán toda una serie de derechos. Los usuarios, alojados y no alojados, habrán de cumplir el reglamento del refugio.
  9. Se debe realizar un seguimiento de las actividades del refugio y de los parámetros ecológicos del entorno del mismo. Debe existir una transmisión fluida de información que incluirá datos sobre pernoctaciones, procedencia de usuarios, número de federados, accidentes de la zona, vías frecuentadas, así como observaciones y efectos sobre el medio natural.
  10. Los firmantes manifiestan su intención de continuar en la línea de diálogo y acuerdo emprendida mediante la creación de un Grupo de Trabajo Permanente integrado por representantes de ambas partes.

DECLARACIÓN FINAL

La presente Declaración deberá servir como referencia marco para cualquier futura relación entre el Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada y Federaciones autonómicas.

En Cangas de Onís, a 12 de mayo de 2001

Modesto Pascau Canales, Vicepresidente Segundo de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, y Responsable de Refugios, Acceso y Naturaleza y Senderos, nos comenta los pormenores de esta Declaración, "un parto difícil" en palabras de José María Nasarre, profesor de la Universidad de Zaragoza e investigador de los temas legales sobre deportes de montaña, que tendrá como consecuencia la regulación común a todos los Parques y Refugios."Nos juntamos por primera vez de forma colectiva en Canarias en 1999; convocamos un seminario en el que se presentaron varios ponencias y discutimos diferentes temas referentes a los refugios, instalaciones e infraestructuras, y a los refugios en espacios protegidos... después de esa reunión y en vista de lo "gordo" del trabajo que se planteaba nos volvimos a juntar posteriormente en Sierra Nevada, Ordesa y Aigües Tortes.Nace en el Teide también la preocupación del montañero federado por las prohibiciones en vez de por la regulación. Estamos de acuerdo con que exista una regulación, y totalmente en contra de las prohibiciones generalistas.""Cada espacio protegido tiene unos condicionantes diferentes y ha partido de un hecho diferente, y tiene una dirección o normas específicas....Los problemas que tenemos las federaciones con los parques vienen de la falta de criterio unitario del refugio, el parque y el organismo que lo gestiona. En esta Declaración no se entra en esos detalles pero sí se plantean cuestiones a los que los montañeros y las federaciones somos sensibles como temas de impactos y depuraciones....""Hemos ido mejorando en cuanto a la relación con los gestores de los Parques en esta Declaración hay un intento de acercamiento entre ambos, y suponemos que cuando hagamos el segundo seminario -previsto para los primeros días de noviembre en Huesca- habrá 3 o 4 cosas en las que seguro avanzaremos más, como por ejemplo la terminología utilizada en cada Parque, los senderos balizados en los Espacios Naturales Protegidos, equipamientos de zonas de escalada (...) por supuesto, en caso de que lo consideremos necesario trataremos cada uno de estos temas con los diferentes organismos o asociaciones encargadas de cada aspecto, como puede ser por ejemplo el ADEROC ( Asociación para la Defensa y Conservación de los Lugares de escalada en Roca) o la Asociación de Técnicos de Senderos...".


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International