Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 11 de Mayo de 2001

El proyecto del Monte Kailash

Por Alfonso Gallán  | 

La intención de Jesús Martínez Novas de ascender el monte Kailash -sagrado para hinduistas y budistas- ha hecho saltar la polémica. Jesús se defiende y nos explica cual es la intención de proyecto.

 
Imagen de un monasterio tibetano en los alredores del Kailash 

Puestos al habla con los representantes del Tibet en España, estos descartan toda posibilidad de que sea concedido un permiso de ascensión por parte de las autoridades refugiadas en la India. "En efecto, nuestro líder en España tiene previsto desplazarse a la India próximamente, pero es del todo imposible que tal permiso sea concedido, ello sería atentar contra las creencias de millones de personas. Esto es lo que hemos comunicado a las personas interesadas en el proyecto de ascensión".

El Kailash no es una montaña ni muy alta (6.714 mts.), ni muy comprometida, tampoco alberga rutas complicadas, de hecho jamás ha sido ascendida, pues según varias religiones -entre ellas la hindú y la budista- en ella habitan sus dioses. Es por ello que cuando el alpinista gallego Jesús Martínez Novas anunció su intención de realizar la primera ascensión recibió una lluvia de críticas, algunas tan cualificadas como la de Reinhold Messner, el cual declaró "Si comenzamos conquistando esta montaña, continuaremos por conquistar otras cosas que pertenecen al alma de otros pueblos. Le sugiero que intente subir una montaña un poco más difícil y más alta que el Kailash"

Jesús no ha permanecido indiferente ante todo esta polémica, su proyecto precisamente buscaba llamar la atención, pero por motivos bien diferentes. "Cuando con mi hermano ascendemos alguna cumbre aprovechamos siempre para lanzar un mensaje de preocupación por el estado del medio ambiente y la paz en el mundo, dos problemas que consideramos capitales, pero hasta ahora hemos tenido más bien poca repercusión en los medios".

 

Jesús Martínez tiene una gran experiencia en lo que a expediciones en el himalaya se refiere. Ha conseguido ascender las cumbres del Everest (8.848 mts.), Cho-Oyu (8.201 mts.), Dhaulagiri (8.167 mts.), Broad Peak (8.047 mts.), Gasherbrum I (8.068 mts.), Gasherbrum II (8.035 mts.) y Lhotse (8.516 mts.), además ha participado en expediciones al Annapurna (8.091 mts.), Shishapagma (8.046 mts.), Kangchenjunga (8.586 mts.) y Manaslu (8.163 mts.)

 

En su afán por hacer llegar al mundo este mensaje de paz y conservacionismo, Jesús pensó en ascender el Kailash. "Lo que me interesa no es subir la montaña, para mí lo importante es hacer llegar el mensaje é incluso implicar al mayor número de personas posible en él". Jesús quiere dejar muy claro que jamás ascenderá el Kailash si las religiones implicadas no dan su aprobación al proyecto, es por ello que se ha puesto en contacto con el colectivo tibetano en España y les ha solicitado que hagan llegar una carta al Dalai Lama. La oficina que los tibetanos tienen en Barcelona ya tiene la misiva en su poder, y según Martínez Novas uno de los miembros de la representación aprovechará un próximo viaje a la India para entregársela al Dalai Lama.

 
El alpinista gallego Jesús Martínez Novas intenta conseguir el permiso de los tibetanos para ascender al monte Kailash, sagrado para hinduístas, jainistas y tibetanos 

 

El Kailash es una montaña virgen que se alza 6.714 mts. sobre el nivel del mar en una región remota del Tibet. Su nombre en tibetano, "Kang Rimpoche", significa literalmente "El valioso monte nevado", la palabra Rimpoche (valioso) es el título de honor que las religiones del Tibet (tanto en el budismo como en el bon pô) otorgan exclusivamente a los mayores lamas de ambas tradiciones, los lamas reencarnados. Es sagrado para millones de creyentes de las religiones hindú, budista, jainista y bon pô y según la tradición sería la primera ascensión desde que en el siglo XI un santo fuese transportado a la cumbre "por los rayos del sol de la mañana".

En cualquier caso, la ascensión, de llevarse a cabo -por el momento la única persona presente en el proyecto es Jesús- no tendría lugar antes del verano del año próximo. Insiste en que aunque obtenga el imprescindible permiso del gobierno chino, no lo intentará sin el acuerdo de las religiones presentes en la montaña, de hecho le gustaría que se implicasen en el proyecto.

Extracto de la misiva enviada por Martínez Novas al Dalai Lama:

Declaración pública del proyecto: "kailas. Una luz en la oscuridad"

Somos montañeros. Al vivir una montaña nos sentimos plenamente integrados en ella. Nos sentimos plenamente integrados en la naturaleza. La altura que nos ofrecen las montañas, su soledad, su desafío, sus enseñanzas crean en nosotros pasión por la vida y por nuestros semejantes. Aprendemos en ellas el significado de la supervivencia y de la esperanza. La lucha. En sus cumbres sentimos la ansiedad de gritar que es posible conquistar la cumbre de nuestro futuro. El de la especie humana.

Somos conscientes. Nuestra actitud colectiva destruye nuestra existencia. No tenemos derecho a destruir todo lo que nos rodea. Tenemos la obligación de aprender de la naturaleza que nos hizo posibles. El ego, como el peor de nuestros demonios interiores nos lleva hacia una carrera alocada en la que cada vez existe menos reflexión y más desconfianza; menos civismo y más brutalidad; menos solidaridad y más individualismo (...)

 

Nuestra especie, en esa loca carrera hacia nuestra destrucción, quiere cada vez más poder y dinero. Para ello construye industrias que expolian la naturaleza para enriquecerse a corto plazo con el menor costo posible. Los dirigentes insensatos no dudan en expoliar también a los pueblos con situaciones de sobre explotación. Tampoco dudan en utilizar los pueblos para guerrear por aquello que la naturaleza ofrece como oro negro y seguir en esa carrera sin sentido de destrucción de nuestros semejantes y de nuestra naturaleza.

La acción. No es una cuestión de subir o no subir la montaña sagrada. Es una cuestión de acción colectiva para cambiar el rumbo de autodestrucción que en estos momentos llevamos. Queremos implicara a todos en la lucha por la transformación de nuestros hábitos destructivos. No somos nadie, pero soñamos con que millones de personas que ven en el Kailas la montaña sagrada se movilicen para exigir el respeto a la naturaleza y al ser humano. Medio ambiente y Paz. (...)

 

Para millones de semejantes el Kailas es una luz en la oscuridad. La Esperanza. Millones de personas que tienen la fuerza de su fe. Los representantes del Tibet en el exilio saben que no subiremos hasta su cumbre si no es con ellos. (...) Podemos realizar un esfuerzo común, que se nos permita subir a 200m de la cumbre de la esperanza y desde allí leer un comunicado en directo por TV sobre nuestro futuro como seres humanos y nuestra responsabilidad ante el cambio climático. Al mismo tiempo que realizamos la ascensión, y con anterioridad a la misma, Su Santidad El Dalai Lama podría con convocar a la comunidad científica internacional en unas jornadas sobre el cambio climático y sus consecuencias en 50 años sobre la Tierra en la ciudad de Santiago de Compostela. Europa. Este encuentro entre la ciencia y la fe (la esperanza) sería posible gracias a la generosidad del pueblo del Tibet, Su Santidad El Dalai Lama y La Montaña Kailas.

El Camino de Santiago ofrece la posibilidad de recorrerlo, El Vaticano puede ofrecer la posibilidad de hablar a todos desde su balcón, La Meca ofrece la posibilidad de circunvalarla, El Muro de Las Lamentaciones da la posibilidad de reflexión sobre nosotros, El Kailas da la posibilidad de subir a su cumbre (si el Dalai Lama lo considera)

(...) Soñamos con subir el Kailas, con millones de semejantes, con la esperanza de que desde su cumbre se podrá alumbrar a más millones de personas y dirigentes. Emitir un mensaje de Paz y de respeto la Naturaleza, un mensaje de que debemos dar una oportunidad al Ser Humano y de destruir el Ego.

Deseamos vuestro apoyo y deseamos apoyaros. Para ello contamos con millones de viajeros que ven en el Kailas una luz en la oscuridad.

Galicia, 3 de Mayo del 2001
Xesús Martínez Novas
César Pazos Carreiro


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International