Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 05 de Abril de 1999

Funicular a Bulnes

Por Arancha Vega Rubio  | 

Quizá fuera de Asturias no sea un tema que suene fuerte, pero aquí en el Principado vemos con preocupación cómo el Gobierno Regional se empeña a toda costa en destrozar lo más bello de nuestro Patrimonio: Nuestras montañas.

 

La historia ya comenzó hace bastante tiempo. Bulnes es una pequeña aldea enclavada en el corazón del Macizo Central de los Picos de Europa. Tiene muy pocos habitantes, unas doce familias, que por el invierno se reducen a cuatro. La mayoría es gente mayor. Su único acceso es un retorcido sendero que partiendo desde Poncebos salva unos 400 m de desnivel (Bulnes está a unos 647 m. de altitud). Suele ser una hora y media de costosa caminata con la única compañía de unos precipicios terroríficos. Las provisiones las mueven a lomos de burros y en ocasiones han de recurrir al alquiler de un helicóptero para enseres grandes como puede ser una simple nevera. Tienen electricidad desde hace unos diez años. Los enfermos graves han de ser evacuados en helicóptero, ante la tortura e imposibilidad que supondría bajar una camilla por semejante camino. Esto y más es Bulnes.

 

No es casualidad que Bulnes sea el único núcleo poblado de Asturias que queda incomunicado. Los años han pasado y Bulnes sigue aislado por la propia y salvaje naturaleza de su enclave. Ha pasado un gobierno tras otro y nunca se hizo nada. Camarmeña, que ostentaba junto con Bulnes el título de "incomunicado", rompió recientemente su aislamiento con una carretera que milagrosamente asciende desde Poncebos y es un inmejorable sitio para contemplar el aislamiento de Bulnes, que se alza majestuoso e inexpugnable por encima de la escalofriante Canal del Texu que le abre paso.

Pero el tiempo ha pasado y ya no queda tiempo para palabras bonitas: El Ejecutivo Regional se muestra firmemente decidido a rescatar a Bulnes de su olvido y empieza a presentar proyectos: Carreteras faraónicas, túneles, túneles y carreteras, etc. Pero no hay consenso, todo aquel que conoce la naturaleza del sitio que ocupa Bulnes sabe que es imposible hacer un acceso rodado sin cometer una salvaje carnicería medioambiental con la zona. Y ya no hablamos del impacto que supondría el que llegasen vehículos donde nunca los hubo.

Pero ¡atención!, una luz se ilumina en algún despacho y se anuncia a bombo y platillo que Bulnes tendrá acceso y que además no tendrá ningún impacto visual ni medioambiental (es cuestionable). Había nacido el funicular a Bulnes...

 

Bulnes tendrá un acceso después de poner encima de la mesa 1310 millones de pts. Excesivo precio para tan pocos habitantes...¿No será que interesa poner el funicular como reclamo turístico y llenar Bulnes de gente? Hasta el más inocente sabe que los cientos de personas que subirán con el funicular harán que Bulnes y su entorno nunca más serán lo que han sido: habrá hoteles rurales, se abrirán pistas , basuras, ruido y los negocios que se pongan los explotarán gente de fuera, porque no cabría mayor aberración ni despropósito que el pensar en ver a los actuales pastores detrás de una barra o atendiendo un hotel. El acceso que tanto demandan acabará por enterrarlos a todos y los beneficios económicos los verán pasar delante de sus narices sin poder tocarlos. Se les ofreció una vivienda en otra zona más cómoda y la rechazaron..., ellos querían aparcar el coche delante de la puerta ignorando el sitio donde les había tocado vivir. Los habitantes de Riaño, en León, no tuvieron esa suerte; en su caso fueron obligados a irse, como otros tantos cientos de familias que sufrieron lo que es ver su pueblo inundado por un embalse. En Bulnes nadie ha sido obligado a mudarse, pero deberían comprender que el sitio donde viven hace incompatible la conservación del medio ambiente con sus deseos de romper el aislamiento.

 

Si no hay imprevistos, esta primavera se acabarán los trabajos de perforación del túnel de 2350 m que unirá Bulnes con el mundo y para junio se espera que entre en funcionamiento subiendo a 50 personas cada 10 minutos. Atrás quedará el acuífero que se rompió con la obra y otros posibles impactos medioambientales: vertidos de lodos al río Cares, por ejemplo. Una obra realizada ilegalmente en territorios de un Parque Nacional que no es capaz de desarrollar un Plan de Uso y Gestión. El plan de ordenación de los recursos del Parque prohibía expresamente los remontes mecánicos. Parece inexplicable que habiendo tantas irregularidades nadie sea capaz de parar unas obras que sólo el tiempo dirá cuánto habrá que pagar por tan desafortunada idea.

Diversos grupos ecologistas han intentado parar las obras y la oposición al PP en la Junta del Principado también se ha mostrado beligerante en este tema, pero el funicular de Bulnes no lo para nadie, ni siquiera las leyes que se han vulnerado para su construcción.

 

No debemos cargar en las conciencias de los bulneses las posibles consecuencias del funicular, al fin y al cabo sus aspiraciones de mejora son legítimas y comprensibles. Los verdaderos verdugos de los Picos es el Gobierno Regional del PP que buscan en el funicular el reclamo turístico perfecto. Los vecinos les importan un pimiento, sólo los necesitan como excusa para construir tan nefasta infraestructura. Ignoro si habría alguna solución mejor para este tema, pero de lo que no cabe duda es que se ha elegido la solución idónea para favorecer la especulación, la masificación y el irreversible deterioro de una importante zona de los Picos de Europa.

Y como dice el dicho "que en el rascar sólo hay que empezar", ya se estudia el proyecto de un ferrocarril de cremallera a los archifamosos Lagos de Covadonga, amen de un teleférico en las inmediaciones de Poo de Cabrales...

Desde Asturias, saludos cordiales. Seguiremos informando.

Luis Manuel Rodriguez-Valdes.
picoseuropa@comports.com

Más información en:
http://www.geocities.com/Yosemite/Rapids/1097/accesobulnes.html


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International