Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 26 de Noviembre de 1999

La fiebre del skiboard

Por Arancha Vega Rubio  | 

Para esta temporada todas las marcas han salido al mercado con uno o más modelos de skiboards. Al igual que está pasando con el resto de esquís podemos encontrar distintos tipos de skiboards en función de la utilidad que le queramos dar. Son esquís pequeñitos y normalmente son para divertirse.

 

Desde hace dos temporadas ha aumentado el número de esquiadores que se desplazan por las estaciones con skiboards. Estos esquís se caracterizan fundamentalmente por su corta longitud, su sencillez de fijaciones y las posibilidades de diversión.

Podría decirse que los antecesores de estos miniesquís fueron los Big Foots. Muchos de los usuarios de Big Foots eran aficionados a las cascadas de hielo y los utilizaban como medio de locomoción para las aproximaciones; se los echaban a la mochila y los utilizaban para volver de la cascada. A la hora de bajar, se manejaban más o menos con la bota de plástico, porque, al fin y al cabo, este tipo de bota no sujeta muy bien el tobillo.

Salomon sacó un modelo al que llamó snowblade y que es como conoce todo el mundo este tipo de esquís. Luego adoptó el nombre de skiboard, cuando el resto de las marcas comenzaron a fabricarlos.

Muchos practicantes de esta modalidad opinan que es el deporte de nieve más divertido que han probado nunca. En Estados Unidos el skiboarding es una especie de estallido.

 

Los skiboards están construidos y permiten realizar trazadas como los snowboards. Es como llevar un pequeño snowboard (de entre 63 y 90 cm.) en cada pie, esto significa que con apenas un pequeño ladeo del deportista, el canto del skiboard realizará todo el trabajo. La sensación de deslizarse con este tipo de esquís se asemeja mucho a la libertad que proporcionan los patines en línea. El skiboarding es el deporte perfecto tanto para roller blades y skaters, como para esquiadores y snowbarders, ya que conjunta nieve, trazadas y, sobre todo, diversión. Una de las ventajas más importantes es que es un deporte que se aprende fácil y que no requiere de experiencia previa. Las encuestas, en Estados Unidos, recogen que más de un 90% de los actuales skiboarders habían esquiado antes, pero no habían practicado nunca snowboard; del mismo modo, un sorprendente 19% de los practicantes de este deporte tienen entre 45 y 54 años. De esto se deduce que es una modalidad de invierno con la que se disfruta en cualquier edad, los más jóvenes en el Half - Pipe y los no tan jóvenes, simplemente, deslizándose por las pistas.

Skiboarding es, sobre todo, libertad; desplazarse por la nieve hasta donde uno quiera llegar, hacia delante o hacia atrás, esquivando obstáculos y árboles.

Qué tipos de skiboards puedo encontrar

Los skiboards se diferencian no sólo por las marcas distintivas de cada fabricante, sino también por factores como el resultado de construcción, la dureza, la comba, los filos y, por supuesto, el funcionamiento general. Otros factores a tener en cuenta son las espátulas, la flexión -cuanto más rígido es el skiboard, más hay que inclinarse para trazar-, también hay que tener en cuenta el filo, el peso y la longitud -cuanto más largos, más rápidos-, entre otras características.

Pero aquí vamos a realizar una clasificación general según las características más visibles de esta especie de pequeños esquís.

 

  • Unidireccionales: son esquís que sólo van para adelante. Son asimétricos de espátula y cola, con cotas carving. Como son muy cortitos de base los radio de giros que se pueden realizar son muy cortos. Estos esquís van muy bien para aprender a conducir, no a derrapar, así como para el trabajo de centralidad. Como son tan cortos hacen ir al esquiador centrado. "Se utilizan en entrenamiento con chavales de competición -comenta Gabi Mur, director técnico del Equipo Barrabes Escuela de Esquí y Snowboard- y nosotros lo utilizaremos también con clientes en los cursos de esquí como trabajo educativo para que aprendan a ir centrados."
  • Simétricos de espátula y cola: Tienen dos espátulas, una delante y otra en la cola. Permiten ir dando vueltas o hacia delante y hacia atrás. Sirve para divertirse por las pistas y para meterse en Half-Pipe. Siguen la filosofía de los patines en línea y se pueden realizar saltos y figuras.
  • Un tercer tipo que todavía no está en el mercado español son los skiboards con fijación para bota blanda de snowboard. Van con una fijación de carraca para una bota blanda. Sirven exclusivamente para hacer free-style (saltos en el half-pipe).

A partir de ahí se encuentran diferentes geometrías y diferentes anchuras. Los que son para saltos suelen ser más anchos porque así es más fácil la recepción, tienen más estabilidad. El precio está sobre las 30.000 pesetas.

Excepto un modelo de Dynastar, estos esquís van con una fijación tipo cepo que no salta. Aunque no llega a ser peligroso porque cuando caes ruedan contigo y es muy difícil hacerte daño con los esquís. Los de Dynastar saltan porque son muy anchos y más largos y el riesgo de hacerse daño, si el esquí no salta, es mayor.

Para elegir bien, lo mejor es saber lo que uno desea hacer con los skiboards: acrobacias, esquiar por un territorio no marcado, aparecer en medio de la nada después de que un helicóptero te deposite sobre la cima de una desconocida montaña... Hay que asesorarse bien con los profesores del cursillo, o bien en la tienda habitual. ¿Preparados para la diversión?


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International