Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 09 de Septiembre de 2000

Diario de la última expedición de Chus Lago

Por Arancha Vega Rubio  | 

La alpinista gallega Chus Lago nos relata, desde Tbilisi, el día a día de su última expedición en tierras georgianas. La alpinista, primera española en ascender el Everest sin oxígeno, se vió obligada a renunciar a la cima debido al mal tiempo y a las pésimas condiciones de la montaña.

 
La alpinista gallega en el transcurso de su expedición en Georgia 

Chus, que había elegido el Pico Comunismo porque se trataba de "una montaña larga, en la que no creo encontrarme dificultad técnica" según nos comentaba en la entrevista concedida a barrabes.com, nos cuenta ahora el día a día de una expedición en la que, junto a su compañero de expedición Merab Khabazi - alpinista georgiano que en mayo del 99 hizo el Everest por Collado Norte- ha vivido de todo: sustos, sorpresas, alegrías e incluso horas de buen tiempo.

Este es, resumido, su "diario de a bordo":

28 de Julio: Llegada en helicóptero al Campo Base Moskvina; altitud: 4.200 mts

29 Julio: Pasmar.....

30 Julio: noche a 4.800 mts

31 Julio: Para aclimatarnos, subimos a la cumbre del Pico Vorobiof (5.800 m)

1 de Agosto: Día de descanso en el Campo Base.

2 Agosto: subida al Campo Base Avanzado (4.400 m), con la idea de salir temprano a la mañana siguiente y atravesar la base del monte Comunismo (llamado ahora Pico Somoni), muy peligrosa por la frecuente caida de avalanchas que barren la zona por la que hay que atravesar.

 
Chus comentando las incidencias de la expedición con Barrabes.com 

3 Agosto: subida al Campo I (5.300 m), que resultó demasiado emocionante para mi gusto teniendo en cuenta que las avalanchas cayeron varias veces mientras nos acercábamos al espolón de rocas por el que se asciende al primer campamento de altura. Mientras tanto por encima del CI una nueva avalancha arrastró 300 metros a tres guías rusos, que afortunadamente se salvaron. Cuando nos los encontramos en el Campo I esa tarde sólo se quejaban de magulladuras y golpes.

4 Agosto: en vista del estado del espolón -cargado de nieve- decidimos bajar y esperar a que las condiciones de la misma mejoraran y regresamos al Campo Base.

7 Agosto: Subida del Campo Base al Campo Base Avanzado.

8 Agosto: Subida al Campo I: 8 horas en las que pudimos disfrutar de buen tiempo.

9 Agosto: alcanzamos el Plateau (5.900 m), lugar de emplazamiento del segundo campo, al que se llega tras ascender hasta 6.200 m por un espolón sencillo pero con resaltes verticales equipados, grietas y más cargado de nieve de lo habitual en estas fechas. Tardamos 9 horas en un día muy frio, con neblina. Ascendimos sin huella previa y con mucha nieve reciente.

10 Agosto: salida 8:00 p.m. Temperaturas muy bajas. A la altura de 6.200 metros nos vemos obligados a parar ante la amenaza de avalanchas que presenta el Pico Dushambe. Con nosotros están cuatro alpinistas rusos. Tallamos plataformas y decidimos salir muy temprano para coger la nieve mas dura. Noche con muchísimo viento que sepulta totalmente las tiendas con nieve en polvo y hay que salir a limpiar para evitar que se rompan.

11 Agosto: las condiciones de la nieve son bastante peligrosas -mucha cantidad y muy blanda- y otras debemos cruzar por placas. Ascendemos muy despacio hasta alcanzar terreno mixto con hielo y rocas. El Campo III lo instalamos a 6.900 metros, bajo la cumbre del pico Dushambe.

12 Agosto: Paseo hasta la base del Pico Somoni, subiendo a la cumbre de 7.000 metros del Pico Dushambe. Consideramos que aunque la aclimatación ha sido buena, las condiciones de la nieve no nos proporcionan todavía una ascensión segura por lo que decidimos regresar al Plateau con idea de intentarlo de nuevo en unos dias, idea que se nos irá yendo de la cabeza en las proximas horas tras caer ambos en una placa al descender el Pico Dushambe camino del Plateau.

 

13 Agosto: Plateau-Campo Base. Salida 7,30 de la mañana. Es necesario reabrir la huella. Hacia las 10 nos encontramos en el punto más alto del espolón -6.200 metros- sin visibilidad alguna, niebla, viento muy fuerte. Horas muy tensas buscando las pocas cuerdas fijas que salvan los seracs y las grietas, todas ocultas bajo muchos centímetros de nieve. Estuvimos aproximadamente hora y media parados sobre una placa porque era imposible orientarte. A lo largo de la tarde el tiempo fue mejorando y salvamos los 800 metros de desnivel al Campo Base. Otra jornada larga de 9 horas y media, llenita de sustitos y emociones.

15 Agosto: nos vamos al Korzhenevskaia. Al menos aquí no hay tanta nieve... Avanzamos de 4.200 a 5.300 metros con 1.100 mts de desnivel, a 200 metros sobre el Campo I, por un camino que atraviesa pedreras, un glaciar "podrido", con caida de piedras a ciertas horas del día.

16 Agosto: el día es increiblemente bueno, ni una nube (ni una, repito). El Campo II se sitúa a la altura de 5.800 metros, pero nuestra intención es ascender a 6.400 (C III) y realizar la ascensión en sólo tres días. Bien, vamos pues,¡¡en emsamble!!, nieve bastante buena, por una travesía de quizá 40 grados con una caida de aproximadamente 800 mts. A la altura de 6.100 metros se toma la arista hacia la izquierda y no se abandona hasta la misma cumbre.

Instalamos el campo III a 6.400 metros, sin imaginar ni por un momento que en unas horas el tiempo iba a transformarse como lo hizo: el viento comenzó a soplar con más y más fuerza a lo largo de la noche. La temperatura registrada dentro de la tienda alcanzó la deliciosa temperatura de 19 grados……..bajo cero. Nuestra comida, congelada, al igual que la cocinilla, las narices, los deditos…eran las 4,30 de la mañana. Decidimos intentar la ascensión igualmente. Fuera fijamos con clavos de hielo la tienda para asegurarnos que la encontraríamos al volver.

El panorama que se nos ofrecía de la arista era un poco, por no decir bastante, escalofriante. Nubes muy negras pasando muy rápidas…sin visibilidad más alla de unos pocos metros.

Caminamos, el frío era realmente insoportable a pesar de ir muy bien equipados. Caminamos sin apenas movernos del sitio, cada paso más lento. Merab en un extremo de la cuerda y yo al otro conectados en el mismo pensamiento: -¿a dónde hoxtias vamos?- porque no se podía avanzar, el viento no nos dejaba. Merab se volvió para decirme lo evidente: -No se puede.

No había nada que discutir, nos dimos la mano, como si hubiéramos llegado a la cumbre y escapamos todo lo rápido que pudimos de aquella situación insoportable. A medida que pasaron las horas y los metros fue llegando la calma. -Eran vientos altos-dijo- muy fuertes y peligrosos.

Esta es nuestra historia: pocos días de descanso y un apretado programa hacia... ninguna parte... pero hicimos alpinismo, que para eso estamos.

Chus Lago.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International