Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 16 de Enero de 2018

Ali Sadpara, entrevista: Para mí, es un sueño estar en el Everest

Ali Sadpara, en el campo base del Everest invernal 2018
Ali Sadpara, en el campo base del Everest invernal 2018

“Siempre me he sentido feliz en estas montañas, desde aquella primera vez en que supe de su existencia y trabajé como porteador sentí el deseo de escalarlas. Ahora mismo podría hacer dinero algo más fácil en Sadpara –pueblo natal– o en Skardu –principal núcleo de su área–, o incluso en Islamabad, pero yo me siento feliz aquí. Para mí es maravilloso poder estar ahora aquí, rodeado de rocas inmensas, nieve y hielo.” (Entrevista de Barrabes con Ali Sadpara, campo base del Nanga Parbat invernal, 2015).

Muhammad Ali ‘Sadpara’ (Sadpara, 1977) es el escalador más fuerte con el que cuenta actualmente Pakistán. A falta del K2, ha subido, entre otros, a lo más alto de cuatro de los cinco ochomiles del país (Broad Peak, Nanga Parbat, G1 y G2) y ha protagonizado otras muchas escaladas que bien merecen ser reconocidas: en 2006 llegó en solitario a la cima del Spantik (7.027m) tras abrir una nueva vía; en invierno de 2008 y 2010 equipó para los polacos la ruta del Broad Peak hasta su C3; y en 2012 hizo lo suyo entre los campos 2 y 3 del G1 invernal: fijó el Couloir de los Japoneses. Y por supuesto, su mayor logro: 1ª invernal de la historia al Nanga Parbat, junto a Alex Txikon y a Simone Moro.

Natural de Sadpara, pueblo al que debe su sobrenombre, hasta 2000 se ganó la vida viajando a Baluchistán para extraer mármol que después vendía en Carachi. En 1999 un amigo le habló por primera vez de “unas montañas enormes y nevadas” que desconocía a pesar de su cercanía pero que quiso contemplar con sus propios ojos atraído por la belleza que prometían. Así comenzó a portear a los campos base, hasta que en 2004 pasó a escalar como porteador de altura para una expedición coreana en el K2.

Ahora, de nuevo junto a Alex Txikon, se encuentra en el Everest, en el intento de 1º cima invernal sin oxígeno de la historia en el Everest, cumbre más alta del planeta. Aprovechamos un descanso en la dura actividad realizada, que les ha llevado ya hasta el campo 2, superando la Cascada del Khumbu, para hablar con él.

ENTREVISTA CON ALI SADPARA, CAMPO BASE DEL EVEREST INVERNAL, 16 DE ENERO DE 2018


Hola Ali, ¿Cómo te encuentras?

La verdad es que muy contento de estar en Nepal y de poder intentar el Everest. Para alguien nacido en la aldea que yo nací, es un sueño que no pensaba que pudiera suceder. Es un sueño simplemente estar aquí. Por ser pakistaní, no tengo las mismas oportunidades que los demás, y hasta que llegué a Katmandú, no acababa de creérmelo. Tengo que agradecer a Alex Txikon y a su equipo el que hayan asumido el 100 por 100 de mis costes para traerme, además del gasto que supongo.

Ahora que estás allí, ¿Qué te parece el Everest?

El Everest es muy bonito, pero requiere de muchísimo trabajo. Tengo ganas de empezar, ya que de momento hemos hecho dos grupos y nosotros (Nuri, Temba y yo) hemos aclimatado en una zona cercana. Se ve realmente difícil, y con mucho trabajo, quizás demasiado.

Pareces haberte especializado en expediciones invernales ¿Vas a seguir haciendo?

Me gusta mucho la montaña, pero el invierno es muy duro en el Karakorum y el Himalaya. Tal vez sea mi última vez fuera de temporada, como me piden mi mujer y mis hijos.

En estos momentos hay una gran expedición polaca de muchos miembros al K2. Siendo esta montaña el único ochomil que falta por ascender en invierno, y estando en tu país, ¿no te tentó intentarlo?

Sí, los polacos me llamaron muchas veces, y desde la agencia también, para que fuera con ellos. Me iban a pagar muy bien, y me ofrecían liderar el grupo de porteadores pakistaníes. Pero el trabajo principal iba a ser equipar para ellos toda la montaña. Mi última expedición con los polacos fue en 2012, en el Gasherbrum 1 invernal. Entonces equipé toda la montaña hasta el campo 3, incluido el Coulouir de los Japoneses, la zona más técnica de toda la ascensión, aunque no se mencionara, y es verdad que no quiero fama ni reconocimiento, pero sí un poco de empatía. En aquella expedición, en la que ellos consiguieron la 1ª cima invernal a ese ochomil, congelé, y tuvieron que ser Alex Txikon y Carlos Suárez, que también estaban allí, los que gestionaran mi salida en helicóptero, aunque no fueran miembros de mi expedición. Alex también esperó y me bajó en el Nanga Parbat invernal. Así que decidí venir con Alex.

Desde aquí les deseo lo mejor. Ojalá consigan la cumbre. Tengo muchos amigos y compañeros trabajando allí, los polacos llevan 4 ó 5 HAPs (High Altitude Porters), y en mis pensamientos y en mis sueños les veo en la cumbre.

En una entrevista que tuvimos contigo en el Nanga Parbat invernal, en 2015, afirmabas que esta faceta de la gente europea te enfadaba mucho.

Sí, lo dije. Como dije, hay quien te trata de igual a igual, pero la gran mayoría te ignora por ser pakistaní, además de marcar distancias en el trato en el campo base. Y la consideración del trabajo realizado, excepto con Alex Txikon, en el Nanga Parbat, por ejemplo, es invisible en el 100 por 100 de los casos.

¿Te gustaría ascender el K2?

Sí, por supuesto...¡pero primero el Everest!

¿Utilizarás oxígeno en el Everest?

No lo sé. Aun falta mucho, vamos paso a paso. A pesar de que el primer equipo ha avanzado muchísimo, y ya han llegado a los 6.500m del campo 2, en realidad acabamos de llegar. Tengo que verme, y sobre todo qué escenario y condiciones tendremos. Yo sé que no voy a poder volver aquí, es mi única ocasión de ascender el Everest, sea en temporada o en invierno, y querría aprovechar mi oportunidad. Llevo un año preparándome solo, salvo Nissar Habas y algunos pocos amigos nadie me ha ayudado en nada, y me juego mucho. Así que poco a poco.

¿Cómo ves al equipo?

Muy fuerte. Alex ya conocía a todos, y están trabajando muy duro. Me he quedado sorprendido de cómo tan solo 6 alpinistas hayan podido hacer tanto. Pocas veces he visto cargar tanto peso en la montaña, escalando tanto a la vez, como he visto a Alex, Gelje, Tenzing Gyelsem, Chhepal, Pasang Nuarbu y Walung Dorji esta semana.

Mucha suerte y gracias, Ali

Ha sido un placer. Gracias a vosotros.

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
974 215 497
o al 902 14 8000
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)