Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 08 de Noviembre de 2007

Cima en un 6.000 virgen…tras 500 kilómetros de aproximación

El mundo es inmenso para quien abandona los caminos trillados y busca su propia senda, y el Chan Tang tibetano ofrece grandes encuentros a aquel que se atreva a adentrarse en él. Dos miembros del equipo Bestard, el sueco Janne Corax y la canadiense Nadine Saulnier, hacen una cima preciosa, el Kangzhagri , de 6.323 metros, reflejada en un gran lago salado. Esto no tendría mayor importancia si no fuera porque esa cima dista 500 kilómetros de la carretera más cercana. 50 días de aproximación (ida y vuelta) por zonas salvajes.

El Chan Tang es una gran meseta desolada, situada en el norte de Tíbet, a más de 4.000 metros de altura. De límites difusos y aproximadamente 600.000 km cuadrados (mayor que Francia), es una tierra totalmente deshabitada, con grandes zonas en las que ni siquiera los nómadas se internan. Su belleza es profunda y alienadora, y quien se zambulle en él acaba atrapado por su inmensidad y su desolación, en un viaje físico e interior.

Para el sueco Janne Corax y para Nadine Saulnier, alpinistas y ciclistas de largos recorridos, y miembros del equipo internacional de la marca mallorquina Bestard, este tremendo territorio no es algo ajeno. De hecho, en 2.003 fueron los primeros en cruzar completamente el Chantang en bicicleta de montaña. Ya entonces vieron esta montaña, el Kangzhagri (bautizada como pico del Rey Óscar en 1896 por el explorador sueco Sven Hedin, primer occidental en internarse en este territorio del norte del Tíbet y divisarla), y pensaron ascenderla, pero la falta de comida y el frío lo impidieron. Así que -aunque en aquella ocasión acabaron detenidos por la policia china al volver a la civilización, (cosa que, por otra parte, suele ocurrir a los pocos exploradores que se atreven a entrar en el Chang Tang sin permiso)-, decidieron volver, atraidos irremisiblemente por la gran belleza de esta montaña.

Por diversos motivos, este año han tenido que realizar la actividad durante la época del monzón de verano. Esto ha añadido otro problema: el barro. Como dice Janne, “el Chantang es una de las zonas más remotas del mundo, y realmente muy poquitas personas han visto esta montaña. Hay 500 kilómetros hasta la carretera más cercana, y cualquier persona que quiera acercarse a ella tiene que entender que la aproximación es una expedición en si misma, durísima, a través de una zona virgen y desolada, en la que hay que cruzar muchos pasos de altura, atravesar grandes ríos, gestionar grandes saladas, y en nuestro caso, por la temporada, mucho barro.”

Esto durante 27 días de ida y otros tantos de vuelta, y la mayoría del trayecto por encima de los 4.000 metros. “Muchos picos tienen fama de tener una aproximación complicada, pero creo que éste se lleva la palma”.

“Con comida para 50 días dejamos la última carretera el día 30 de Mayo. Cuando faltaban 85 kilómetros para llegar hasta el pie de la montaña tuvimos que abandonar las bicicletas, y con comida para 15 días recorrimos los últimos 85 kilómetros a pie.”


En esta ocasión, el gran enemigo ha sido el barro. Pero en 2.003, en invierno, el problema era otro: “En 2.003, el cruce de ríos helados era un gran problema. Había que hacerlo temprano por la mañana, con mucho cuidado, muy nerviosos, confiando en que no se rompiera la capa de hielo superficial. El frío, el viento, el terreno, el barro, los ríos, las congelaciones...todo esto ralentizó nuestra marcha hasta los 10 km/día. Cuando después de 1.050 kilómetros regresamos a la carretera, habíamos perdido 13 kilos cada uno, y estábamos mentalmente extenuados, por el compromiso psicológico que supone adentrarse así por un territorio sin posibilidad de ayuda, y sin saber si seríamos capaces de salir, y con alguna congelación que empezaba a ponerse fea, provocada por la rotura de la capa de hielo en un río. Aún despues de estar 3 semanas descansando en Lhasa, seguíamos muy débiles.”

No existen ascensiones previas documentadas del Kangzhagri, pero sí que hay constancia de algunos intentos anteriores: durante el invierno 1998/99 una expedición japonesa se tuvo que dar la vuelta por el extremo frío que sufrieron. Y a principios del año 2007 una expedición dirigida por el sueco Ola Skinnarmo realizó otro intento, pero tuvieron que abandonar por problemas técnicos antes haber llegado hasta la montaña.

La ascensión, preciosa, fue realizada en estilo alpino. La altura anterior medida para el pico era de 6.305 metros, pero las mediciones con GPS realizadas por Janne y Nadine han dado una nueva altura de 6.323 metros. No es de gran dificultad técnica, pero el riesgo de aludes, el viento feroz y el hecho de que la asistencia más cercana esté a 20 días y casi 500 kilómetros la hacen especial.

Este enlace te enviará directamente al pico en google earth. Y aquí puede descargarse google earth aquel que no lo tenga instalado en su ordenador.

Fuente: Bestard
Página web de Janne: www.stormkorp.se/
Página de nuestros compañeros suecos de Outside que hace referencia a la noticia: www.outsideonline.se


Mágica cima en mitad de la nada del Chan Tang


Durante el viaje en bicicleta de 2.003. La belleza del pico, al fondo, les ha hecho volver.

Vivac en la inmensidad. Al fondo el pico

Las Bestard Advance K han dado un resultado excelente, en el infierno del barro y en la ascensión

Cruzando uno de los innumerables ríos helados, en 2.003

Janne Corax

Nadine Saulnier

En la cima

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International