Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 13 de Febrero de 2008

A vueltas con las expediciones comerciales y el dinero fácil

Reportaje del alpinista sueco Janne Corax, del equipo Bestard, sobre los oscuros hechos que acontecieron en el Muztagh Ata la pasada temporada, que una vez más nos llevan a preguntarnos sobre los modos de algunas empresas organizadoras de expediciones comerciales, que tan sólo buscan el dinero fácil, ignorando cualquier ética humana y alpinística

El alpinista y explorador sueco Janne Corax, del equipo Bestard, se hizo conocido para los lectores de Barrabés cuando informamos de su ascensión a un 6.000 virgen tras 500 kilómetros de aproximación andando. Ahora nos entrega un reportaje en el que, una vez más, cuestiona la ética de muchas de las empresas más “piratas” que organizan expediciones comerciales, y como su búsqueda del dinero fácil y el negocio ha hecho que en las grandes cordilleras del mundo se esté perdiendo el primer valor del alpinista: la ayuda al que está en apuros por encima de cualquier cosa. Sin esa esencia, el alpinismo está tocado de muerte.

Janne ha pasado todo el invierno en Tíbet, ascendiendo picos vírgenes, explorando zonas remotas. El ascenso al Kangzhagri tras 50 días de aproximación, del cual informamos en www.barrabes.com, ha sido una sola de las múltiples actividades que el alpinista sueco ha realizado en el invierno tibetano.

Pero en esta ocasión, el tema del reportaje no está centrado en sus actividades. Janne ha investigado y entrevistado a todos los implicados en los oscuros hechos que acontecieron la pasada temporada en el Muztagh Ata, cuando varios coreanos se quedaron atrapados en malas condiciones en los campos de altura. Y una vez más, las expediciones comerciales tuvieron un comportamiento cuanto menos dudoso. Pero otros alpinistas reaccionaron como se debe. Una buena muestra de lo que es el alpinismo hoy en día: una mezcla entre antiguas éticas y nuevos consumismos:

Informe sobre el Muztagh Ata 2.007. Por Janne Corax:

“El nombre de Muztagh Ata significa “el Padre de las Montañas Nevadas”, en la lengua local. Está situado en el extremo occidental del Kunlun, en la provincia china de Xinjiang. Es un pico hermoso, inmenso, rodeado de verdes pastos y se encuentra al lado de la antigua Ruta de la Seda.

Esta montaña tiene la reputación de ser la forma más sencilla de alcanzar una cima de más de 7.000 metros, y esto atrae anualmente a un gran número de alpinistas procedentes de todo el mundo.

Año tras año, el negocio crece

Cientos y cientos viajan a la “trasera” de China para intentar la ascensión, y no hace falta decirlo, el bagaje y la experiencia de estos alpinistas varía enormemente. Cuando una montaña se hace popular, también sienten su llamada aquellos que huelen el potencial comercial de la misma.

Hay muchos proveedores de ascensiones a este pico, y se puede encontrar una amplia gama de calidades entre ellos. Año tras año el negocio crece a la misma velocidad en que se incrementa el número de los escaladores que intentan el pico.

Algunos de los mejores y más acreditados proveedores están por aquí, pero también hay muchos “piratas” que no tienen ni idea de lo que están haciendo. La combinación de todo esto ha convertido al Muztagh Ata en una de esas montañas comerciales en las que cualquier cosa puede ocurrir. Y en 2.007, la tragedia estalló.

Afortunadamente, un guía ruso de montaña y algunos montañeros imbuidos de la vieja y tradicional visión alpinista estaban por allí. Si no, más personas habrían encontrado el lugar para su descanso eterno en las venteadas laderas del Muztagh Ata.

Stefan Backlund: “Lanzaban notas desde su tienda, en las que ponía: HELP”

Stefan Backlund, un alpinista sueco que ascendía en solitario, recuerda todo aquello:

“Todo comenzó cuando estaba descansando en mi tienda en el campo 1. Una chica coreana vino y me preguntó si había visto a sus amigos, que estaban haciendo un intento a cima. Estaba empezando a preocuparse, porque llevaban fuera más tiempo del previsto.

No había sabido nada de ellos en 72 horas. Más tarde, el mismo día, dos alemanes llegaron al campo 1. Habían cogido una nota tirada por los coreanos, que permanecían en el campo 3 (aproximadamente a 6.900 metros).

Lanzaban pequeñas notas desde su tienda, en las que estaba escrita la palabra “HELP”, y los alemanes también habían recibido una nota escrita en coreano. Un austriaco también los había visto en el campo 3, pero no entendió lo que los coreanos trataban de decirle.”


Compañeros de ascensión: “No sabemos si están vivos o muertos”

“Comencé a preocuparme y traté de hablar con la chica coreana para organizar un equipo y ascender hasta el campo 3 para ver qué es lo que estaba pasando. Por alguna razón, ella dudaba, pero al final el asunto fue comentado a algunos porteadores de altura. Todo se lió porque ellos pedían 100 dólares, además de chaquetas y botas, y una fuerte discusión se desencadenó, rompiendo la negociación.

Pero yo pensaba que todo había acabado bien, y que los porteadores y los coreanos habían llegado a un acuerdo, pero al día siguiente nada había ocurrido. Bajé al campo base para saber si alguien tenía alguna noticia o más información acerca de lo que realmente estaba ocurriendo en la parte alta de la montaña.

Nadie sabía nada importante, nadie manifestó interés en saber más de la situación, y me quedé solo para juntar un grupo de rescate. Traté de involucrar a los miembros de una expedición comercial en la cual yo conocía a la mayoría.

Mis requerimientos fueron contestados con un montón de estúpidos argumentos como: “no sabemos si están vivos o muertos”, o “quizás sus familias quieran que sus cuerpos permanezcan ahí arriba.”


Los coreanos llevan 6 días sin comida ni agua

“Comencé a subir al día siguiente. En un descanso justo por encima de la cascada de hielo, me encontré a Max, un guía de montaña ruso, con su cliente, un americano. Trataban de ayudar a bajar a dos coreanos exhaustos.

Me dijeron que uno había muerto más arriba. En un esfuerzo conjunto con Max, uno de sus clientes, y algunos alpinistas más, conseguimos bajar a los coreanos por la cascada de hielo. Me comentaron que habían estado 6 días sin comida ni agua.”


Maksim: “Saliendo de una tienda enterrada, un hombre andaba hacia nosotros pidiendo ayuda”

Maksim “Max” Bogatirev, guía de montaña profesional y miembro del equipo de rescate de Maykop, en Rusia, nos cuenta la siguiente historia:

“El 15 de julio, Antony Piva y yo realizamos un intento a cima desde el campo 3. Toda la noche había estado nevando con fuerza, y nuestra tienda había sido totalmente cubierta por la nieve. Todos los demás se habían bajado al campo base, pero nosotros decidimos intentar la cima. Nuestro campamento estaba a 6.700 metros.

Salimos a las 6 de la mañana. La nieve tenía un metro de profundidad. En 10 minutos apenas conseguimos andar 20 metros. Vimos tiendas a 6.900 metros. Estaban enterradas bajo la nieve. Un hombre salió andando, y nos pidió ayuda.”


Nadie ofreció ayuda, excepto un chino y un sueco

“2 de sus amigos permanecían en la tienda de al lado. Ambos estaban inconscientes. Tuvimos que bajarles muy rápido. Colocamos al más enfermo en un saco de dormir, encima de una esterilla, y lo aseguramos con cuerdas.

El hombre que nos había pedido ayuda me hizo prometer que volveríamos a buscarle a él y a su amigo.

Comenzamos a descender al montañero coreano. Le dejamos en el campo 2, a 5.400 metros, y volvimos a por una segunda persona, y posteriormente, con el mismo procedimiento, a por la tercera. Fue más fácil que con el primero, porque habíamos hecho huella en la nieve.

Nadie nos ayudó hasta el campo 2. Dos alpinistas chinos nos echaron una mano desde el campo 6.000.

Vimos la tienda de Stefan en la parte alta de la cascada. Echó un vistazo y gritó: “¿puedo ayudaros?”. Fue horroroso: nadie hasta ese momento nos había querido ayudar. Nos echo una mano para descender por la cascada a la persona más enferma.

Llegué al campo base a medianoche. Anthony a las 2 de la mañana. Llevaba botas de esquí, y fue difícil para él descender. Cuando les conté a mis amigos Otto, Andreas y John que Anthony estaba en una situación difícil, no dudaron en salir con zapatos de trekking a buscarle en mitad de la noche.”


Cronología de hechos de Max

A continuación, lo que Max sabe acerca de la cronología de los hechos acontecidos antes de la operación de rescate:

“El día 10 de julio, 4 alpinistas coreanos salieron para cima desde el campo 3. 2 se encontraron mal y se volvieron a la tienda. Los otros dos alcanzaron la cima. En el descenso uno de ellos se perdió y desapareció. Al día siguiente, los 3 que quedaban decidieron salir a buscarle, pero el tiempo era muy malo, y se fue deteriorando los días posteriores.

Los escaladores estaban atrapados en el campo 3. Cuando los encontramos, habían estado sin comida ni agua durante 6 días. 2 se encontraban inconscientes.

Algunos días más tarde, encontré el cuerpo del cuarto coreano en la zona alta de la montaña.”


Janne: La esencia del dinero rápido

Toda la montaña estaba llena de alpinistas, pero Max dice que fue muy difícil conseguir ayuda de nadie. Preguntó a unos polacos, pero la respuesta fue que no podían, “porque no tenían fuerza”.

El veterano del Muztagh Ata Sasha Nishikin estaba en el campo base, y cuando se enteró de la situación, guió a su grupo de 10 australianos hacia arriba para ayudar. Este grupo fue el que bajó al último coreano del campo 1 al base. El segundo de ellos había sido ayudado a descender por algunos suecos.

Una de las últimas frases del correo que me envió Maks es (literalmente): “Los alpinistas rusos jamás abandonan a sus camaradas que están muriendo. Es una regla.”

Si esta fuera la regla para más alpinistas, jefes de expedición, porteadores, y de cualquier persona en la montaña, tendríamos una situación muy diferente en las montañas del mundo. Desafortunadamente, no es el caso hoy en día. Hay muchos ejemplos, los más conocidos tienen lugar en el Everest.

En las “montañas comerciales” hay mucho más que el simple espíritu del montañismo. Como hay un montón de alpinistas sin la necesaria experiencia que quieren ascender los picos más altos, los proveedores tienen una gran responsabilidad. Muchos son serios acerca de este tema y hacen un buen trabajo, pero hay muchos otros que sólo huelen la esencia del dinero rápido.

Una cabra viva tuvo que llevada hasta el campo base para ser sacrificada

El Muztagh Ata no es una excepción. Los ejemplos más significativos de la pasada temporada sean, probablemente, estos dos:

La empresa Scandinavian Ascents, notoriamente mala en planificación y con la filosofía de ascender todos los picos en estilo alpino –lo que por supuesto, es fantástico-, realiza sus expediciones con clientes que son admitidos sin exigir ninguna experiencia previa en montaña.

En el verano de 2.007, su planificación marcó un nuevo registro negativo que será difícil de superar: se quedaron totalmente sin comida, y tuvieron que subirles una cabra viva para que la sacrificaran en el campo base.

La empresa Seman Travel Service, que habitualmente tiene problemas para organizar un tour de 3 días al desierto de Taklamakan, también quiso entrar en el negocio este año. Una tarde, el gerente de la compañía se me acercó y me preguntó: “Mis clientes para el Muztagh Ata llegan esta noche ¿Sabes qué tipo de tiendas necesitarán en la montaña?”

Fuente: Janne Corax, www.mounteverest.net
Fotos: Maks Bogatirev


Rescate en el Muztagh Ata. Uno de los coreanos es descendido


Sus compañeros estaban en la otra tienda, inconscientes

Los coreanos llevaban 6 días sin comer ni beber

Lanzaban notas en las que ponía HELP

Arrastrando la improvisada camilla abriendo huella en la nieve

Preparando a otro de los alpinistas coreanos para el rescate

Dificultades en el descenso

Los rescatadores, junto a la tumba de Choi

Rescatadores y rescatados

Lápida de Choi, el alpinista coreano que desapareció en el Muztagh Ata

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
11 comentarios

11. anboto - 14 Feb 2008, 22:18
Por lo demás, hubo mucha gente en el base que no se enteró de lo que verdaderamente pasaba, y para cuando nos enteramos de la situación, el rescate ya estaba en marcha. (La gente que estaba en el campo dos era la que mejor posicionaba estaba para subir al tres, y no subió más gente al uno o incluso al dos, porqué para entonces ya estaba organizado el rescate con dolares incluidos) Desde aquí agradecer la labor de Max y Anthoni, que casi con toda seguridad, de no haber sido por ellos, ahora mismo habría tres cuerpos más en la parte alta de la montaña.

Informar de comentario ofensivo
10. anboto - 14 Feb 2008, 21:45
En esos días en que estuvieron en el campo tres, no fue mucha gente la que pasó por allí. No fueron dos alemanes los que recogieron las notas enviadas mediante aviones de papel donde ponía HELP, sino que un catalan y un gales. En nuestra expedición estaba Max, el que se menciona como guía ruso (No estaba como guía de montaña, sino como de enlace, pero aprovecho para subir con Anthoni, Americano que estaba solo en el grupo, e hicieron una cordada). Lo que pasó es que el catalán y el gales no pudieron o no supieron ayudarles en ese momento, bajaron al campo dos, alertaron del estado de los coreanos, bajaron al base, y no fue hasta el día siguiente, que coincidió con el intento de cima de Max y Anthoni, cuando vista la situación en que se encontraban, inmediatamente decidieron bajarlos de uno en uno, en un acto de verdadera heroicidad (subieron hasta tres veces del dos al tres, con nieve recien caida) que les honra. También tuvieron que pagar dinero a los porteadores lugareños para que ayudaran a bajar hasta el

Informar de comentario ofensivo
9. serlumo - 14 Feb 2008, 18:50
Gente sin escrúpulos hay y siempre habrá en cualquier sitio. En cualquier deporte y mucho más en los que tienen cierto carácter de "supervicencia" predominan los buenos valores éticos (honradez, solidaridad, etc.), pero siempre habrá "ovejas negras". Me he asustado al leer este artículo, este año nos vamos al Muztagh Ata (http://www.gamalicante.com/muztaghata08/) en el Grupo Alicantino de Montaña y esta historia me ha asustado...

Informar de comentario ofensivo
8. fancin - 14 Feb 2008, 10:35
La montaña en general es un gran circo, por que no es necesario ir a esas montañas tan grandes para ver autenticas animaladas, solo con ir a pirineos, picos, gredos, etc ya se ven cosas con las que uno se asusta. Gente despierten que la montaña no es un juego, y que si tienen accidentes gente experimentada luego pasa lo que pasa con los inespertos. y la gran caja tonta dice se a matado un montañero y puede que fuese un turista de la casa rural del pueblo de al lado, y las empresas que venden rutas por España son tan irresponsables como las que las venden a las grandes montañas, pues ves gente que van apenas sin agua sin un botiquin etc. y yo creo que los guardas forestales en vez de denunciar tanto por montar las tiendas deverian mirar quien es el que la ha montado, por que hay actividades que si no es a base de tienda es muy dificil poder realizarlas, y mirar si la gente va equipada para la actividad que va a realizar, un saludo montañero a todos.

Informar de comentario ofensivo
7. patusi - 13 Feb 2008, 23:59
Las expediciones comerciles son buenas si se ajustan a la realidad del cliente, pero si hay sobrepromesa pasa lo que pasa.

Informar de comentario ofensivo
6. Sergioalp - 13 Feb 2008, 16:11
Increíble lo que puede pasar por la mala planificación de gente sin escrúpulos y falta de profesionalidad en la montaña. Sin ser ofensivo ni desleal, me atrevo a decir que muchas veces es el mismo alpinista o "cliente" quien tiene la culpa de estos errores que muchas veces le cuestan su propia vida. Yo vivo en Huaraz y veo como los "piratas" de la montaña engatuzan a la gente y los estafan. Verificar con quien vamos a la montaña es lo mejor.

Informar de comentario ofensivo
5. ikerbai - 13 Feb 2008, 12:52
No todo era bueno antes. Y ahora no todo es malo. Solo veis lo malo del reportaje, pero tambien se destaca el guia ruso y su cliente que les salvaron. Y los montañeros suecos. Y la expedición comercial australiana que a la orden de su guía salieron los 10 para arriba, estuvieran como estuvieran. Podemos quedarnos con eso, que es una esperanza y un voto de confianza hacia los montañeros. ahora es más comercial, desde luego, pero dentro de eso, y de la masificacion, también hay cosas buenas que nos dan esperanza. Pasó lo que pasó, pero se salvaron 3 por la actuacion de otros montañeros.

Informar de comentario ofensivo
4. Perter - 13 Feb 2008, 12:47
Es verdad que esto da asco. Supongo que más que no contratar empresas, es contratar sólo empresas de confianza para que te lleven la logística. Pero buenas o malas, les tengan que subir una cabra viva o no, luego está el tema humanitario. Cuando hay negocio de por medio, se les olvida. No ayudo porque si no subo a la gente a cima, al año que viene no puedo hacer la publicidad del porcentaje de cimas y no vendo. Y también es verdad que no hay que mitificar lo que ha sido el "espíritu alpinístico" y la ética del alpinismo. En muchas ocasiones, las conquistas han tenido un espíritu militar, de ambiciones y luchas entre países y entre montañeros, y eso ha hecho que hayan ido por encima de cualquier cosa. Aunque también ha habido grandes lecciones de humanidad. Pero esto ahora es un fast food de la montaña, todo puro negocio.

Informar de comentario ofensivo
3. Free Tibet - 13 Feb 2008, 12:36
La verdad es que da asco. De todas formas, tampoco idealicemos lo que ha sido el alpinismo. No tenía este tufo mercantil, pero desde siempre ha habido grandes gestas humanitarias, y grandes fiascos provocados por grandes alpinistas que han antepuesto su ambición personal a cualquier otra cosa. En la historia del alpinismo no ha sido todo de color de rosa. Y si no, por poner un ejemplo, recordar lo que ocurrió en la primera ascensión al K2 por parte de los italianos encabezados por Ardito Desio, como dejaron a Bonatti a su suerte para conseguir cima. Es sólo un ejemplo. Quizás haya que perdonar más a los polacos que dijeron que no tenían fuerzas, porque igual es verdad que no las tenían, al no ser profesionales. Pero, en cualquier caso, qué pena.

Informar de comentario ofensivo
2. martin - 13 Feb 2008, 12:28
Cuando se lee cosas de estas se te quitan las ganas de subir, pero creo que los principales culpables de estas desgracias somos nosotros que contratamos este tipo de empresas. Si de verdad nos gusta la Montaña no tendríamos que contratar estos servicios, las mejores expediciones son las que nos montamos nosotros mismos sin servicios y empresas que solo buscan dinero y si es más fácil mejor.

Informar de comentario ofensivo
1. Hypatia - 13 Feb 2008, 12:07
Prefiero no saber la cantidad de gente que pasaría en 6 días por delante de esas tiendas, en un pico tan masificado. Lo de las empresas de expediciones comerciales es patético, al menos lo de las piratas. Qué asco. Todos los años se oye algo parecido. Lo de la cabra del final, si no fuera para llorar, podría ser hasta cómica. Pero no lo es. Ya podemos tener cuidado. Todo el mundo habla de lo mucho más barato que sale contratar allí cuando se va de trekking-expedición. Pero a veces lo barato sale caro...y si le toca a uno la empresa esta que pregunta qué tiendas se necesitan para ir a la montaña, el día que tú llegas???bufff....no sé en qué se está convirtiendo el alpinismo de expedición...

Informar de comentario ofensivo

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International