Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 26 de Mayo de 2008

Amargo fin de temporada en el Himalaya

Desaparecen Rafa Guillén, Dario Bracali e Iñaki Ochoa. Rescate del GMAM. Graves problemas (ya solucionados) para Pauner en el descenso, con síntomas de edema cerebral. Un encuentro a 7.200 metros con Willie Benegas y los Xavis, que bajaban del Everest, evitó males mayores, ya que pudieron medicarle. El andaluz Lolo González también desciende con congelaciones del Makalu. Los cordobeses y los Xavis, a salvo en el campo base

Sabor agridulce en esta temporada himaláyica. Cimas en Everest, Dhaulagiri y Makalu, pero también serios problemas. Hay que lamentar las tristes pérdidas de Rafa Guillén y el argentino Dario Bracali en el Dhaula y de Iñaki Ochoa en el Annapurna. Para el resto, aunque ha habido serios problemas, todo ha acabado con bien, excepto varias congelaciones. A la hora de redactar esta noticia, podemos decir que, gracias a Dios, tanto Pauner, como los Xavis, como los cordobeses en el Everest, como los andaluces del Makalu, ya se encuentran en los campos bases, aunque no han sido nada fáciles los descensos, críticos en algún caso.

Ya informábamos la semana pasada del rescate que los miembros del GMAM hicieron en la pared del Lhotse. Un rescate verdaderamente espectacular, descendiendo de noche la pared desde los ochomil metros con un compañero inmovilizado, tras recibir un desprendimiento de piedras en su cuerpo, dañando seriamente su rodilla y brazo. Pudo ser peor, pero consiguieron descender con bien.

También informábamos de que Carlos Pauner estaba en problemas, y que sus palabras habían hecho referencia a que, si no hubiera dado la vuelta en ese momento, quizás no hubiera podido regresar. Recordemos que tras hacer cima en el Dhaula, intentó un ataque rápido al Lhotse, como el que hace un tresmil. Llegó un jueves al campo base, descansó allí dos días, salió un domingo hacia arriba, durmiendo en el campo 2, para ascender al día siguiente hasta el campo 4, e intentar la cima, quedándose a 8.300 metros de altura. Esto fue demasiado, y tuvo un principio de edema cerebral. Sus últimas noticias eran que iba a descender desde el campo IV al base, pero este descenso se complicó mucho.

Así nos lo ha ido contando Carolina, su pareja, tras recibir sus llamadas:

”A las tres de la tarde hora española me ha llamado Carlos. Todo lo que escribo a continuación me lo ha contado él mismo en persona: Estaba llegando al campo II. Desde el campo IV hasta el II, ha sido un descenso muy difícil. Carlos ha empezado a bajar y se encontraba muy mal. Ya anoche se notó muy raro. A 7.200 metros se ha cruzado con Willie Benegas, viejo amigo argentino de Carlos, que trabaja con expediciones comerciales, y con la expedición catalana que bajaba de la cima. Le han visto muy mal y le han dicho que tenía principio de edema cerebral. Le han dado Fortecortín, unas pastillas para tratar los edemas, y después le han dado oxígeno. Cuando estaba ya a pocos metros del campo II ha sido cuando me ha llamado. Ha dicho que está mejor, que había estado muy malo pero que ahora estaba mejor. También ha mencionado que tenía una botella de oxígeno para pasar la noche allí, a 6.400 metros, y que mañana bajaría hacia el base. En el campo II hay bastante gente. Un conocido de Javier Pérez nos ha llamado esta mañana para que supiéramos que Javier Pérez había salido hacia arriba, para poder ir al encuentro de Carlos, ya que le habían llegado noticias de que no bajaba bien. Cuando he hablado con Carlos, él no lo sabía y probablemente Pérez estaría en el campo I, o llegando al campo II. La voz de Carlos era tranquilizadora, repitiendo que estaba mejor y que no estuvieramos preocupados.

Mañana esperamos poder dar la noticia de que se encuentran los dos a salvo en el campo base."


"Javier se ha encontrado con Carlos en el campo II y cuando han llamado, hacia las 5 de la tarde hora española, estaban juntos en la tienda. Carlos sonaba mejor, y se iba a poder tomar más medicación que le ha subido Javier, además del oxígeno. Aunque suena mejor, lo más importante es que descienda cuanto antes. Mañana saldrán hacia el base. Carlos lleva congelaciones en un dedo del pie y en menor grado, en dos dedos de la mano. Se está organizando que les pueda sacar del campo base un helicóptero este domingo."

Posteriormente, Carolina nos informaba de que ya estaban en el campo base:

"Carlos y Javier han llegado al campo base poco antes de las 7 de la tarde hora de Nepal, hacia las 3 en España. Ha sido un descenso muy difícil, porque el tiempo era pésimo. Carlos se encontraba mejor, pero mañana nos darán más detalles. Se está intentando que, si el tiempo lo permite, un helicóptero los recoja del campo base el domingo por la mañana y los lleve a Katmandú. Si esto ocurre, la semana que viene volarán de vuelta a España.

Carlos y Javier se encontraban sin fuerzas ni energía para hablar por teléfono. Se disponían a descansar. Mañana sí que tendrán el teléfono encendido para atender las llamadas.”


Finalmente, han conseguido descender hasta donde estaba el helicóptero, y ya se encuentran en Katmandú. Mañana vuelan a España, para acudir directamente al Hospital Clínico de Zaragoza, a tratarse de las congelaciones. No son muy graves, pero le impiden andar con normalidad:

"Carlos y Javier han dormido en el campo base. Se encuentran muy cansados pero bien. Carlos sufre pequeñas congelaciones en las manos y en el pie, que no son importantes. La del pie le impide poder salir del base caminando pues hay que recorrer el valle del Khumbu durante varios días. Esto, sumado al riesgo que conlleva haber tenido un principio de edema cerebral, hace que sea necesario un helicóptero, para que así desciendan pronto de este alto campo base, situado a 5.400 metros. Mañana si el tiempo es bueno, el helicóptero les trasladará a Katmandú.

Esta mañana a las 8 de la mañana hora de Nepal, Carlos y Javier han recibido una llamada que les indicaba bajar caminando una hora y media hasta el lugar donde les recogerría el helicóptero sobre las 10 am. Han bajado con muchas dificultades. Han estado allí esperando hasta las cuatro de la tarde, y finalmente desde España hemos podido saber que el helicóptero no había salido debido al mal tiempo."

Todo termina bien:

”Finalmente, a las 11 de la mañana un helicóptero ha recogido a Javier y a Carlos y los ha llevado a Katmandú. Mañana por la tarde cogerán el avión de vuelta a España. Aterrizarán en Barcelona el miércoles 28 al mediodía. Cuando lleguen a Zaragoza irán los dos al Hospital Clínico.

Muchas gracias por el interés y el apoyo que les habéis dado durante estos dos meses."


Por otro lado, la expedición andaluza al Makalu ya regresa, en el caso de Lolo González también directamente al Hospital Clínico de Zaragoza. Han acumulado unas dosis de mala suerte que están casi fuera de lugar. Tan sólo os recomendamos leer la noticia enlazada a final de esta página (Carlos Soria hace cima en el Makalu), para que os hagáis una idea de las desventuras que les han ocurrido. Finalmente, en un día perfecto para cima, el tiempo cambió:

"El día 19 escalamos al Campo 4 a 7.700 m. de altitud. Estábamos intentando definitivamente la cumbre del Makalu (8.463 m.). Los tres escaladores nos encontrábamos en perfecto estado acompañados de nuestros 2 sherpas. Hacia las 23:00 h. salimos hacia la cumbre con una noche completamente despejada, mucho frío y nada de viento. Todo discurría con normalidad. Al aparecer las primeras luces todo mejoraba. Unos 15 escaladores se encontraban subiendo, algunos en la arista y otros en el corredor, cuando y desgraciadamente entró un fortísimo viento obligándonos a descender en condiciones extremadamente duras, hasta el punto de que todos tenemos en la actualidad los pies afectados por el frío.

El día 20 continuábamos el descenso. Fernando se encontraba con fuertes síntomas de agotamiento y me quedé para acompañarle en la bajada. El grueso del grupo llegaba al campo base el día 21 y nosotros al día siguiente.

Ya en el Campo Base, un reconocimiento médico descubría importantes congelaciones en tres dedos de mi pie derecho.

Hoy después de un día de descanso, no podemos sentirnos satisfechos de lo obtenido: 8300 m. del Makalu. Nuevamente una mala pasada en las previsiones meteorológicas nos deja cerca de la cumbre. Nos preguntamos cómo hemos podido tener tan mala suerte.

Ahora, la preocupación de nosotros tres es regresar lo antes posible para recuperarnos de las secuelas sufridas. Mañana esperamos ser evacuados en helicóptero a Katmandú con el fin de llegar a España lo antes posible y ser atendidos en el Centro Especializado en Congelaciones situado en Zaragoza.”


Va a haber overbooking en los dos centros de referencia para el tratamiento de congelaciones de Zaragoza. Juanito y Marta Alejandre también han pasado por allí en las últimas fechas.

Y por último, como nota más positiva, los expedicionarios que hicieron cima en el Everest, tanto los Xavis como los cordobeses, ya están en el campo base, tras una dura bajada con malas condiciones meteorológicas. Así nos lo cuentan desde su club en Córdoba:

“Aproximadamente sobre el Mediodia aqui en España ha llamado Ricardo Guerrero por telefono para confirmar por fin la "retirada" de la montaña, en un principio parece ser, de todos los expedicionarios.

De los que en un principio podrían interesarnos más por su estado físico nos comenta parecen estar muy recuperados (aunque de Coco ya nos conocemos su habitual "faringitis", de hecho le entendíamos "entre tos y tos"), pero como nos dice están todos bien y sobre todo fuera del laberinto del Glaciar del Khumbu, que hacerlo con la ventisca que esta azotándoles ya de por si lo ha hecho bastante mas delicado.

En estos momento a pesar de que todavía están recién llegados se encuentran recuperándose y durante las próximas horas ya en mejor estado volverían a intentar contactar.

Prácticamente una semana ha durado el lograr la cumbre final del Everest, desde que partieron del Campo Base hasta que han llegado hoy de nuevo a el, siendo la jornada del ataque la mas larga con unas 22 horas andando y estos dos dias para el descenso.

Sabíamos que tras lograrla todavía no había terminado hasta que descendieran, les ha costado trabajo por la Meteorología pero ya por fin estamos todos mas tranquilos.

Se están enterando de lo acaecido a Iñaki siendo un gran palo para ellos, estaban pendientes de noticias.

Sentimos enormemente la perdida de Iñaki Ochoa de Olza tras complicarse su estado en el Annapurna. Teníamos esperanzas tras las últimas noticias de que iba a salir para adelante pero finalmente no ha sido así. Aún así nos consta ha llegado "a lo más alto" en esta ocasión, nuestro apoyo a familiares y amigos. Felicitamos al Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca por ese espectacular rescate de su compañero, de noche y por la pared del Lhotse, menuda pared para los que la están viendo desde allí "in situ".”


También los Xavis llaman desde la tranquilidad del campo base. Atención a la foto que envían del “atasco” en el escalón Hillary, verdaderamente espectacular.


Los Xavis en la cima del Everest


Los Xavis envían esta foto con el espectacular atasco en el escalón Hillary, a 8.800 m.

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. rcanald - 27 May 2008, 20:52
"Esta mañana ha llamado Rosa desde el campo 4, a 7900 metros de altura, acababa de llegar allí de vuelta de la cima del Lhotse (8517 metros), a la que llegó a las 8:30 horas (hora de Nepal) de hoy dia 20 de Mayo". Noticia recibida por los amigos de la montañera asturiana ROSA FERNANDEZ RUBIO,el 20 de mayo de 2008, al conseguir la cima de su cuarto ochomil.

Informar de comentario ofensivo

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International