Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 23 de Abril de 2009

Pauner instala el campo 2 en el Manaslu

La nieve no da tregua, y tras arrasar un alud el campo base de Pauner, una gran nevada hunde la tienda comedor de las andaluzas. Pero con todo algunos como Pauner han rentabilizado al máximo sus oportunidades, y ya hayan dormido en el campo 2, a 6.400. Aunque para ello hayan necesitado una ascensión exprés entre borrascas: 8h del base al II, y vuelta al base

Poco a poco las expediciones van avanzando en el Himalaya, aunque la nieve no está dando mucha tregua. En el Manaslu nieva y nieva. Ya informamos la pasada semana sobre el alud que arrasó el campo base de Pauner. Posteriormente, otro día, una gran nevada destrozó la tienda comedor de las andaluzas. Lo cual no les ha supuesto ningún inconveniente respecto a su ánimo: siguen con la moral intacta y con ganas de comerse la montaña.

Se trabaja para abrir la altura, pero casi a diario caen 40 cm de nieve y hay que volver a empezar. Sin embargo, entre paréntesis, los campos de altura son visitados, aunque para ello haya que hacer ascensiones exprés, como la de Carlos Pauner, que saliendo a las 6 de la mañana del campo base, y saltándose el campo 1, a las 2 del mediodía estaba en el campo 2. Y tras dormir allí para aclimatar, a las 12 de la mañana del día siguiente, estaban de vuelta en el campo base. Los que se retrasaron y llevaron horarios más prudenciales, lo pagaron en forma de gran tormenta de nieve que les pilló en altura.

"Visto y no visto

Así ha sido nuestra salida al campo 2 de esta montaña, vista y no vista. Salimos a las 6 de la mañana y a las 2 estábamos en el campo 2 a 6.400 m de altura. Mucho desnivel, si, pero también la satisfacción de evitarnos un día de más en el campo 1 y de esta forma haber sufrido un día menos en la altura. Al día siguiente a las 12 de la mañana descansábamos de nuevo en el campo base. Ha sido una incursión rápida y efectiva. Sobre esto hay varios estilos. Hay gente que prefiere rondar mucho tiempo por la altura, haciendo que su cuerpo se aclimate a base de sufrir en altitud y otros que preferimos hacer incursiones específicas, muy concretas, de tal forma que sirvan de estímulo al organismo y que con descanso y buena alimentación en el base, dicho estímulo se transforme en aclimatación. De hecho, hoy me alegro de ser partidario de este sistema, porque ha habido un cambio inesperado de tiempo y mucha gente que andaba todavía por el campo 1 y 2, se han visto sorprendidos por muy mal tiempo y estarán bajando en estos instantes con un riesgo importante debido a la gran cantidad de nieve que ha acumulado la montaña durante la noche.

La verdad es que estas montañas son peligrosas y cuanto menos tiempo se encuentre uno dentro de ellas mejor, puesto que reduce las posibilidades de que algo malo te suceda. Javier y yo ya hemos cumplido nuestro objetivo de dormir en el campo 2 y tenemos allí todo el material para poder montar el campo 3 en el siguiente ataque e incluso tentar la cima según nos encontremos. Así pues, ahora vamos a descansar tranquilos durante 4 ó 5 días, dejando que nuestro organismo se acople a la nueva situación propuesta y en el momento que tengamos una meteo favorable, volveremos de nuevo al campo 2, intentaremos poner el 3 y asediaremos la tan anhelada cima. Mucho queda todavía, pero la verdad es que de momento todo va saliendo según lo previsto, pese a la gran cantidad de nieve que presenta esta temporada la montaña. No en vano hay mucha gente en esta expedición y eso hace que el mantenimiento de la huella se más o menos constante, porque de otra forma, habría sido muy muy difícil haber llegado hasta donde lo hemos hecho. Coreanos, italianos, andaluces, japoneses, etc se arremolinan en el campo base y mediante el trasiego diario a los campos de altura, el camino va quedando bien marcado, aunque también es verdad que en una nevada como la de esta noche, de casi 40 cm, todo queda tapado y mucho trabajo se va al traste. En fin, así es esta montaña. Cortos periodos de buen tiempo sazonados por nevadas nocturnas, que a la postre, va a suponer la principal dificultad con la que vamos a tener que pelear en este Manaslu del 2.009.

De momento sobre lo previsto, que dadas las condiciones no está nada mal."


Carlos Pauner


Pauner, descendiendo al campo base con 40 cm de nieve fresca


Las andaluzas, camino del campo 1, con la moral muy alta

Pauner, en el campo 2 del Manaslu, con el valle a sus pies

Así quedó la tienda comedor de las andaluzas tras la gran nevada

Ruta del campo 1 al campo 3 del Manaslu

Pauner de camino al campo 2

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International