Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
s: 0
c:
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 28 de Julio de 2009

Afghans to the top. Primer ascenso afgano al Noshaq, 7492m, mayor altura del país

O de cómo el alpinismo puede convertirse en un catalizador para la reconstrucción de un país destruido por 30 años de guerra. Malang el Poeta, Afiat Kanis, el Señor, Ali el Lobo y Amruddin, habitantes del valle en el que se encuentra el Noshaq, han conseguido ser los primeros afganos en alcanzar el punto más alto del país, con la ayuda de la Escuela de Chamonix. “La gente piensa que es mejor ser mujahdin que alpinista. Pero si este proyecto ayuda al valle con escuelas y hospitales, quizás cambien de idea.” Una ventana abierta al futuro

El remoto valle de Wakhan se encuentra en Afganistán, en el corazón del Hindu Kush. Afiat Khanis, el mujahdin, afirma que ni los soviéticos ni los talibán han tenido nunca el control del valle. Los soviéticos les respetaron, pero los talibán intentaron penetrar en él para cortar la cabeza a sus habitantes, por su credo ismaelita.

250 hombres con kalashnikov consiguieron rechazarles, lo que les ha permitido vivir en relativa tranquilidad; pero tras 30 años de guerra la destrucción asola hasta el más remoto y escondido de los santuarios.

Un país arrasado y compartimentado por las grandes luchas de poder entre señores de la guerra que campean a sus anchas en una contienda civil enquistada que parece no tener solución; un país cuya desgracia ha sido ser el oscuro objeto del deseo de determinados intereses internacionales. La producción de opiáceos es su principal motor económico, especialmente desde el comienzo de la devastación. Sin embargo, tras años de oscuridad, en diferentes puntos de Afganistán empiezan a prender los debíles fuegos de la esperanza.

El valle de Wakhan acoge algunas de las mayores alturas del país. Entre ellas, la máxima, el Noshaq, con sus 7492 metros de altura. Ningún afgano había conseguido su cumbre; sólo unos pocos occidentales lo habían logrado. No es de extrañar, si consideramos su remota ubicación y que hace 30 años que prácticamente nadie se ha podido acercar a la montaña.

Un buen día del año 2007, 4 habitantes de diferentes pueblos del valle, dos de los cuales habían participado como porteadores en la expedición “Oxus, montañas para la paz” de 2003, pensaron que sería bueno para el país que la bandera afgana ondeara en la cima de este pico, y que en un tiempo el alpinismo podría ser el motor que les permitiera afrontar con dignidad su futuro .

Estos 4 ciudadanos del valle de Wakhan, con sus nombres que recuerdan a los protagonistas de las novelas de Yasar Kemal, son:

Malang el filósofo, o el poeta. 35 años. Vive con sus 4 hijos y su esposa en Qazi Deh, a la entrada del valle principal que acerca al Noshaq. Participó como porteador en la expedición “Oxus, montañas para la paz” a la montaña, de 2003, alcanzando los 5500 metros. Su sueño sería ser un alpinista internacional, como aquellos a los que acompañó.

Afiat Khanis, el señor, el mujahdin. 28 años. 5 hijos. También de Qazi Deh. Como su padre, el quería ser guía de montaña, pero la guerra ha truncado demasiados proyectos de vida en Afganistán. Participó en la defensa del valle contra los talibán, y afirma que volvería a hacerlo si intentaran entrar en él. En la expedición Oxus de 2003 también participó como porteador, alcanzando los 5500m de altura. En este ascenso sufrió su particular caída camino de Damasco: ascendió con un Kalashnikov; descendió con un piolet.

Gurg Ali, Ali el lobo. 28 años y 4 hijos. Vive en Kret, a los pies de la montaña Baba Tangi, de 6500 metros de altura. Sueña con alcanzar su cima en alguna ocasión. Cuando no está en la montaña, enseña en la pequeña escuela local. Su sueño es devolver el orgullo perdido a su país a través de esta expedición.

Amruddin, 25 años, el más joven. Casado y con dos hijos. Vive a mitad de valle, en Khandud. Su sueño es llegar a ser un alpinista reconocido. Siempre amable, con una gran sonrisa, le apasionan las canciones de amor indias.

Por aquel entonces, 3 ciudadanos franceses que vivían en Afganistán tuvieron conocimiento de su proyecto. Sus nombres son Louis Meunier, Jérôme Veyret y Nicolas Fasquelle. De hecho, han acompañado a los afganos en la expedición. Decidieron buscar apoyos en Francia, y los consiguieron. Mountain Wilderness, la Escuela Nacional de Alpinismo de Chamonix, organizaciones de ayuda internacional...una larga lista que podéis consultar aquí. Jean Annequin, profesor de la ENSA, asesor de Petzl, guía UIAGM, con experiencia en sietemiles y ochomiles, se ofreció como director de expedición. Simon Destombes, también guía de alta montaña, pasó a ser su asistente.

El proyecto creció. En su página web, www.noshaq.com, podéis ver la dimensión del mismo. En un principio los 4 habitantes del valle querían dar un motivo de orgullo a su país, querían realizar un llamamiento a la unidad y la paz, querían ver cumplidos sus sueños alpinísticos. Querían contribuir al renacer de Afganistán, tierra tan malherida. Que la bandera de su país ondeara en la cima más alta, porque pensaban que esto aumentaría la autoestima de sus conciudadanos, como cuando ondeó en Pekín al conseguir Rohullah Nikpai su medalla de bronce en Taekwondo, primera en la historia que ha colgado del cuello de un atleta afgano en unos juegos olímpicos. Pero pronto vieron, tanto ellos como sus apoyos franceses, que esta ascensión podía ir mucho más allá, abriendo una puerta muy importante para el futuro del valle. El alpinismo podía reforzar su economía, su desarrollo, darles un futuro. Podía permitirles participar en proyectos internacionales de turismo sostenible y actividades de conservación y montaña.

Para ello, decidieron dar la máxima difusión posible al proyecto. Contactaron con Thierry Machado, el gran director de fotografía de películas de montaña. Y con Atiq Rahimi, escritor y director de cine afgano exiliado en Francia, ganador de un premio Goncourt en 2008. La expedición ha sido rodada por ellos, así como buena parte de la preparación. Os recomendamos que veáis el corto de 8 minutos en el que, desde sus aldeas, (pinchando aquí accederéis directamente a la página de www.noshaq.com con el corto) los 4 alpinistas afganos hablan de sus expectativas, su vida, sus sueños, del Noshaq. Visitan las escuelas del valle para explicarles a los niños qué es el alpinismo, y en qué puede ayudarles. Explican cómo sus habitantes han abandonado el consumo de opio generalizado, porque quieren salir adelante. Y Afiat Kanis el mujahdin afirma que “la gente en el valle piensa que es mejor ser mujahdin que alpinista. Pero si consigo demostrar que este proyecto nos ayudará a construir escuelas y hospitales, es probable que cambien de opinión”.

Este invierno estuvieron durante una temporada en la ENSA de Chamonix, para adquirir los conocimientos técnicos necesarios para conseguir la cumbre. Y finalmente, el 19 de julio, a las 2:30 pm, tras un largo y difícil ascenso, Malang el Poeta, el Filósofo, y Amruddin vieron cumplido su sueño. Alcanzaron la cima del monte más alto de su país, y desde entonces ondea su bandera en ella, como símbolo del renacer que tantos de sus conciudadanos anhelan, tras 30 años de guerra civil.

Porque, como dice el viejo proverbio afgano: "Hay un camino incluso hasta la cima de la montaña más alta"

Todo sobre el proyecto puede consultarse en su página web: www.noshaq.com. Pronto se terminará la película, que será presentada en numerosos lugares. En su página web también puede quien lo desee realizar un pequeño donativo para ayudar a la expedición y a los que han colaborado en ella.


Malang el Poeta y Amruddin, en la cima del Noshaq. Cortesía de www.noshaq.com

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
4 comentarios

4. zarza - 28 Jul 2009, 15:46
Que bonita noticia!! Esperemos que alpinismo llegue a los corazones de los más pequeños, en ellos esta el futuro.

Informar de comentario ofensivo
3. adam west - 28 Jul 2009, 14:27
MOLA!!!

Informar de comentario ofensivo
2. mamadou - 28 Jul 2009, 13:43
El vídeo tiene un ejemplo de dignidad que me ha puesto los pelos de punta. Cuando Ali el lobo (creo que es el) habla en la escuela, y se alegra porque las niñas también quieren ser alpinistas. Con sus pequeños gestos en la escuela intentando luchar contra la ola de fundamentalismo y el burka, poniendo su granito de arena para que esas niñas y niños sean más libres y dueños de su futuro. Esas pequeñas luchas, esos pequeños cariños y humanidades, esas pequeñas resistencias cuando todo se derrumba y el fascismo aprieta muy fuerte, son las que acaban volteando las grandes mentiras. Como aquellos maestros de la República, que tan bien interpretó Fernán Gómez en la lengua de las mariposas. Un proyecto muy bonito. De cuando el alpinismo no estaba viciado.

Informar de comentario ofensivo
1. Pedro Millán - 28 Jul 2009, 12:54
Magnifica y diferente noticia, Jorge. Enhorabuena!

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International