Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
s: 0
c:
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 21 de Septiembre de 2009

Pauner se recupera en casa

Un bloque en la morrena que se volcó a su paso le provocó un gran costalazo y la rotura de 3 costillas, y aunque por suerte no le perforaron ningún órgano -lo que en el Shisha, ochomil que no permite evacuación, habría sido fatal- el intenso dolor y la gravedad de la lesión le hicieron regresar en un complicado viaje para su estado andando, en mula, en jeep, hasta alcanzar Katmandú y poder volar a España

“Juanito y Tolo partieron 10 minutos antes que nosotros, porque nos quedamos grabando la Puja. Empezamos a subir con muy buenos síntomas, habíamos mejorado mucho la aclimatación con respecto a la anterior subida. A la hora y media de ascensión, estábamos cruzando una morrena caótica de hielo, arena, roca. Carlos iba delante de mí, y de repente en un salto entre dos bloques el segundo se giró rápidamente, por lo que Carlos se quedó horizontal en el aire. El bloque al girarse se quedó hacia arriba, en punta, y vi caer a Carlos sobre él. El golpetazo fue tremendo, y enseguida empezó a gritar desesperado. Pensaba que se había roto un brazo, pero cayó sobre el costado y supusimos que se habría roto algunas costillas.”

Así cuenta Javier Pérez el accidente que sufrió Carlos en una zona pestosa de la morrena del glaciar del Shisha Pangma. Describen el golpe como tremendo, y desde el primer momento, tanto por la caída como por el dolor, pensaron que se trataba de algo serio, porque además la zona de las costillas crujía en cada movimiento.

Su principal preocupación en ese momento era que alguna de las costillas rotas pudiera haber perforado algún órgano. Esto habría sido fatal, ya que el Shisha Pangma no permite evacuación. El campo base avanzado está a 18 kilómetros andando del campo base situado a 5.000 metros de altura, y desde allí la única salida es con un 4x4, ya que el ejército chino no permite el vuelo de helicópteros en la zona bajo ningún concepto. En estos momentos, es el único ochomil del que no es posible ser evacuado.

Así que inmediatamente llamaron por el satélite. A las 7 de la mañana sonó el móvil de María Antonia Nerín, cuando se encontraba junto al doctor Morandeira en unas prácticas del Master de Medicina de Montaña que organiza la Universidad de Zaragoza y que ellos imparten. Inmediatamente les dijeron que lo más importante era controlar que no hubiera daño interno, por medio de la frecuencia respiratoria, cardiaca, y sobre todo tener especial control sobre la tensión arterial.

Tras bastantes esfuerzos, consiguieron regresar al base avanzado, y allí hubo un momento de miedo. “De pronto, tuve un fuerte bajón de tensión, me quedé en 9-6, y comencé a tener taquicardias. Eran los síntomas que causa alguna perforación interna que hubiera provocaba una hemorragia, según nos habían dicho por teléfono los doctores. Creí que me desangraba internamente. En ese momento pasé miedo, porque pensé que me quedaba ahí. Pero parece ser que fue un shock provocado por la gran cantidad de pastillas que tomé.”

Mandaron al ayudante de cocina tibetano al campo base con una nota para el oficial de enlace chino, pero no hubo respuesta. Así que a la mañana siguiente descendieron andando hasta el campo base.

“Fue muy largo, con un dolor muy intenso. Además, aún no estábamos convencidos de que no hubiera algún daño interno. Cualquiera que se haya roto una costilla sabe el intenso dolor, yo llevaba 3 y muchas contusiones. Cuando por fin llegamos al campo base, nos encontramos con un cirujano griego, que me examino y diagnostico que no había perforaciones internas. Tuve mucha suerte, porque si el golpe hubiera sido unos centímetros más abajo, una rotura así sí que me habría provocado una perforación en el hígado”, afirma Carlos.

El doctor Morandiera comenta: “el cirujano le diagnostico, pero no le quiso tratar. Es normal. Hemos llegado a un punto que es muy complicado para un médico actuar en esas circunstancias. Tal y como está el tema internacional, si le trata y luego le pasa algo a Carlos, le puede caer hasta cárcel y una indemnización de millones de euros.”

El viaje de vuelta fue penoso. “Con el dolor tan intenso que tenía, andar, saltar de piedra a piedra, vadear ríos, caminar a lomos de mulas, después montar en camionetas y jeeps por caminos…fue penoso realmente. Cuando llegamos a la frontera con Nepal, ya la habían cerrado, la abren de 10 de la mañana a 6 de la tarde y no hacen ninguna excepción. Pasamos la noche en ese pueblo y por fin llegamos a Katmandú.”

Pero ahí no terminaron los problemas. Tuvieron problemas con los vuelos, les han extraviado todo el equipaje…pero finalmente consiguieron llegar al Clínico de Zaragoza.

“Tiene 3 costillas rotas, más hematomas y fuerte contusión en otras”, afirma la doctora Nerín. Al parecer, su fortaleza impidió que se rompieran más. Incluso el estar al comienzo de la expedición. Es probable que de haber ocurrido en el descenso, con la fuerte perdida de peso y masa muscular que suponen las estancias en altura, el daño hubiera sido mayor. “Ahora tendrá que permanecer 1 mes en reposo absoluto, después podrá empezar a entrenar gradualmente”. En este momento aguanta los dolores y puede moverse gracias a la morfina y los calmantes.

Juanito y Tolo

Juanito Oiarzábal y Tolo Calafat iban por delante. Habían quedado, si no se juntaban antes, en hablar a la 1: 00 pm por el walkie. Entonces se enteraron de lo ocurrido.

“Hemos dejado todo nuestro material y toda nuestra logística a su disposición, tanto cuerdas, tiendas, comida, sherpas. Así que para ellos continua la expedición. Pienso que se juntarán con un norteamericano y un italiano que estaban allí, que son amigos, y harán grupo los cuatro”, afirma Carlos.

La montaña

“El Shisha por la norte no me gustado mucho, por las grandes distancias. Uno va por la planicie tibetana y no puede imaginarse que allí haya un ochomil, tan sólo colinas de 4.000 y 5.000m de altura, y de repente aparece. Pero esto hace que las distancias sean enormes. El campo base está a 18 kilómetros del base avanzado. Pero es que este aún está casi a 6 horas del verdadero inicio de la montaña. Esto desgasta bastante en cada intento."

Estuvieron oteando la montaña en busca de la mejor forma de cruzar el tramo final, de la antecima a la cima. “De todos es sabido que el 95% de los que afirman que han hecho cima en el Shisha por la cara norte realmente no han alcanzado la cima, no cruzando la arista que separa la antecima (5 metros más baja) de la cima. Bajan, afirman que han hecho cima en el Shisha, no se les pregunta cual, y así se ha funcionado durante mucho tiempo.”

Barajaron la posibilidad de emplear la ruta que Iñaki Ochoa de Olza, viejo compañero de entrenamientos y escaladas de Carlos, abrió hace 3 años, y que evita la cresta al cruzar bastante por debajo a media ladera y ascender directamente a la cima. “Evita la cresta, pero también tiene más peligros objetivos que la otra ruta. Seracs por encima, hay que cruzar una pendiente inestable a media ladera. Decidimos que al llegar al campo 3, desde donde todo se ver de cerca, decidiríamos.”

El futuro

Desde que el año pasado Carlos, tras coronar el Dhaulagiri, intentara una semana después el Lhotse non-stop, sufriendo un edema, la suerte no le ha acompañado. Esta primavera en el Manaslu tuvo que darse la vuelta a 60 metros de distancia de la misma, en una decisión difícil de tomar que le honra. Sus tiendas sufrieron dos avalanchas. Y ahora, finalmente, en una morrena glaciar sufre este accidente.

“Quiero romper esta racha de mala suerte. Y para eso necesito motivación. En momentos así hay que tirar para adelante con decisión. Así que este invierno entrenaré muy fuerte y en primavera me iré al Annapurna, que es el ochomil más complicado de los que me quedan”.


Pauner, en rueda de prensa en el Hospital Clínico de Zaragoza


La doctora Nerín, Carlos Pauner, Javier Pérez y el doctor Morandeira, durante la rueda de prensa



Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
2 comentarios

2. CHEMA - 22 Sep 2009, 09:01
Despues de la mala racha aparece la buena estrella, desde Petrer los que admiran y disfrutan de este bello deporte, te envian un mogollon de energia positiva, una pronta recuperacion y mucha suerte para tus proximos retos. UN SALUDO.

Informar de comentario ofensivo
1. Suitxi - 21 Sep 2009, 00:22
Qué mala suerte tiene este hombre, siempre que parece que está cerca de un éxito la cosa se tuerce... Admirable su tesón. Ánimo Carlos.

Informar de comentario ofensivo

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International