. El doctor José Ramón Morandeira nos envía un comunicado para su publicación - Barrabes.com" />
Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 03 de Mayo de 2010

"De pontífices y pontificaciones". El doctor José Ramón Morandeira nos envía un comunicado para su publicación

El doctor Morandeira nos pide que reproduzcamos un comunicado que ha escrito en Tatopani, una vez que ya han abandonado el campo base del Annapurna y se encuentran a 1.190m de altura. En estos momentos Carlos Pauner informa de que ya se encuentran todos en Katmandú

Éste es el comunicado que envía el doctor José Ramón Morandeira pidiendo su publicación:

“Ya hemos dejado el Campo Base. Estamos en Tatopani, a 1.190 metros de altitud y un poco más tranquilos, después de la semana tan tremenda que hemos tenido. Nos costará recuperarnos, porque el golpe ha sido muy duro. No obstante, nos queda la satisfacción de pensar que, en un principio, creíamos que íbamos a perder a todos nuestros compañeros,incluidos los sherpas. Y, al final, sólo tenemos que lamentar la pérdida de Tolo, cuya vida se nos ha escapado por los pelos. Creemos sinceramente que el rescate realizado en el Annapurna marcará un hito en la historia de los rescates himaláyicos, por su eficiencia, rapidez y altitud. Lo que no nos sirve para devolver la vida a Tolo, pero al menos nos consuela pensando que nunca se hizo nada tan rápido y eficiente en estas montañas para lograrlo. Gracias. Nuestro más sincero agradecimiento a todos los que han intervenido.

Respecto al proyecto sanitario que, con la ayuda incondicional del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza y el Servicio Aragonés dela Salud (SALUD), estamos desarrollando aquí, creemos que la primera parte está sobradamente cumplida. Hemos dado todo el apoyo necesario a la expedición liderada por Carlos Pauner y a cuantos nos han necesitado. A media mañana, lo que quedaba de nuestro grupo ha salido hacia Kathmandú para poner rumbo a España con sus lesiones en tratamiento , sus informes técnicos médicos redactados y todo el papeleo legal necesario en marcha, para evitar que haya problemas con la salida del país y las prestaciones de las compañías aseguradoras.

Me gustaría que los informes clínicos redactados por los profesionales que estamos sobre el terreno y que hemos vivido directamente los hechos, se respetasen, librándolos muy especialmente de comentarios hechos por personas sin ningún tipo de cualificación sanitaria que, en mi opinión, rayan el intrusismo profesional y, por tanto, son intolerables. Profesionalmente, estamos satisfechos y creemos haber actuado de la mejor y más eficaz forma posible. Hablen lo que hablen, y digan lo que digan quienes, como siempre en nuestro país, se permiten opinar sobre los más complejos temas médicos sin tener la menor formación profesional ni la más mínima idea.

Estamos cansados, sobre todo de espíritu; pero, aunque consideramos que la primera parte de la misión sanitaria está cumplida, tenemos que continuar. Aún nos falta mover todos los temas relacionados con el orfanato, el convenio con la fundación Pasang Lemu y las prácticas en este país para los alumnos del Máster en Medicina de Montaña que, de forma tan pionera como eficiente, se realiza en la Universidad de Zaragoza, con el apoyo incondicional de todas las instituciones. Lo vamos a hacer. Es nuestro deber y nuestro compromiso.


Es un momento de desánimo que afecta especialmente a la Dra. Nerín, joven y poco ducha en estas cosas, a la que aún le falta asimilar por completo que España es un país en el que todo el mundo pontifica sobre los más complejos temas médicos, sin haber hecho siquiera un cursillo de Primeros Auxilios; que los especialistas de la cabeza pontifican sobre los pies, y viceversa; que el marujerío generalizado habla de la “bomba de potasio y su papel en la contracción de la fibra muscular”, como si se tratara de hacer huevos fritos con longaniza; que los peliculeros cuentan historias médicas de auténtico terror y que, desgraciadamente, el trabajo de los profesionales sanitarios se ve complicado sobre manera con todas estas cosas. Máxime, cuando las pontificaciones se hacen a miles de kilómetros de distancia, cómodamente sentados en los restaurantes o en la barra del bar, criticando las actuaciones de los sanitarios que estamos sobre el terreno, y que somos los de siempre, porque los demás hablan mucho, pero no actúan.

En fin, ¿Khe garné? (¿qué le vamos a hacer?, que dicen por aquí). En cualquier caso, asumo que los programas de share y de mayor impacto en nuestro país sean los reality shows próximos a la prensa rosa y tremendista, pero aquí no estamos hablando del “chichi de la Bernarda”, sino de algo muy serio. Y, ni moral, ni profesionalmente, lo podemos consentir.

Para mí, que llevo cuarenta años dedicado a estos temas del rescate y la asistencia a los accidentados en montaña, hace tiempo que todos los montañeros se convirtieron en “presuntos accidentados”. Y, sin embargo, nunca se me ha ocurrido hacer comentarios distorsionados que nada tienen que ver con la realidad. Me gustaría que, quienes se permiten lanzar opiniones temerarias, meditasen antes de hacerlo, sobre unos versos que ya Homero escribió en La Ilíada en el siglo II a.C.


“Morir es el destino.
Y cuando llega la hora del hombre,
ni aún los dioses pueden ayudarle
por mucho que puedan quererlo?.”


Prof. Dr. JR Morandeira
http://www.grupossm.blogspot.com


El doctor Morandeira quiere aclarar ciertas cosas sobre lo ocurrido en la montaña

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
5 comentarios

5. Cerreu - 04 May 2010, 11:19
Los comentarios sobre los partes médicos han sido muy pocos y con la inexactitud habitual que suele rodear a estos casos. Nada que deba llamar la atención. Este artículo no se distingue precisamente por el poder de concreción. Abunda en justificaciones de la labor del proyecto sanitario que abandera (¿acaso es puesto en cuestión?) y un tono criptico que no viene al caso. En cambio no entra en detalles sobre los males que denuncia por lo que transmite la impresión de poner la venda antes de que se haga la herida.

Informar de comentario ofensivo
4. Artroso - 03 May 2010, 17:07
A mi solo me han molestado las opiniones xenófobas anticoreanas. Cada cual tiene la educación que ha recibido, dentro del marco de su cultura. Los coreanos pueden, eventualmente, resultar más guarros que otros, pero no por haber nacido en Corea. Sus maneras podrán ser distintas, pero eso no implica a priori que sean malas. No hay nada peor que fomentar el odio racial o ideológico, menos aún en las montañas. El epitafio para Tolo Calafat habrá de estar libre de ello. Espero que, entre todos, consigamos que su muerte rinda un fruto de comprensión y convivencia entre distintas culturas. Aporto un enlace que espero pueda tener alguna utilidad en ese sentido. Música para recordar y mirar adelante, hacia quienes nos siguen y que merecen una herencia de paz entre los distintos pueblos: http://www.youtube.com/watch?v=WirEJbA14xA

Informar de comentario ofensivo
3. mamadou - 03 May 2010, 16:33
bueno la verdad es que esto ha sobrepasado ampliamente el ámbito de la montaña, y se ha hablado en tantos sitios que puede que haya salido hasta en la noria, si te descuidas. Y seguro que en algunos lugares no-montañeros se habrá hablado así, me imagino. hay tanto lio cuando pasa algo así y trasciende a la opinión publica en general que a saber donde y lo que han leido o les han dicho.

Informar de comentario ofensivo
2. lapland - 03 May 2010, 15:53
Yo he estado por foros y publicaciones que hablaban sobre el tema. Las quejas que han predominado han sido sobre todo por la actitud de Juanito, algunas sobre los coreanos y todavía no he visto ninguna sobre los partes médicos y opiniones de los profesionales que estaban allí. Que dicen que edema, pues edema, que luego dice que agotamiento, pues será agotamiento... No entiendo este artículo. Si nadie ha discrepado con el diagnóstico. Bueno, igual alguien... pero no ha sido algo insistente.

Informar de comentario ofensivo
1. guiniman - 03 May 2010, 14:22
Cierto que España es como es (¿Khe garné?) pero eso tambien incluye a personajes como el Dr. Morandeira y Juanito Oiarzabal, que tambien "son como son". Del "es-como-es" Morandeira me ha resultado muy revelador el post sobradísimo (lo del WC de la coreana es hasta tronchante) y lleno de prejuicios que publicó aquí sobre los coreanos: http://red.barrabes.com/grupossm/blogs/post.asp?idPost=2389 Y es que si él entra en el juego de opinar de los demás tan a la ligera luego no puede extrañarse de que todo lo relacionado con esta expedición haya adquirido un tono salsaroseril muy mediático. Cierto que las jocosidades fueron antes que se desencadenase la tragedia, pero ahora el asunto ya es difícilmente reconducible y solo hay que desear que el tiempo "cure". Aunque al final con lo que yo me quedo es con la calidad humana (el fondo sobre las formas) del Dr Morandeira: tras el tono del citado post a los coreanos, está la realidad de que nunca dejó de ayudarles y de preocuparse por ellos. Sí, es un Sr. Doctor

Informar de comentario ofensivo

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International