Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 07 de Mayo de 2010

Hilo Moreno y José Mijares vuelven a Spitsbergen; 21 días de travesía con sus pulkas

“Hemos cruzado 10 glaciares, 4 fiordos congelados, hemos recibido la visita de 4 osos polares, uno de ellos mientras dormiamos... y hemos utilizado velas de tracción algunos dias. Etapas desde los 12 km (subidas interminables) a los 40 km. Hemos visitado ademas una población abandonada rusa (Pyramiden) y hemos visto infinidad de focas y algunas crias de foca.” El año pasado el mal tiempo les echó de la isla de Spitsbergen, pero este año han vuelto y han conseguido realizar una travesía de 21 días tirando de sus pulkas de 80 kilos

Hilo Moreno y José Mijares nos envían una pequeña crónica sobre su travesía en la isla de Spitsbergen. Un año después de su primer intento, el tiempo les ha respetado y han conseguido su objetivo:

“Tras el rescate en abril del año pasado que puso fin al intento de cruzar la isla de Spitsbergen de norte a sur, hemos vuelto al mismo archipiélago este año con un objetivo menos ambicioso. La idea ha sido recorrer los cerca de 300 kilómetros que separan la capital de Longyearbyen de Ny Alesund, antiguo pueblo minero y actual sede de una base científica internacional.

Salimos el 8 de abril con temperaturas cercanas a los cero grados desde la capital de Svalbard. Los dos primeros días fuimos “ligeros” para aclimatarnos al ambiente y tras cincuenta kilómetros recogimos un depósito con el total de los víveres y provisiones. En total 21 días de comida y combustible, nuestras pulkas llegaron a pesar alrededor de 80 kilos al inicio del viaje.


El buen tiempo ha sido una constante en esta travesía sobre todo si lo comparamos con el que tuvimos el año pasado. El viento ha soplado a favor en numerosas ocasiones y ello nos ha permitido usar las velas de manera frecuente. Hemos usado velas de 8 y 14 metros cuadrados, gracias a las cuales hemos hecho etapas de casi 40 kilómetros con desniveles de 400 metros. Las botas, esquís y fijaciones han sido las habituales en las travesías que realizamos, siempre Telemark con fijaciones tipo cepo y bota de cuero.

La primera semana, tras atravesar el Tempelfjorden y el Billefjord llegamos a la ciudad abandonada rusa de Pyramiden donde descansamos un día entero e hicimos algo de “turismo” en esta ciudad fantasma. Bustos de Lenin, edificios abandonados, y estandartes y carteles en cirílico por doquier. Las temperaturas bajaron considerablemente pero manteniéndose siempre en un rango razonable, entre 2 y 24 grados bajo cero.


Los siguientes diez días volvimos a tener el tiempo y el viento a nuestro favor. Etapas largas y numerosos kilómetros sobre mar congelado (fiordos de Dickson y Ekman), aquí recibimos la visita de tres osos polares dada la abundante presencia de focas recién nacidas. Un cuarto oso llegó hasta nuestra cerca antiosos (perímetro de seguridad a tres metros de la tienda) por la noche y nos despertó al tocarla.

La última parte del viaje transcurrió en la zona alta de la isla. A unos 700 metros de desnivel recorrimos el glaciar de Kongsvegen pasando bajo las famosas Tre Kroner, montañas de gran belleza que asemejan el perfil de una corona real. Pasamos del paisaje marino de los últimos días a uno mucho más montañoso y diferente.El día numero quince coronamos el collado más alto del glaciar y desde ahí descendimos hasta el mar descongelado en la bahía de Kongsbukta. Recorrimos 37 kilómetros esa jornada gracias a la ayuda del viento llegamos a un antiguo vagón de tren alemán que hace las veces de cabaña/refugio a escasos 10 kilómetros de nuestro destino final: Ny Alesund. Decidimos pasar un día descansando y disfrutando en nuestro vagón ferroviario, y el día número diecisiete llegamos a la base científica a mediodía.


En total habíamos recorrido cerca de 300 kilómetros, atravesado diez glaciares, cruzado 4 fiordos y comido más de cinco kilos de chorizo. Empleamos quince días más dos de descanso. Tras reposar y disfrutar de la interesante localidad de Ny Alesund emprendimos el regreso en avioneta a Longyearbyen y desde ahí a Madrid.

Encontraréis más información y fotos de nuestro viaje en www.sietedehielo.com La expedición ha sido realizada gracias al apoyo económico de Elea Corporación y a la ropa proporcionada por Devold y Bergans, y el material de Helsport y Suunto."


Las velas de tracción pudieron ser utilizadas en algunas ocasiones


Uno de los campamentos

Tirando de la pulka

El tiempo respetó en general a José y a Hilo

Durante la travesía

Con las cometas de tracción

Un poco de civilización

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International