Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 23 de Marzo de 2011

Travesía circular del lago Inari, en Laponia, por José Mijares y Lonchas

Nuestro viejo conocido José Mijares y su perro Lonchas realizan una travesía circular de 11 días rodeando el lago Inari, para probarse a ellos mismos, para entrenar para su próxima expedición, para probar material y para disfrutar, no necesariamente por este orden. Ésta es una de las múltiples ventajas de vivir y trabajar en Cabo Norte, que enganchas un puente y te pierdes en el Gran Norte. Nos mandan una bonita crónica que nos apetece compartir con vosotros

“Mi ruta ha sido un triangulo por el lago. De Inari a Nellim, de Nellim a Sevetijarvi y de allí a Inari. Lo más entretenido ha sido estar poco en las zonas verdaderamente grandes del lago, que pueden ser monótonas y adentrarse en las muchísimas islas, atravesarlas y sobre todo llegar a docenas de laguitos subsidiarios del gran lago y recorrer intrincados canales y bosques solitarios y helados. Mejor aún ha sido llevar un sol enorme luciendo día tras día en un paisaje conmovedor y vacio, verdaderamente hermoso, de los que te reconcilian contigo y tus congéneres.”

La mayoría conocéis a José Mijares. Ha escrito unos cuantos artículos sobre sus travesías polares y árticas para nuestra web www.barrabes.com y para nuestra revista Cuadernos Técnicos. En uno de ellos (Northern Exposure), que tenéis enlazado a final de página, nos contaba su (antológico) modo de vida: regenta junto a su pareja un bar de hielo en el mismo Cabo Norte, www.articoicebar.com. Esto, que tiene ciertos inconvenientes de índole logística, también tiene sus evidentes ventajas: a la puerta de casa tiene el Gran Norte. Así que a nada que engancha unos días, puede realizar travesías de entrenamiento de mayor o menor envergadura de cara a la preparación de sus expediciones. Y de cara al disfrute general, claro.

La travesía circular del lago Inari, en Laponia, no es especialmente compleja. Pero es preciosa y solitaria. Nos manda José una crónica de estos días pasados en compañía de su perro Lonchas, solos en los bosques y los lagos de Laponia. Los correos de José son así. De repente, recibes uno en el que te cuenta que está trabajando acabando de montar el bar de hielo para la temporada, pero que por las tardes puede hacer kite en nieve a través del territorio terminando en la misma playa, en el mismo borde del mar. Cosas así. Y estos 11 días nos apetece compartirlos con vosotros.

“Hace años hice, con mi amigo Carles (Gel), la travesía clásica del lago Inari. En aquella ocasión salimos de Ivalo y a través del rio entramos en el lago y sin muchas complicaciones lo atravesamos hasta Sevetijarvi y atravesando zonas de tundra llegamos a Nuorgam, el pueblo más septentrional de Finlandia, por encima de los 70º de latitud norte y sin encanto particular, salvo ese “titulo” de ser el más septentrional. Una ruta de 200 km sencilla y con cabañas.

Tenía ganas de volver al lago Inari y además lo tengo cerca de casa, vivo en Cabo Norte. Es un buen banco de pruebas y yo tenía ganas de probar muchas cosas esta vez. Primero a mí mismo, después ciertos materiales y sobre todo a mi perro, Lonchas. Un malamute de 2 años con el que ya he recorrido muchos kilómetros por Laponia, pero nunca en pleno invierno.

El 15 de febrero salíamos de Inari a -30ºC, con la intención de ir hasta Nellim en la orilla Este del lago. No conocía Nellim, así que me hacía ilusión hacer noche en ese pequeño pueblo. La ruta carece de complicaciones, sólo hay que seguir las huellas de las moto nieve (apenas encontramos una docena en todo el viaje) y disfrutar del paisaje.

Lo más difícil de esta época del año es la escasez de luz y el frío, pero andaba probando equipo y estas condiciones me venían muy bien. Lo primero era llevar los sacos, siempre uso dos de fibra, extendidos encima de la pulka en una bolsa especial donde además llevaba la esterilla. Esta idea ha funcionado muy bien y da una velocidad increíble a la hora de acampar. Otra prueba era llevar la tienda pre-montada encima de los citados sacos. Resultó mejor aún de lo que pensaba: montaje en 3 minutos y desmontaje en 2 minutos. Y finalmente una cocina de gasolina también montada. Con todos estos inventos, que no son míos, acampar y salir del campamento era rapidísimo y yo estaba como niño con zapatos nuevos.

Y la última prueba y más importante era saber cómo viajaríamos Lonchas y yo con las pulkas y cuánto podría tirar Lonchas. Después de tirar yo durante un par de días de mi ligera pulka, Lonchas pasó a cargar con todo el equipo y el viaje tomó tintes de auténtico lujo, al menos para mí. Que nadie tema por Lonchas, llevaba apenas 45 kilos y eso para un malamute de 50 kilos y en plano, por una huella de moto nieve es un chiste. ¡¡Teníais que haberle visto corriendo detrás de los renos con las dos pulkas!!

Mi ruta ha sido un triangulo por el lago. De Inari a Nellim, de Nellim a Sevetijarvi y de allí a Inari. Lo más entretenido ha sido estar poco en las zonas verdaderamente grandes del lago, que pueden ser monótonas y adentrarse en las muchísimas islas, atravesarlas y sobre todo llegar a docenas de laguitos subsidiarios del gran lago y recorrer intrincados canales y bosques solitarios y helados. Mejor aún ha sido llevar un sol enorme luciendo día tras día en un paisaje conmovedor y vacio, verdaderamente hermoso, de los que te reconcilian contigo y tus congéneres.

En la orilla norte del lago esta el pequeño pueblo de Sevetijarvi y allí se unió José Antonio a nosotros. Sólo venía por un par de días, los justos para refrescar el alma. En el bar del pueblo conocimos a un francés que vive allí desde hace unos años y no nos permitió de ninguna manera ir a dormir a la tienda e insistió en llevarnos a su casa. Y acabamos, como dice la canción de Chavela, “otra vez brindando con extraños” hablando de lo humano y lo divino hasta altas horas de la madrugada y bebiendo un brebaje llamado “Sauna”; yo apenas bebí, ya me conozco estas timbas laponas que suelen acabar con la cabeza entre las manos y un pie fuera de la cama buscando asidero. Al día siguiente salimos buscando el sur, rumbo a Inari, pero mi amigo me dejó en un punto del lago donde una carretera lo cruza. Un bus llevaría a mi amigo José Antonio a Ivalo y yo continuaría con Lonchas.

Había planeado que el viaje durara 12 días, más o menos 300 kms, pero el 11º día de ruta aún quedaban 52 km y pensé si seríamos capaces de hacerlos. Después de 10 horas sin parar, con Lonchas medio mosqueado por tan larga caminata, recorrimos los 52 kms, llegamos a Inari y aún tuvimos tiempo de cenar caliente en el bar del pueblo.Un día antes de lo previsto habíamos llegado al final del viaje y celebrarlo con mi compañero Lonchas fue algo que nunca olvidaré.”


Jose Mijares


José durante la travesía


Lonchas

Paisaje del Norte

El lago

Bosques al atardecer

Bosques en la travesía

Lonchas y las pulkas

Bosques solitarios

Campamento nocturno bajo las Luces del Norte; una bonita Aurora Boreal

Lonchas se va a ver mundo

Lonchas emocionado ante la suculenta presencia de los renos

Lonchas elegante

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
3 comentarios

3. Jose Mijares - 30 Mar 2011, 19:23
Gracias chicos! le seguimos dando buena vida a Lonchas, podeis verlo en mi facebook. Saludos

Informar de comentario ofensivo
2. prudenpruden - 24 Mar 2011, 14:19
¡Qué maravilla!. ¡Felicidades!

Informar de comentario ofensivo
1. Islan - 24 Mar 2011, 08:25
Q suerte tiene Lonchas de tenerte. Q buena vida para un nórdico!! Las fotos preciosas. Seguir así.

Informar de comentario ofensivo

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International