Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 09 de Mayo de 2011

2º ochomil para Ueli Steck en 18 días; alcanza el Cho Oyu con Don Bowie

Ascienden desde el campo base hasta cima tras descansar unas horas a 6850m. Es el segundo paso de su proyecto; tras la cumbre exprés en el Shisha Pangma y la cima del Cho Oyu por la normal, ahora acuden al Everest. Aunque no han dado más datos, conociendo el estilo de ambos, es fácil pensar que van a intentarlo de forma rápida y sin oxígeno. Contra lo que suelen afirmar algunos, Steck se lleva un grato recuerdo de la montaña y de los habitantes del campo base

No ha sido por una ruta técnica, y les ha llevado algo más de tiempo, pero aún con todo ha sido una cima muy rápida: parten al mediodía del campo base, pasan unas horas a 6850m hasta las 00:00am y a medianoche parten hacia cima. La alcanzan y descienden.

Queremos destacar estas palabras de Ueli Steck, sobre la ascensión, y sobre el ambiente en la montaña:

“Cho Oyu ha sido una montaña bonita. Y he disfrutado con toda la gente que conocimos en ella. Contra lo que se habla, todo el mundo ha sido muy amable, y todos se ayudan unos a otros en todo lo posible. Uno ofrece té, otro ayuda a uno que llega a instalar la tienda. Ya sé que hay alpinistas y gente que no lo son aquí. Ya sé que no es una ruta técnica. Sin embargo, la cima está a 8201m. Cada persona tiene su propio objetivo. Que uno parta desde 7600m para alcanzar la cima, que uno necesite 10 ó 20 horas para alcanzarla, no importa. Cada una de estas personas vuelve a casa con sus propias experiencias, y eso es lo que cuenta. Yo me llevo de vuelta a casa buenos recuerdos del Cho Oyu.”



"Don llega con el último parte meteorológico. Hoy es impredecible. Avisa de viento y de nieve. El sol no está previsto. La ventana de buen tiempo está clara para el 4 y el 5 de mayo, pero a partir del 6 entra tiempo húmedo. Avisa de nubes, que finalmente llegan. Hay nubes gruesas por encima de la cumbre, de alguna manera no me creía el parte meteorológico, y me sorprende que se cumpla. Por encima de lo que la predicción diga, el tiempo tiene lugar afuera, y no en la oficina de Berna ¡Pero la oficina de Berna es una gran ayuda! Sin estos partes, no habría intentado el Shisha Pangma.

Decidimos subir al día siguiente. El día 5 intentaremos la cima. Si no lo conseguimos, tendremos un día extra. El día 9 los yaks tienen orden de abandonar el campo base, y el 10 toda la expedición se traslada al campo base del Everest, con o sin cima. Hagamos cumbre o no, nuestro principal objetivo es el Everest. La idea es liberadora...ahora el Cho Oyu, después el Everest...y después...¡a casa!

El tiempo se calma un poco. Antes del almuerzo visitamos otra expedición que conocimos en Nyalam. Ya han llegado también al campo base avanzado. Esta montaña es divertida. Esta expedición lleva un montón de gente, pero están todos de buen humor. También tienen un calefactor que funciona, estamos un poco celosos...teníamos el mismo modelo en el Shisha Pangma y no funcionó por la altura...

A las 12 hacemos la mochila con tranquilidad. Esta vez estoy contento, no tengo que ir cargado como una mula. Todo el material no esencial queda fuera. Aquí tenemos que tener muy claro que estamos aclimatando y que tenemos que tomarnos las cosas con tranquilidad. No es una cuestión de tiempo. Puede que ascendamos por la ruta normal en 2 días o en 10 horas, pero lo importante es que necesitamos estar en forma para el Everest.

La ascensión al siguiente campo a 6850m es difícil. Hay nieve todo el camino. La otra expedición que planeaba alcanzar la cima el 5 de mayo ya ha partido. Primero acamparon a 6400m, después a 7200m y ahora están en el campo 3 a 7600m. Mientras tanto, ha nevado, así que tenemos la suerte de abrir huella... Por suerte nuestras mochilas son ligeras y las cargamos fácilmente.

Tenemos que superar una parte vertical antes del campo 1. Vemos a dos escaladores descendiendo del campo 2 al campo 1; afortunadamente, tendremos al menos la mitad de la huella abierta por encima nuestro. No será una huella perfecta, las pisadas estarán muy separadas porque las han hecho bajando. Pero algo ayudarán. Nuestra tienda nos da la bienvenida a 6850m. Comemos e intentamos dormir algo. A medianoche suena la alarma, nos espera un día muy largo. La medianoche llega pronto, me hubiera gustado permanecer tan ricamente en el saco de dormir. Ahora el viento sopla frío, hace mucho frío. Kari Kobler me había avisado de que esta montaña es fría. ¡Pero aún así estoy pensando en positivo!

Continúa la monotonía de abrir huella. Don y yo nos turnamos abriendo. A las 3:30 llegamos al campo 2 a 7200m. Buscamos una tienda vacía en la que descansar un rato. Dejo mis pies fuera para no tener que quitarme los crampones. Don se queja de frío en sus pies, los míos están calientes; tengo un sistema de calor en ellos, y lo enchufo al 3. Le cambio las baterías al sistema aprovechando la parada, así tengo calor para otras 5 horas y media; por ese entonces, el sol ya nos habrá alcanzado, y el frío no será tan intenso. Hora y media después abandonamos la tienda.

Dos jóvenes franceses salen también para cima, junto a su sherpa. Ahora somos 5 hacia cumbre. El campo 3 está a 7600m, y vemos cómo los primeros alpinistas parten de él hacia cima. ¡Finalmente el sol nos calienta! Paul, un guía de montaña de Chamonix, nos ofrece algo de té caliente, y aceptamos antes de partir. Ahora es más vertical. Una zona de roca amarilla con cuerdas fijas viene ahora. La ascensión no es tan difícil como para eso...engancho el mosquetón a la cuerda para asegurarme, y escalo el largo, lo que es más divertido que subir por la cuerda. Hacia el final de la roca amarilla ya hemos adelantado a la mayoría de alpinistas. Nuestros dos amigos de Bolivia, Elio y Bernardo están por delante, así como Sophie y su sherpa de altura.

La montaña es casi esquiable, y estoy contento de llevar mis bastones Leki de carbono, son de mayor ayuda que un piolet aquí. Después de una travesía, la ruta llega a una cornisa y al campo de hielo de cima, que parece extenderse eternamente. Recuerdo lo que Miss Hawley nos dijo en Katmandú...unas palabras divertidas viniendo de una mujer de 80 años que nunca ha ascendido una montaña, pero ha leído todo lo que jamás se haya documentado: “si no puedes ver el Everest, no estás en la cima.” ¡nos llevo mucho rato ver el Everest! Permanecimos en la cima por unos 10 minutos, no más. Tomamos unas fotos y empezamos a bajar, paso a paso.

Es mi segunda cima de 8000 metros en 18 días. No me siento tan fresco como me sentí en el Shisha Pangma, pero con todo, estoy feliz. Cho Oyu ha sido una montaña bonita. Y he disfrutado con toda la gente que conocimos en ella. Contra lo que se habla, todo el mundo ha sido muy amable, y todos se ayudan unos a otros en todo lo posible. Uno ofrece té, otro ayuda a uno que llega a instalar la tienda. Ya sé que hay alpinistas y gente que no lo son aquí. Ya sé que no es una ruta técnica. Sin embargo, la cima está a 8201m. Cada persona tiene su propio objetivo. Que uno parta desde 7600m para alcanzar la cima, que uno necesite 10 ó 20 horas para alcanzarla, no importa. Cada una de estas personas vuelve a casa con sus propias experiencias, y eso es lo que cuenta. Yo me llevo de vuelta a casa buenos recuerdos del Cho Oyu. Estoy algo cansado: dos cimas entre pecho y espalda. Ahora vamos a Lhasa para tratar de relajarnos un poquito. Después, si las autoridades chinas lo permiten, iremos al campo base del Everest. ¡Quizás allí volvamos a tener suerte!"


Ueli Steck, www.himalayaspeed.com


Ueli Steck en la planicie de cima

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International