Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 10 de Mayo de 2011

María Antonia Nerín y JR Morandeira escriben sobre el accidente de Schailendra K. Upadhyaya

Por  |  Deja tu comentario  | 

“Muy involucrado en los cambios políticos y sociales sufridos en Nepal en los últimos 40 años, fue Primer Ministro del Gobierno; luego, representante permanente y embajador en la ONU, y Ministro de AAEE. Gran amante del montañismo, abrazó con decisión los objetivos de la SECEE Nepal en su intento de atraer la atención de las gentes sobre el colectivo de la tercera edad, totalmente desprotegido y abandonado a su suerte en Nepal en la mayoría de sus necesidades. Fue así como se planteó subir a la cima del Everest a sus 82 años”

“...no me quedó más remedio que decirle que no estaba en condiciones de ir para arriba. Schailendra, hombre de mundo y muy decidido, no dudó en decirme: “Lady Doctor, o la cima o la muerte. Hace mes y medio estuve a 6.400 metros. Convencimiento y entusiasmo cuentan mucho más que la edad a la hora de alcanzar el éxito”.

Está claro que cuando alguien, cuerdo, culto y experimentado, toma una decisión de este tipo, pocos argumentos quedan para llevarle la contraria; más aún cuando tiene un numeroso equipo dispuesto a “arrastrarlo” hasta la cima (estas fotos prefiero no enseñarlas). Y, si lo piensas, ¿es mejor morirse en una UCI después de 20 días de agonía que escoger morirse en la montaña “con las botas puestas”, siempre que no suponga arriesgar la vida de nadie más?”


----------------------

Los doctores María Antonia Nerín y José Ramón Morandeira nos envían una crónica sobre la persona de Schailendra K. Upadhyaya, ex-presidente de Nepal y fallecido ayer a los 82 años entre el campo 2 y el 1 del Everest, y sobre lo acontecido durante el reconocimiento médico que le efectuaron un día antes. Un amante del alpinismo y una persona luchadora hasta el final, que decidió realizar esta ascensión para llamar la atención sobre la desgraciada situación de la tercera edad en Nepal, abandonada a su suerte. Fue uno de los mayores impulsores en los últimos 50 años de los cambios sociales en el país nepalés.



"Ayer tarde (lunes 9 de mayo), sobre las cinco, Schailendra K. Upadhyaya falleció en la cascada de hielo del Khumbu. Schailendra nació el 17 de septiembre de 1929 y desde su juventud, fue siempre muy crítico con los valores ortodoxos y las estrictas y discriminatorias normas existentes en la sociedad que le tocó vivir. Muy involucrado en los cambios políticos y sociales sufridos en Nepal en los últimos 40 años, fue ya Primer Ministro del Gobierno de su país en 1962; luego, su representante permanente y embajador en Naciones Unidas entre 1972 y 1978, y Ministro de Asuntos Exteriores entre 1986 y 1990, sin mencionar otros importantes cargos que llegó a desempeñar.

Gran amante del montañismo, Schailendrá abrazó con decisión los objetivos de la Senior Citizen Mount Everest Expedition Nepal (SECEE Nepal) en su intento de atraer la atención de las gentes sobre el colectivo de la tercera edad, totalmente desprotegido y abandonado a su suerte en el Nepal, en la mayoría de sus necesidades. Fue así como se planteó subir a la cima del Everest a sus 82 años, para batir el record anteriormente establecido por Ming Bahadur Sercham de 76 años en 2008, a través de la misma organización.

Anteayer por la mañana (domingo 8 de mayo), recibimos el aviso de que este importante personaje nepalés, reclamaba nuestros servicios médicos en su tienda del EBC. Preguntamos por qué no se trasladaba él a nuestro PS3A (Punto Sanitario Asistencial Atípico Avanzado), como todo el mundo, si no se trataba de una emergencia que se lo impidiera. Decidimos escuchar el criterio de nuestro sirdar Sonam Dendu Sherpa, cuyo buen tacto y sentido no suelen fallar. Así fue también en esta ocasión. Tras un largo paseo por el EBC, alcanzamos la tienda donde nos esperaba Shailendra K. Upadhyaya, rodeado de su importante equipo técnico.

Nos encontramos con un abuelo en toda regla. Muy educado, muy amable, encantador, de mirada inquietante, aunque viva y bondadosa, a través de unos ojillos vivarachos que expresaban una gran paz interior. Todo su problema era que se le habían terminado las pastillas de la tensión y quería saber cómo estaba. Mientras tomábamos el té de cortesía, nos explicaba sus intenciones: subir a la cima del Everest. Ante tal pretensión, desplegué todos los medios diagnósticos que llevábamos, para hacer un chequeo lo más amplio posible. Su tensión, de 110/60, desaconsejaba totalmente el que tomara ninguna pastilla hipotensora; su saturación de oxígeno a 5.400 metros, del 78%, era aceptable para andar por el CB, pero no para seguir subiendo; el hematocrito del 35% y la hemoglobina de 12 mg/dL, desaconsejaban por completo ningún tipo de incursión por campos de altura; su frecuencia cardiaca, de 63 por minuto y rítmica, era lo único que se salvaba, junto con una auscultación pulmonar normal. Además, una vez sin el anorak y el pantalón de plumas, estimamos que no pesaría más de 45 kilos, la sarcopenia (poco tejido muscular) era más que evidente. Como es habitual, por mucho que diga el Dr. Morandeira que los médicos sólo sabemos prohibir (él es cirujano), no me quedó más remedio que decirle que no estaba en condiciones de ir para arriba. Schailendra, hombre de mundo y muy decidido, no dudó en decirme: “Lady Doctor, o la cima o la muerte. Hace mes y medio estuve a 6.400 metros. Convencimiento y entusiasmo cuentan mucho más que la edad a la hora de alcanzar el éxito”.

Está claro que cuando alguien, cuerdo, culto y experimentado, toma una decisión de este tipo, pocos argumentos quedan para llevarle la contraria; más aún cuando tiene un numeroso equipo dispuesto a “arrastrarlo” hasta la cima (estas fotos prefiero no enseñarlas). Y, si lo piensas, ¿es mejor morirse en una UCI después de 20 días de agonía que escoger morirse en la montaña “con las botas puestas”, siempre que no suponga arriesgar la vida de nadie más? Vista la situación, optamos por recomendarle que esperara unos días, para hidratarse mejor, dar tiempo a fabricar unos cuantos glóbulos rojos más, mejorar su saturación de oxígeno y poder, quizás, plantearse probar algunas escaleras de la cascada de hielo. Que no, que el lunes se subían al Campo 2 y que ya vería si baja o si seguía subiendo. Conseguí que aceptara un botiquín con medicación de urgencias, un aparato de tensión y un pulsioxímetro para que le tomaran las constantes al llegar al C1 o si se encontraba mal, y prometieron que llamarían al móvil de Sonam Dendu, nuestro sirdar, para darnos el parte.

Ayer empleó todo el día en subir la cascada de hielo, desde el EBC hasta el Campo 1. Poco antes de llegar, se sintió mal, se dejó caer y ya no hubo nada más que hacer.

Hoy, acompañado por todos los sherpas del EBC, el personal del Everest Cleaning Team, los Icefall Doctors (los equipadores de la cascada de hielo) y algunos de los que estamos aquí hace días, el cuerpo de Shailendra ha recorrido todo el EBC, hasta la helisuperficie que está al principio del Base. De momento, no ha podido ser evacuado porque la niebla cubre todo el Valle del Khumbu, desde Namche, y helicóptero ha tenido que volver a Lukla sin llegar hasta aquí.

Esto es el Everest Base Camp, donde la vida y la muerte pasean todos los días por la puerta de nuestro PS3A. Nuestro recuerdo y oraciones para Sachailendra K. Upadhyaya."


MA Nerín y JR Morandeira


Schailendra K. Upadhyaya con los doctores Morandeira y Nerín y el Sirdar Sonam Dendu Sherpa

Tags: Alpinismo

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Artículos relacionados

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International