Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
s: 0
c:
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 04 de Marzo de 2014

Fotos del último ataque al Nanga Parbat; los polacos esperan una última oportunidad, Simone Moro prepara la expedición 2015


Tomasz Mackiewicz
David Göttler a unos 7.200m en la arista Mazeno. Debajo, el collado Mazeno, 6.940m.


David Göttler/TheNorthFaceEU
Tomasz Mackiewicz, a 7.200m

Créditos:
Información cortesía The North Face
Simone Moro/TheNorthFaceEU
David Göttler/TheNorthFaceEU
Emilio Previtali/TheNorthFaceEU
Tomasz Mackiewicz
Daniele Nardi


Simone Moro, David Göttler y Emilio Previtali ya están de camino a Islamabad, tras recoger su campo base. Quedan algo más de dos semanas de invierno, pero tuvieron muy clara su decisión. “Estos 20 días son la parte más crítica de la temporada”, afirma Previtali. “Las nevadas cada vez son mayores, y el riesgo de aludes más difícil de manejar. Además, David Göttler necesitaría casi 10 días para recuperarse del último ataque, y luego debería haber un mínimo de 5-6 días de buen tiempo para intentar la cumbre. Algo que no hemos visto en dos meses. Creemos que, por este año, ya no es posible la cima.”

Aprovechamos sus palabras para destacar la gran labor que Previtali ha realizado desde el campo base de la montaña, con información puntual y de excelente calidad sobre lo que ocurría en cada momento.


David Göttler/TheNorthFaceEU
David Göttler, a 7.200m, en la arista Mazeno


David Göttler,SimoneMoro/TheNorthFaceEU
El campo 4, a unos 7.000m

Sin embargo, los polacos han decidido quedarse: “Tenemos los campos montados” (en un principio habían decidido desmontar todo en el descenso, y así se confirmó desde el campo base, pero parece ser que finalmente los dejaron, al igual que las cuerdas), “y Simone Moro nos ha dejado gran cantidad de comida, sacos de dormir...¡vamos a intentarlo!”

Las expediciones The North Face y polaca han sido muy intensas. Más de dos meses de lucha contra la montaña, el tiempo, y el agotamiento que provoca la eterna vida de campo base. En una montaña como el Nanga Parbat, con sus inmensos desniveles, cada ataque requiere el esfuerzo de una cima en otro ochomil. Sólo por hablar del último, en el que alcanzaron los 7.200m, esto supone 3.800m de desnivel positivo superado desde el campo base. En la mayoría de colosos himaláyicos, eso es bastante más que el desnivel del campo base a cumbre.

Si consideramos que han sido unas cuantas la subidas, que casi seguro han superado los 10.000m positivos, las condiciones invernales que han encontrado, y que en muchas de las incursiones han cargado equipo y material, además de abrir e instalar cuerda, se empieza a entender el esfuerzo realizado.


David Göttler,SimoneMoro/TheNorthFaceEU
Simone Moro entrando a la espectacular cueva en el hielo en donde instalaron la tienda del campo 2

Además del invierno del Karakorum, al que la suma de factores meteorológicos y altura convierten en uno de los más duros del planeta, esta montaña tiene un serio problema técnico y de tamaño que otros ochomiles no tienen. Son necesarios, para un equipo muy fuerte, al menos 5-6 días para llegar a cima, más el descenso. Eso es un enorme esfuerzo, pero...¿cuándo hay 5 días seguidos de (relativo) buen tiempo en el Karakorum invernal? Este invierno, por ejemplo, nunca.

Simone Moro se ha dado cuenta de esto, ha aprendido la lección, y ya piensa en 2015. Considera que la vía que Reinhold Messner intentó abrir en 2000 (llegó hasta los 7.000m), a la izquierda de la que él mismo abrió en 2003 junto a Lafaille, es la mejor opción para conseguir la 1ª cima invernal, debido a que no es tan peligrosa como otras, y sobre todo a que es más corta. De esa manera, son menos los días que se necesitarían para cumbre.


David Göttler,SimoneMoro/TheNorthFaceEU
Simone Moro asciende por la cuerda fija, justo un poco por debajo del campo 2

Daniele Nardi

El italiano, que se encontraba solo en la vertiente de Diamir, también anuncia su vuelta a casa. La montaña está peligrosísima en esa pared, y los seracs que intimidaron a principio de invierno a Ralf Dujmovits, haciéndole abandonar, estuvieron a punto de darle un disgusto a Nardi. Fue alcanzando lateralmente por un desprendimiento en uno de ellos, pero por suerte todo quedó en un susto.

También parece que algo más ha ocurrido en la montaña que ha afectado al campo base, y que de momento, Daniele prefiere no contar hasta el regreso.

“Las condiciones no son como el año pasado. Me he dado cuenta de que este año es imposible un intento en solitario. No niego que la caída del serac me ha afectado mucho.

Pero no sólo es por el clima, o las condiciones de la montaña. También han ocurrido cosas que han afectado al campo base, muy difíciles de explicar por e-mail, que espero poder contar al regreso, o en la rueda de prensa.”


Daniele Nardi
Desprendimiento de uno de los seracs bajo los cuales tenía que pasar Daniele Nardi. Foto: Daniele Nardi

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
2 comentarios

2. cientifico - 05 Mar 2014, 00:36
impresionante sobre todo la primera foto gottler ha demostrado mucho

Informar de comentario ofensivo
1. 7peakwolf - 04 Mar 2014, 20:00
Chapeau para Daniele Nardi por su valiente soledad.

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International