Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 07 de Abril de 2014

Primera ascensión en libre (y a vista) de Rolling Stones, cara norte de las Grandes Jorasses, Luka Lindic y Luka Krajnc. 1100M, M8, F6a

La ruta en la inmensa pared. Luka Lindic y Luka Krajnc

Texto: Luka Lindic
Fotos: Luka Lindic y Luka Krajnc
Información cortesía de Petzl, www.petzl.com


Una ventana de buen tiempo ha permitido liberar (escalando a vista) a los eslovenos Luka Lindic y Luka Krajnc la vía Rolling Stones, en la cara norte de las Grandes Jorasses. 6 días de coche a coche.

Fuera de los caminos trillados

“Después de un invierno de tiempo inestable, comprobé la meteo y tenía muy buena pinta. Lláme a mi colega Luka Krajnc y pronto ambos íbamos camino de Chamonix”, cuenta Luka Lindic. “Nuestro plan era escalar la Gousseault-Desmaison en la norte de las Grandes Jorasses, pero recibimos información de que otras dos cordadas pensaban entrar en la ruta antes que nosotros. Y puesto que no somos especialmente amigos del “efecto manada”, en el que varias cordadas se van siguiendo en la misma vía, decidimos cambiar nuestro objetivo e intentar Rolling Stones, una ruta incluso más difícil, en la misma pared, y que todavía estaba esperando ser liberada.

El primer día hicimos la aproximación con esquís cargando grandes mochiles. Plantamos una pequeña tienda justo bajo la ruta y disfrutamos de las vistas del atardecer en la pared. Nuestro plan era claro: intentar en libre toda la ruta. Aunque no sabíamos si esto era posible...nos gusta la incertidumbre de este tipo de aventuras."

Luka Lindic y Luka Krajnc

“Comenzamos a escalar a la mañana siguiente. El segundo largo ya fue muy duro y vertical, íbamos más lento de lo planeado. Después de escalar todo el día, tallamos una pequeña repisa en el hielo y nos preparamos para una incómoda noche. A la mañana siguiente no éramos muy optimistas, estábamos cansados, y con las partes más duras todavía por llegar. Tras una travesía compleja, llegamos al terreno realmente vertical, y a partir de ahí nos comprometimos totalmente con la ruta. Escalamos largo duro tras largo duro, y tuvimos la suerte de encontrar una repisa para el vivac."

"Los rayos del sol de la mañana nos prepararon para luchar en la clave de la vía, justo por encima nuestro.

Después de 2 largos verticales para calentar, montamos la reunión bajo el largo clave, A3. Como no parecía demasiado desalentador, conseguí calmarme y fui a por él. La primera parte, recta, gozaba de buena protección. Tras un viejo y oxidado bolt, la vía se empinaba. Por si fuera poco, había 3 grandes bloques sueltos, algo que asustaba bastante ya que escalábamos con cuerda simple. Asustado y con cautela, escalé y rodeé los bloques, sin poner protecciones en unos cuantos metros. Podía oír a los bloques haciendo ruidos extraños al moverse. Tras unos cuantos minutos escalando con extremo cuidado, llegué a la reunión...¡lo había conseguido!"

"Los siguientes dos largos fueron menos comprometidos y difíciles, pero eso no quiere decir que fueran fáciles, ni mucho menos. Aunque sólo escalamos 7 largos ese día, al montar nuestro 3º vivac una gran sonrisa aparecía en nuestras caras. Habíamos liberado la clave de la vía. La tarde fue serena, y como el resto de la ruta transcurría por terreno más “fácil”, casi saboreábamos la victoria.

No ha terminado hasta que no ha terminado

Por la mañana nos levantamos con viento fuerte. Un muro de nubes venía hacia nosotros desde el norte. En menos de una hora estábamos sacudidos por el viento del norte y la niebla. De forma muy rápida, tanto nosotros como la roca estábamos cubiertos de escarcha. Increíblemente estábamos de repente en una situación muy difícil. Sabíamos que si algo iba mal, y teníamos que parar, nos veríamos en un grave problema. Justo antes del anochecer llegamos a cima, y descendimos 100 ó 200 metros por el lado sur, en donde el viento disminuía."

Terreno escarchado por la borrasca. Luka Lindic y Luka Krajnc

Luka Lindic y Luka Krajnc

"No fuimos capaces de encontrar la ruta de descenso en medio de la niebla, así que montamos otro vivac. A la mañana siguiente, despertamos con cielos azules y descendimos hasta Courmayeur. De coche a coche fueron 6 días.

Una vez más fuimos capaces de escalar una gran ruta en nuestro estilo preferido: simple, con el material mínimo. Conseguimos una primera en libre, y conseguimos hacer a vista todos los largos. Calculamos que el largo más complejo es M8, con una aterradora sección que debe ser escalada sobre grandes bloques inestables. Al menos 3 de los otros largos son M7, y unos cuantos M6.

Sin embargo, en este caso, y como siempre, los números no sirven para contar toda la historia.”

Tags: Alpinismo, alpes

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International