Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
s: 0
c:
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 22 de Mayo de 2014

Larramendi y su catamarán polar, a 79º50', en el corazón de los glaciares de Groenlandia; 1.500km recorridos

Colocando la cometa para empezar a navegar con el catamarán

En rojo, situación actual del catamarán

La expedición de Tierras Polares atraviesa estos uno de los territorios más inexplorados del planeta, el noroeste de la isla ártica, en las proximidades de la remota región de Thule. Las 24 horas de sol de que disponen por estas fechas en una latitud tan próxima al Polo Norte les permite organizar una rutina de dos turnos de pilotaje: la danesa Karin Moe Bojsen con el groenlandés Hugo Svenson, y los españoles Manuel Olivera y Eusebio Beamonte, mientras que el líder, Ramón Larramendi, con más experiencia en el manejo de un vehículo que es diseño suyo, se reparte entre ambos.

Pasan los días en la nada, y el tiempo empieza a tener su propia dimensión: “Hoy Hugo se ha pasado un buen rato intentando pillar una emisora con la radio, convencido, y nosotros con él, de que hoy era la final de la Eurocopa entre Real Madrid y Atlético de Madrid. Karin se mantenía al margen del asunto. Luego nos enteramos del error. Aquí solo hay hielo. Ya hemos perdido la noción de los días.”

Se encuentran solos en mitad de una nada de hielo de miles de kilómetros cuadrados, y hace unos días que rebasaron el punto de no retorno por el que podrían haber salido del interior de Groenlandia por sus propios medios. De momento, en 15 días de expedición, la única forma de vida que han encontrado fueron 3 pájaros que les sobrevolaron hace 2 días. “Si estuviéramos cerca de la costa nos cruzaríamos con algunos de los 15.000 bueyes azmilcleros que contiene, y quien sabe si veríamos osos polares, que los hay, o ballenas blancas o morsas. Pero aquí, en el interior, no hay nada.”

Evitar acercarse a la costa, ese es su objetivo. “Tenemos que evitar acabar en las montañas cercanas a la costa, una situación muy comprometida porque ahí el viento es siempre es en contra. De hecho, los siguientes 700 kilómetros van a ser los más complicados de toda la expedición, con vientos que serán muy laterales, que no son buenos para el Trineo.”

Por eso, los 79º y 50' que alcanzaron ayer van a ser el punto más al norte que alcancen en toda la travesía. “Queríamos llegar a los 80º Norte, pero eso ponía en riesgo nuestra navegación, y no nos podemos arriesgar. Así que nos quedamos a 40 kms y, en cuanto se pueda, comenzaremos a bajar.”

Son 1.500 kilómetros los que han alcanzado en 17 días de travesía con su catamarán polar, impulsados por el viento. Se encuentran en mitad de la nada, a 2.260m de altura. Tienen días buenos: ”Hoy (por el 21/05) hemos tenido un buen día de viaje: en 11 horas sin parar hemos hecho 143 kms. Pese a que hay más sastrugis, todo iba como la seda. Y es que antes de partir pasamos cinco horas en un improvisado ‘taller’ de reparaciones para la locomotora: excavamos medio metro de nieve debajo del primer módulo y nos metimos allí para repasar los 1.000 nudos, que son metafóricamente sus tornillos y sus tuercas. Mil nudos que mantienen unida la estructura y que requieren mantenimiento.”

Pero también días no tan buenos: “No ha sido un buen día. No todos pueden serlo. Y eso que dos pájaros negros, que no supimos identificar, nos volaron por encima. Los únicos seres vivos, además de nosotros cinco, que vemos desde que iniciamos la expedición. Hace ya 16 días. Pero lo malo de esta jornada es que se han roto unas líneas de la cometa, los hilos que nosotros manejamos desde el Trineo y hemos tardado en repararlos. No es que hubiera mucho viento, era flojo, pero avanzábamos cruzados y al romperse, la cometa ha volado muy lejos. ¡Se nos han quedado los dedos congelados desenredando hilos! Con tanto esfuerzo, y el cansancio que se acumula, hoy a Ramón Larramendi le ha dado un bajón, pero le hemos mimado mucho y ya está recuperado. Es importante comer y beber más de lo normal en este clima.

Al final de la jornada el viento ha parado. Y nosotros también, porque somos hijos del viento.”


Pero ninguna les impide realizar su misión de toma de muestras y estudios científicos: “Hemos pasado muy cerca (a unos 30 kilómetros) del Neem Camp, un campamento científico de la Universidad de Copenhague que fue cerrado en 2012 y en el que se cogían cortes de hielo para estudiar los cambios en el clima desde hace más de 130.000 años. La nieve acumulada, hecha hielo, guarda mucha información. Neem es un poliedro gigantesco que ha sido sede de trabajos científicos de gran interés entre 2009 y 2012. Pero está abandonado, a la espera de futuros proyectos. Ya no hay nadie en esta zona, cercana al Parque Nacional de Groenlandia, el más grande del mundo, donde entraremos en unas horas. Somos los únicos, recabando datos científicos en miles de kilómetros cuadrados a nuestro alrededor.

Se nota que estamos muy cerca del Polo Norte: la nieve es mucho más fría. Hasta ahora, las muestras que cogíamos debajo la superficie estaban a menos 20ºC, pero hoy las medimos a ¡menos 34ºC!, y sin embargo en la superficie estamos a menos 20ºC, ha subido la temperatura con este Sol constante.”

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. 7peakwolf - 22 May 2014, 20:26
Fascinante!!! Una gran aventura y encima es útil a la humanidad en muchos aspectos técnicos y cientificos. Que el dios del hielo esté con vosotros y regreseis sanos y salvos.

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International