Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 30 de Octubre de 2014

47 películas procedentes de 17 países competirán en la sección oficial del Bilbao Mendi Film Festival; homenaje a Clint Eastwood

Homenaje a Clint Eastwood en el Bilbao Mendi Film Festival

La séptima edición de BILBAO MENDI FILM FESTIVAL volverá a reunir en la capital vizcaína, del 12 al 21 de diciembre, a un amplio elenco de cineastas, deportistas, comunicadores y amantes de la naturaleza, en un evento que compagina a lo largo de 10 intensas jornadas la afición al cine con el deporte de la montaña y la aventura, el deporte extremo y la defensa de los valores medioambientales.for Mountain Film (IAMF), la organización de referencia en este ámbito, desde 2011.

Un total de 47 películas a concurso procedentes de 17 países, proyecciones en 3D, presencia de invitados internacionales en los campos de la realización cinematográfica, el deporte de montaña o el periodismo especializado, actividades en la calle, exposiciones fotográficas y cursos audiovisuales para profesionales y amateurs conforman un programa que se propone atraer a todo tipo de público y superar los 16.000 asistentes de la pasada edición.

El festival rendirá homenaje a Clint Eastwood en el 40 aniversario de uno de sus primeros largometrajes, “Licencia para matar”, que será exhibido en una sesión especial y que protagoniza la imagen del cartel anunciador de la presente edición.

Además, habrá proyecciones en 3D, actividades en la calle, invitados internacionales, exposiciones y cursos conforman un programa que se propone atraer a todo tipo de público y superar los 16.000 asistentes de la pasada edición.

Invitados de prestigio internacional

Entre los invitados que han acudido a anteriores ediciones de BILBAO MENDI FILM FESTIVAL se cuentan deportistas, escritores, realizadores, fotógrafos, periodistas y otros prestigiosos profesionales de todo el mundo vinculados al montañismo y su reflejo en cualquier disciplina artística.

Entre la larga lista de comparecencias, cabe destacar las de alpinistas como Krysztof Wielicki, Adam Bielecki, Denis Urubko, Erhard Loretan, Horia Colibasanu, Dean Potter, Leo Houlding, Steph Davis, Sean Leary, los hermanos Iker y Eneko Pou, Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo, Mikel Zabalza, Alex Txikon, Gerlind Kaltenbrunner y Ralf Dujmovits,, Nives Meroi y Romano Benet, Edurne Pasaban, Alberto Zerain, Carl os Soria, Antoine Le Menestrel y Hervé Barmasse, entre otros muchos. Especialistas en salto BASE como Carlos Suárez y Karina Hollekein, los malogrados Álvaro Bultó, Darío Barrio; el kayaker Erick Boomer (aventurero del año 2012 National Geographic), fotógrafos como Jimmy Chin, Santiago Yaniz Aramendia, María Torres o Juan Ramón Llavori, y una extensísima lista de realizadores como Remy Tezier, Marco Preti, Sebastián Álvaro, Paul Dieffley, David Brown, Jerzy Porebski, Pablo Iraburu, Migeltxo Molina, Anne Lapiez, Ignacio Galíndez, Erick Grigorovski, Jean Marie Maddeddu, Damien Artero, Luca Bich, Paul Dieffley, Daniel Salas, Jordi Canyigueral, Iñigo Eraso, Jose Larraza, Jorge Tsabutzoglu o Carlos Iglesias han estado presentes también en el Festival, además de la escritora canadiense y directora del Festival de Banff Bernardette McDonald, o los periodistas Oscar Gogorza, Antonio Perezgrueso, Sebastián Álvaro, etc.

El Festival otorga los premios Eguzkilore en las categorías de mejor director, mejor guión, mejor fotografía, mejor cortometraje, en las sub-categorías de mejor película de montaña, escalada, aventura, y cultura y naturaleza, así como al premio especial del jurado y premio del público. A estos nueve premios se añadirá este año un galardón concedido por la Fundación WOP-Walk On Project al film que mejor refleje los valores de esfuerzo, solidaridad y trabajo en común.

Homenaje a Clint Eastwood. Así se hizo la foto, así se rodó.

Este año, el certamen rendirá homenaje a un mito de Hollywood como Clint Eastwood por cumplirse el 40 aniversario de uno de sus primeros largometrajes como director, “Licencia para matar”, y en la que él mismo protagonizó sin dobles las arriesgadas escenas en la pared del mítico Eiger, de 3.970 metros, en los Alpes suizos. La película será proyectada en una sesión especial, y protagoniza además el cartel anunciador de la presente edición de BILBAO MENDI FILM FESTIVAL, a través de una imagen de Eastwood colgando en la pared Norte del Eiger.

Se trata de un clásico film de acción de los años 70 del siglo pasado, pero que atesora elementos de especial valor para cinéfilos y montañeros. Por un lado, es uno de los primeros trabajos de quien es considerado hoy en día uno de los grandes realizadores norteamericanos de las últimas décadas. Se trata del cuarto título firmado por Eastwood, apenas cuatro años después de debutar detrás de la cámara con el thriller “Escalofrío en la noche”, cuando contaba 45 años de edad y se hallaba en lo más alto de su carrera como actor, tras haber triunfado con personajes de tipos duros como Harry Calahan o los taciturnos protagonistas de los spaghetti-western de Sergio Leone.

En cuanto a la fotografía que protagoniza de Clint Eastwood que protagoniza el cartel de la próxima edición de BILBAO MENDI FILM FESTIVAL, es obra de otro mítico personaje relacionado con el cine y la montaña, el escocés Hamish Macinnes, de 84 años de edad. Montañero e integrante de equipos de rescate en altura, además de escritor y fotógrafo, ha colaborado en numerosas producciones cinematográficas como escalador, doble, asesor y responsable de seguridad.

Su fotografía –que fue hace dos años portada de la prestigiosa revista norteamericana “Alpinist”- fue tomada en circunstancias peculiares, tal como él mismo ha relatado:

“Estábamos en la cara norte del Eiger. Clint Eastwood colgaba en un saliente de una cuerda que estaba atada a un extremo de una escalera, colocada como si fuera un trampolín. Sobresalía unos seis metros del borde de una cornisa. Pocos días antes, un miembro del grupo de escalada, Dave Knowles, había fallecido cerca de un desprendimiento de rocas. Se detuvo la grabación de la película. Yo me estaba recuperando de una intervención por gangrena gaseosa. Recibí una llamada de Kleine Scheidegg, que se encontraba a los pies de la cara norte del Eiger, preguntándome si podía volar allí de inmediato y solucionar todo aquello. Antes de partir, me dirigí al taller e hice un protector perforado de aleación de aluminio para la herida. Y así es como me vi involucrado en Licencia para matar.

Clint no mostró ninguna emoción mientras le bajábamos a su posición. Estaba ocupado dirigiéndose a sí mismo. Estoy seguro de que, durante la toma de esa peligrosa escena en la que se cortaba la cuerda, todos se alegraron de no estar al final del otro extremo. Clint estaba más preocupado de que la navaja suiza que tenía en su mano derecha cortara la cuerda. El plan consistía en que nuestro cámara y escalador subiría por la escalera hasta llegar al peldaño superior, donde la cuerda de Clint estaba atada, y apuntar directamente con la pesada cámara hacia el hueco entre el primer y segundo peldaño, para obtener así una vista panorámica de nuestro director/d oble. Tenía otra escalera más corta colocada en posición vertical en medio del "trampolín" de Clint. Habíamos amarrado dos cuerdas de escalada desde un extremo del trampolín de Clint a lo alto de la escalera vertical, y de ahí a unos anclajes a prueba de bombas instalados a lo largo de la cornisa. Mike Hoover fue catapultado hacia arriba en cuanto Clint cortó la cuerda y se desplomó. El cuchillo se desprendió de su mano, de acuerdo con lo planeado. Habíamos insertado pitones y anclajes de expansión debajo del saliente para sujetarlo cuando cayera; ahora se balanceaba al pender de esos anclajes.

Al día siguiente, continuamos con la grabación del final de esa secuencia desde abajo. Una secuencia en la que corta la cuerda y George Kenny tira de él hasta el túnel de hielo. Este pasadizo conecta la cara norte del Eiger con el funicular que se eleva a través de un túnel hasta Weissfluhjoch. También tuvimos que lanzar desde aquel saliente algunos maniquíes con aspecto d e escalador, para representar algunas víctimas mortales del largometraje. La grabación de este largometraje fue como una montaña rusa, y la partida contra la montaña continuó hasta que recogimos nuestras mochilas. Tenía la sensación de que, en caso de habernos quedado mucho más tiempo, el Eiger habría ganado.”

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International