Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 02 de Diciembre de 2015

Bullock y Boswell, atacados por un oso en un M7 en Canadá

Greg Boswell
La flecha señala el lugar del ataque

Información cortesía Nick Bullock, Greg Boswell, DMM Wales, Boreal, Rab, Grivel.

¿Qué ocurre si estás intentando repetir un M7 de 500m en las Rocosas canadienses, y de repente aparece un oso grizzlie y te ataca?

Esto es lo que ocurrió hace apenas unos días al escalador escocés Greg Boswell, quien se encontraba junto al también británico Nick Bullock intentando conseguir la 1ª repetición de Dirty Love, un M7 de carácter alpino abierto por Raphael Slawinski, Jon Walsh y Audrey Gariepy en 2008 en el Monte Wilson (3271m). Una remota vía de 500m que llevó 23 horas coche-cima del Wilson-coche a los aperturistas, con una dura y técnica aproximación.

Greg Boswell
Boswell, ya recuperado y a salvo

Bullock y Boswell, representantes por antonomasia de la escalada y el alpinismo británico, dos generaciones unidas por la ética de las islas, habían viajado a Canadá en busca de vías de alta dificultad y carácter alpino, sin bolts a ser posible. Tras escalar algunas vías de hasta M7+ (alguna de ellas sin emplear ningún anclaje fijo...ver excelentes fotos de estas escaladas), decidieron encaminar sus pasos hacia Dirty Love.

Nick Bullock
Greg Boswell en un M7+ en Nightmare on wolf street, días atrás

Hay que entender la vía viendo la foto que abre la noticia, y en la foto bajo este párrafo. Aunque no lo parezca, esta comienza en el diedro de roca superior, y todo lo que hay debajo de donde les atacó el oso (lugar señalado con una flecha), más el corredor por encima, se considera aproximación. La cual incluye largos de M5...

Greg Boswell
Muy arriba, en la lejanía, se intuye el diedro que conforma Dirty Love

Nick Bullock
Dirty Love transita por la muralla final

“Todo iba bien en la aproximación, aunque los 3 difíciles largos en mixto de roca suelta después de horas de andar por nieve no concordaban exactamente con la descripción que Jon nos había hecho, y nos llevó más tiempo del previsto. Tras estos largos, abrimos huella en nieve profunda durante una hora y escalamos un largo de M5, ya en la oscuridad. Rodeados por el bosque, la descripción de Jon decía que nos quedaban 2:45 horas en pendiente de nieve hasta el comienzo de la ruta. Dejamos el material bajo unos arbustos y nos acercamos a ver el corredor de nieve y a las 19.30 decidimos ya teníamos bastante, y decidimos volver al al límite del bosque.

Greg Boswell
Aproximación a la vía

Greg Boswell
Aproximación a la vía

La luna no había salido y la oscuridad nos envolvía. Abrí huella hasta la rodilla. Una pequeña línea de abetos marcaba el límite del bosque.

Grege me seguía. De repente...”¡Oso! Aaaaaaargh. Me giré y vi a Greg corriendo, perseguido de cerca por un Grizzly. El oso saltaba, tirando y empujando la nieve con sus poderosas piernas. La nieve tocaba su tripa, pero esto no parecía frenarle. Greg desapareció de mi vista, y el oso pasó a mi lado resoplando y gruñendo, cubriéndome con un spray de nieve. Me miró por un segundo, y por un momento pensé en lo peor, pero en ese instante el oso vio que Greg había caído y continuó hacia él. Corrí hacia arriba tan rápido como la nieve profunda me lo permitía. Greg había caído sobre su espalda, y veía acercarse al monstruo. Éste saltó, y mordió su bota como si fuera una zapatilla de andar por casa. Se abalanzó sobre él de nuevo, y mordió su espinilla, colocando una garra sobre su otra pierna, levantándole del suelo.

No estoy seguro de qué habría hecho otra persona en este momento, pero Boswell es Boswell, y agarró la boca del oso abriendo sus fauces, tirando y gritando “¡¡Nick, Nick, ayúdame, me tiene!!”. Paré de correr al escuchar a mi amigo, su terror, su súplica...acallaron mi instinto de supervivencia. Di la vuelta, pero para ser franco, la idea de correr hacia el oso armado de un bastón de esquí me ralentizaba. De hecho, si hubiera llevado un bazoka, también me habría ralentizado la idea de enfrentarme al oso. Pero Greg me llamaba, ¿cómo podía ignorarlo?

Greg Boswell
Increiblemente, Boswell no perdió su pulgar al abrir las fauces del oso

Fui hacia ellos, y de la oscuridad surgió una sombra corriendo hacia mi. Grité. Pero la sombra que venía era Greg, gritando y corriendo. Vi su cara cenicienta...nunca había visto nada igual.

Gritando, los dos corrimos hacia el bosque, siguiendo nuestra huella, esperando una emboscada en cualquier momento. En lo que nos pareció horas, llegamos al punto en el que habíamos dejado nuestros crampones y piolets, lo que significaba que las cuerdas y el rápel estaban a 5 minutos. Nos pusimos las mochilas, y nos dijimos: “si vuelve, no corremos, permanecemos juntos de pie y le hacemos frente.” Aunque en realidad pensé en el alien, e imaginé que rompería un piolet como un humano aplasta un insecto.

Continuamos sudando, maldiciendo y gritando y ambos con los piolets en guardia mientras seguíamos nuestras huellas. Pero resultó que no eran las nuestras, eran las del oso, y tras una hora, estábamos completamente perdidos. Y nos lanzamos hacia abajo, cayendo por pendientes de roca, nieve polvo, hasta que estuvimos a punto de caer por un precipicio (y una pequeña parte de mi esperaba que lo hiciéramos...). Paramos al borde del mismo, Greg iluminó con su linterna, y miré. Teníamos que volver atrás, hacia el oso y el ataque, otra vez hacia el oscuro bosque. Ahora sabemos que estábamos muy lejos a la derecha, no íbamos a encontrar nunca las cuerdas, estábamos atrapados allí arriba, con el oso.

Una hora después, gateando, jabalineando entre los arbustos, siguiendo nuestras huellas, las huellas del oso, cualquier huella, nos dimos cuenta de en dónde nos habíamos perdido, y unos minutos después encontramos las huellas y el lugar para rapelar la pared rocosa. Greg bajó primero. Me senté al borde del precipicio, iluminando la oscuridad y el bosque con mi linterna, con un piolet en guardia en cada mano. Greg rapelaba y gritaba para hacer ruido. Rapelé también y nos encontramos en la faja de nieve en mitad de la pared, entre las dos secciones de una vía llamada Shooting Star. En la distancia los lobos aullaban. Siguiendo las huellas ensangrentadas de Greg, me pregunté a qué distancia podrían oler la sangre los osos. Llegamos al rápel para descender la primera sección de la vía. Greg tiró las cuerdas, mientras yo de nuevo iluminaba la oscuridad piolet en ristre.

3 rápeles después, llegamos abajo, y seguimos nuestras huellas durante 30 minutos hasta que alcanzamos la carretera. Eran las 00:25am, y a las 2:30 Greg y yo llegábamos las Urgencias del Hospital de Banff. Greg tenía 5 agujeros en su espinilla.”

Greg Boswell
Profundas dentelladas en la espinilla de Greg Boswell

Greg Boswell

Posteriormente, Nick Bullock ha afirmado “ me alegro mucho de que no vayan a hacer nada contra el oso. Todo lo que hemos contado, todo lo que nos pasó, sucedió en su patio trasero, y le molestamos. Probablemente estaba tan asustado como nosotros (aunque se me hace difícil de creer...), y tenía más derecho que nosotros a estar allí. Le deseo lo mejor...pero espero no encontrármelo nunca más...”

Greg llevo la peor parte, pero quiere dejar claro que “a pesar de que el oso me mordió a mi, nos atacó a los dos. Fue tan terrorífico para Nick como lo fue para mí. Sin duda, debo mi vida a Nick. Estaba en shock tras el ataque y literalmente no sabía qué hacer. Nick me sacó de allí y me llevó al hospital. Un amigo haciendo todo lo que pudo en una situación tan loca como esa para salvar la vida a su amigo. Habría muerto de hipotermia, o por pérdida de sangre, si no me hubiera sacado de allí. Mi idea era tan estúpida como subirme a un árbol y esperar que amaneciera. 12 horas a -20ºC perdiendo sangre a chorro no es la mejor manera de pasar la noche.

No puedo agredecer lo suficiente a Nick lo que hizo...aunque sé que no hace falta que lo haga."

Greg Boswell
Sentido del humor británico que no falte...Boswell brindando con una especial cerveza...

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
3 comentarios

3. Roque461 - 05 Dic 2015, 13:24
Parabéns pela coragem ! Não percam o ânimo. Abraço

Informar de comentario ofensivo
2. DiegoRambo - 03 Dic 2015, 04:46
Saludos a mi amigo

Informar de comentario ofensivo
1. bici79 - 03 Dic 2015, 02:19
Gente brava si la hay!

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International