Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 26 de Mayo de 2016

Video: Ferrán Latorre, cima en el Makalu



El pasado día 23 de mayo el alpinista catalán Ferrán Latorre alcanzaba la cumbre del Makalu, 8.463m, su 12º ochomil, en compañía del austríaco Hans Wenzl, el hindú Arjun Vajpai y el búlgaro Boyan Petrov.

En el video, grabado por un compañero, puede verse cómo Ferrán, con el mono naranja, alcanza el primero la antecima, y recorre los 20 metros de arista hasta la cima principal, llegando en primer lugar.

La tirada del día de cima fue excepcionalmente larga para un ochomil; partieron del campo 2, situado a poco menos de 5000m, por lo que les esperaban 1.000m de desnivel por delante. “El ataque se hacía muy largo. En este sentido, había detractores que nos tomaban por locos y defensores que nos lo aconsejaban como mejor opción. El resto de dudas venían por la parte de las sensaciones. A esos 7500 metros de altura no acababa de encontrarme con plenitud de energía y notaba un poco la altura, con una serie de síntomas leves pero que me recordaban malos augurios vividos en el pasado.”, afirma Ferrán tras el descenso.

“Quizás eran los nervios o el miedo a volver a fallar. En ese mismo lugar, hacía dos años me di la vuelta por falta de energía, y contando los dos intentos al difícil Pilar Oeste, y descartando el año del terremoto, aquel era mi cuarto intento verdadero al Makalu.”

Partieron a las 8 de la tarde, para poder tener margen de tiempo. “No es lo mismo empezar la ascensión desde el CB, fresco y bien descansado, que hacerlo después de haber hecho el esfuerzo de subir al MakaluLha y pasar muchas horas a 7500 metros. Con ello quiero decir que básicamente empiezas el ataque a la cima reventado y es uno de los factores que hacen difícil esta montaña.”

Pero sus dudas se disiparon pronto: se encontraba bien y fuerte. Cuando llegaron 2 campos más arriba (campo 4), los alpinistas partían hacia cima. “Nos juntamos casi todos, por aquello de hacer piña. La luna casi llena, convirtió las horas más duras de una ascensión, casi siempre sometidas a la monotonía de la oscuridad total, en un espectáculo que nunca olvidaré. La primera parte es totalmente glaciar. O sea que la luna siempre presente, convertía nuestra existencia en una versión interplanetaria, y caminar por aquel precioso manto de plata, uniforme y metálico, era como hacerlo en otro planeta. Con Hans varias veces repetíamos el típico y estúpido comentario del alucinado, pero al mismo tiempo tan inevitable. No podía dejar de tener la imagen de nuestra propia progresión desde fuera: el aire enrarecido, el frío y la insistencia tenaz de aquellos cuerpos errantes, bajo la iluminación solemne de aquella hipnótica esfera. Me cuesta creer que nunca más vuelva a tener la misma experiencia a 8000 metros de altura.”

Ferrán Latorre
Amanece en el Makalu para Ferrán Latorre; intenso frío

Esa experiencia casi lisérgica tuvo contrapartida en el frío. El sol fue muy bienvenido: “Hacía ya un par de horas que el frío había eliminado de mi cuerpo cualquier atisbo de romanticismo lunar para pasar a la vulgaridad de los simples escalofríos. De verdad que pasé frío. Hasta ese punto, al pie del corredor de los franceses, a unos 8100 metros de altura, la ascensión creo que fue fulgurante, y creo que nunca me había encontrado tan fuerte en altura.”

La parte final del Makalu es compleja, más de lo que pensaba Ferrán. Un terreno mixto, más que un corredor, que se recorre en cierta forma al libre albedrío. La subida se ralentizó porque los sherpas decidieron tirar cuerda fija para asegurar el descenso; hubo que esperar.

“La arista de la cima es espectacular, preciosa, altiva y digna de una gran montaña como el Makalu y siempre secundada al fondo por la presencia del Everst y el Lhotse. No se puede pedir más.”

Ferrán Latorre
Ferrán Latorre, con mono naranja en primer lugar, llegando a la pre-cumbre del Makalu

Llegaron entonces a un punto clave, que puede verse en el video: la pre-cima, o falsa cima. El grupo paró, y Hans, Arjuna y Ferrán abrieron el complejo paso hasta la verdadera cumbre. “La escalada de la pre-cumbre es muy impresionante, y ciertamente agotadora, porque además me hundía mucho en la nieve profunda. Y llegados al falsa cumbre es cuando llega la sorpresa. La arista continúa aún más allá, por un hilo precioso que culmina con una de las imágenes más icónicas de la historia del alpinismo: la cima puntiaguda y con el justo espacio para una persona, preciosa pirámide en miniatura para culminar el ochomil más espectacular del planeta. No me extraña que mucha gente se dé la vuelta y no se aventure hasta la verdadera cumbre. Sin ser difícil, la arista es muy aérea y es un poco delicada. Cualquier error es el último, y teniendo en cuenta que todo el mundo llega muy tocado físicamente, cualquier pequeña dificultad añadida puede ser la claudicación final. Incluso a escasos veinte o treinta metros, como es el caso.”

Ferrán Latorre
Ferrán Latorre, llegando a la cima principal del Makalu, con sus dos compañeros detrás

Abrió camino Ferrán, con Hans y Arjuna detrás. Llegó el primero “no por nada. No por ninguna competición. No por poder decirlo. Creo que simplemente fue porque era el que la quería más que nadie. Porque quería estar solo unos instantes. Y ponerme como Terray o como Seigneur, o como mi querido Jordi Camprubí. Hans intuyó que yo deseaba ese momento para mí solo. Se esperó un rato y me hizo una preciosa fotografía. Después subió y nos abrazamos emocionados. Después vino Arjun, un momento de gran felicidad que Boyan, que venía algo rezagado, también inmortalizó."

Hans Wenzl
Ferrán Latorre, en la cima del Makalu

Ferrán Latorre
Los 3 compañeros, en la cima del Makalu

“Deshaciendo la arista iba saludando al resto de la gente que subía hacia la cima. Bajaba feliz. Mi vida había pasado por aquella pirámide, aquel punto telúrico y único del planeta, y sentía que algo del espíritu de Terray había entrado dentro de mí. Sin duda, el mejor regalo posible, era haberme encontrado con él.”

www.ferranlatorre.com

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. dd7 - 27 May 2016, 18:13
En el 3 párrafo hay un error: el C2 está a poco menos de 7500 no de 5000 m. En el 6 párrafo: no es que llegaran 2 campos más arriba, llegaron al siguiente campo. Hay grupos que hacen el C3 en el Makalu Lha (C2 para Ferrán), de ahí que el último campo sea C4 para algunos.

Informar de comentario ofensivo
Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International