Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 13 de Febrero de 2017

Proyecto tresmiles: propuesta nombre oficial de 150 picos del Pirineo aragonés

Barrabes
Propuesta de lista para nombrar oficialmente 150 tresmiles del Pirineo aragonés

PROBLEMAS DE LA TOPONIMIA PIRENAICA

La toponimia pirenaica siempre ha sido conflictiva, especialmente en lo referente al Pirineo aragonés.

A diferencia del Pirineo navarro, catalán, o francés, los primeros montañeros y topógrafos “deportivos” que visitaron los tresmiles aragoneses no procedían del mismo territorio, por lo que en muchos casos cambiaron el nombre de las cimas, en algunas ocasiones castellanizándolo de forma fonética -y a veces, semántica-, en otras anteponiendo el nombre francés al del lugar, o incluso, directamente, re-bautizando montañas con nombre consolidado con nuevas denominaciones que no respetaban la cultura y lengua en la que estas montañas se integran.

De entre los múltiples ejemplos se puede destacar, por su especial renombre, Monte Perdido.

3 de los 4 macizos más altos del Pirineo se encuentran al sur del eje axial pirenaico, completamente en vertiente sur. Sin embargo, el Aneto y las Maladetas, debido a la menor altura de las montañas axiales que separan el Valle de Benasque y la Val d’Arán, son perfectamente visibles desde el territorio francés. Pero esto no ocurre así con el caso del macizo de Treserols, completamente escondido desde el norte, lo que provocó que, en los primeros tiempos del pirineismo, cuando incluso se dudaba de su situación, los franceses lo bautizaran como “Mont Perdu”.

Y así pasó a ser denominado por los primeros pirineistas españoles, que desconocían el nombre real por el que se llamaba a esta emblemática montaña, creando la paradoja de que el único tresmil que se ve desde buena parte de Aragón, incluidas las lejanas tierras del norte de Teruel, una montaña omnipresente en el territorio, pasaba a denominarse “Monte Perdido”.

Posteriormente, las polémicas volvieron con los renombres y bautizos de picos de Jean Buysse y el equipo de los tresmiles.

PROPUESTA DE LA COMISIÓN ASESORA DE TOPONIMIA DE ARAGÓN

Hace un año, la Dirección General de Ordenación del Territorio y la Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón comenzaron a coordinar la Comisión Asesora de Toponimia de Aragón, de carácter consultivo.

Dentro de sus funciones se encuentra el proyecto “Tresmiles” encargado de dejar constancia de los nombres originales de las montañas rebautizadas, y de procurar una propuesta de lista de nomenclatura. Entre sus funciones también se encuentra la de adoptar medidas necesarias para impulsar la normalización de los nombres geográficos y promover su conocimiento, uso normalizado y valor como patrimonio cultural inmaterial.

Esta semana se han reunido, y han presentado el documento elaborado, aprobado por unanimidad, para establecer los nombres oficiales de 150 de las cumbres que superan los tresmil metros en el Pirineo aragonés.

El director general de Política Lingüística, José Ignacio López Susín, explica que “el proyecto se justifica por el hecho de que hasta ahora las listas oficiosas que circulaban en distintos ámbitos presentaban a menudo nombres inventados o deformados respecto de sus denominaciones locales”. La Comisión, formada por expertos, ha depurado los nombres de los “tresmiles” con una propuesta que ahora será sometida a audiencia de los 10 municipios que están implicados.

Mediante esta propuesta se suprimirían algunos nombres inventados, denominaciones como el Soum de Ramond, una montaña que se le dedicó al ilustre Ramond de Carbonnières olvidando que ya tenía un nombre (Pico d’Añisclo).

Algo parecido ocurre con el Monte Perdido, traducción del francés Mont Perdu, nombre con el que se bautizó a la cumbre más alta de las Treserols. No obstante, en casos como este, la Comisión se ha decantado por aceptar junto con la tradicional aragonesa también una denominación que, aunque foránea, ya goza de una tradición.

Con ese mismo criterio de aceptación de la ya notable tradición y fama de la nueva denominación de algunos picos, se mantiene el nombre de los Picos del Infierno, en realidad inventado por el Conde Russell.

Por otro lado, se han eliminado topónimos inventados por algunas publicaciones realizadas fuera de Aragón en las que incluso el nombre de sus autores ha servido para rebautizar montañas que ya tenían su denominación tradicional. De este modo el Pico de Baudrimont o el de Marcos Feliu se suprimen en favor de sus nombres verdaderos (Mallo de Tormosa y Punta de l’Ibón Chico respectivamente)

En algunos casos, la Comisión se ha encontrado con cumbres secundarias que no tienen un nombre tradicional, en cuyo caso se han aceptado algunos bautizos más o menos consolidados como el que consiste en denominar con los nombres de Tuca de Rabadá y Tuca de Navarro a sendas cumbres del macizo de la Maladeta.

En el caso de cumbres sin denominación tradicional conocida y sin ningún otro nombre inventado, la Comisión renuncia a imponer un nombre. En estos casos la Comisión se dirigirá a los ayuntamientos interesados proponiendo la adopción de un topónimo que esté relacionado con nombres próximos preexistentes, desechando el uso de patronímicos.

Finalmente, hay que señalar que, en las cumbres fronterizas con la Occitania, se ha hecho prevalecer la versión local aragonesa frente a la oficial de la cartografía francesa. Con este criterio desaparecen, por ejemplo, denominaciones como el Pico Schrader en favor de la tradicional Punta de Bachimala.

Asimismo se han depurado algunos casos de malas traducciones, como la que transformaba la versión francesa de Pic de l’Épauleen en Pico de la Espalda.

Pronto podrá comprobarse la lista completa de nombres propuestos.

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International