Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 18 de Septiembre de 2001

Preparación física para el comienzo de la temporada de esquí

Por Álvaro Bernal  | 
- Página 1 de 3 -

Una correcta preparación física para la práctica de los deportes de nieve es una garantía para reducir el riesgo de lesiones y aumentar el disfrute.

 

Una correcta preparación física para la práctica de los deportes de nieve es una garantía para reducir el riesgo de lesiones y aumentar el disfrute.

Aquellas personas que compiten saben que es esencial dedicar una buena parte de su tiempo al acondicionamiento físico previo a la actividad deportiva. Incluso durante los periodos competitivos continúan con cierto trabajo físico al margen del realizado en la disciplina elegida.

Para aquellas personas que no tengan como principal objetivo la competición pero dediquen una buena parte de su tiempo libre, o para aquellas que sólo quieran practicar algún deporte como ocio, la preparación física previa y de mantenimiento es igualmente importante. Muchas lesiones se producen producto de una preparación física insuficiente y otras, especialmente las que se derivan de un accidente, incrementan el trastorno al no estar físicamente bien preparados. De hecho, los deportistas bien entrenados se recuperan antes de las lesiones. En este punto es importante saber que en esos casos disponen de una atención médica orientada a deportistas y que, en no pocas ocasiones la recuperación se acelerada de forma forzada con independencia de la futura salud del deportista.

En cualquier caso debemos hacer una correcta planificación para que nuestro esfuerzo se canalice adecuadamente. Los esquiadores ocasionales conocen el efecto limitador de las agujetas, incomodando la práctica de su deporte. En muchos casos insistir en la práctica bajo estos síntomas desencadena reacciones paralelas como sobresolicitar otras partes del cuerpo y lesionarlas. Por ejemplo, un dolor intenso en los cuadriceps motivado por una sesión de sky prolongada puede condicionar a que en sucesivas sesiones el esquiador adopte una postura mas rígida para solicitar menos a estos músculos y así mitigar el dolor, pero en ese proceso, el gesto deportivo, en este caso la postura, no es la correcta y provoca que otros músculos trabajen más de lo que habitualmente harían con una técnica depurada y podemos lesionarlos. Igualmente, una postura defensiva ante agujetas de músculos especialmente implicados en la actividad deportiva provoca que la técnica sea distinta y el riesgo de caídas sea mayor.

Si te dedicas a sky alpino, habrás aprendido que tus piernas, especialmente los cuadriceps realizan el trabajo mas exigente. En determinados deportes la forma física y la técnica son variables equilibradas. El fútbol es un ejemplo. En otros predomina la técnica, (aunque en alta competición incluso estos requieren una buena forma física), frente a otros en los que prima la preparación física. El sky de fondo es mucho más riguroso en la componente física que el alpino, a pesar de que el aspecto técnico es un claro limitador del desplazamiento en llano y subidas.

 

Si tu deporte no es especialmente duro, bastará una preparación física generalista y cuidar el trabajo específico de los músculos de mayor contribución al rendimiento. En caso de que compitas en una de estas disciplinas, sí deberás realizar un trabajo más concienzudo y dedicar igualmente más tiempo. Es común encontrar deportistas que han descuidado su preparación física y llegado a un punto, no progresan en su deporte favorito. Es el caso del sky alpino, donde unas piernas poco trabajadas limitan el tiempo de entrenamiento y consecuentemente el progreso.

En el sky de fondo la situación se agrava ya que, sencillamente, unos brazos débiles impiden una mínima propulsión, indispensable para mantener el deslizamiento cuando el terreno no es favorable. En esta modalidad de sky la correcta combinación del trabajo de brazos y piernas garantizan una velocidad elevada de paso, pero, siendo objetivos, está restringido a deportistas francamente entrenados, de lo contrario no limitaremos a andar sobre unos esquíes. Los fondistas de alto nivel pueden mantener durante más de dos horas medias de 20 Km/h, algo exclusivo de verdaderos atletas. Su preparación física es intensa, tanto en trabajo general de base como específico.

Lo primero que debemos hacer es definir dónde queremos llegar. Es posible que actualmente no tengas una idea clara ya que lo normal es que a medida que una persona progresa en la práctica de un deporte sus expectativas cambien. No obstante tu punto de partida sí lo conoces y como tal plantearemos un trabajo teniendo en cuenta esa referencia.

En segundo lugar contemplaremos el estado actual de forma, posibles lesiones o limitaciones físicas,(es el caso de limitaciones al movimiento producto de anteriores lesiones, accidentes, asimetrías en miembros, discapacidades, etc.), y reflexionaremos sobre ese estado y el objetivo planteado en el primer punto. En el caso de existir alguna limitación física es extremadamente importante que la preparación contemple medidas rehabilitadores, de contención, o de potenciación.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International