Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 17 de Octubre de 2001

Espalda: nociones y autoprotección. Parte I

Por Oscar Ballarín Plana  | 
- Página 1 de 2 -

En este artículo vamos a dar unos pequeños consejos acerca de los autocuidados necesarios para mantener en buen estado nuestra espalda.

Trataremos de aplicarlos al tema de la montaña, pero siempre con carácter general, dejando el tratamiento de las patologías para los profesionales. De esta manera, se pretende dar algunas ideas sobre la ergonomía de cara a proteger vuestra espalda en un deporte que, como veremos, actúa bastante nocivamente sobre el "eje" de nuestro cuerpo.

Llevo contestadas montones de preguntas en esta sección de preparación física, ninguna sobre la espalda, pese a que es una de las dolencias más frecuentes... esto demuestra el poco caso que le hacemos.

Vamos a dividir el artículo en dos partes, una primera donde abordaremos aspectos generales y una segunda donde aplicaremos estos aspectos generales en el ámbito concreto del montañismo.

 
La espalda es la gran olvidada en el ámbito de los deportes de montaña. Muchas veces sólo pensamos en ella en la medida en que soporta el peso de nuestra mochila 

La espalda es la gran olvidada en el ámbito de los deportes de montaña. Muchas veces sólo pensamos en ella en la medida en que soporta el peso de nuestra mochila.
Nos preocupamos o tenemos mucho más en cuenta otras partes de nuestro cuerpo: pies y piernas en los montañeros; brazos, hombros y antebrazos en los escaladores; rodillas en esquiadores..., olvidando que nuestra espalda es una de las partes más "sufridas" del cuerpo.

Eso hasta el día que llega la gota que colma el vaso.Debemos saber que alrededor del 50% de las consultas médicas se producen por problemas de espalda y, de éstas, casi un 65% corresponden a patologías lumbares, una zona especialmente castigada por el montañismo.¿Hay alguien que alguna vez no haya sufrido alguna molestia en su espalda? Posiblemente no. Quizás haya llegado el momento de prestar un poco más de atención.

De entre las diversas funciones de la espalda vamos a fijarnos principalmente en las de trípode-eje del cuerpo, desde donde van a tomar anclaje los diversos segmentos corporales para realizar sus funciones, principalmente el desplazamiento en miembros inferiores y funciones de relación y presión de los miembros superiores.
Diremos también que fundamentalmente, para clarificar los términos entre nosotros, la espalda va a ser la unión de un eje óseo: la columna vertebral y una serie de estructuras músculo-tendinosas y fasciales que conformarán los tejidos blandos, preferentemente elásticos.Para ultimar, nos centraremos en los factores extrínsecos que condicionan los problemas de espalda y que son generales a todas las personas.

Los factores individuales desbordan la capacidad del artículo y son los que hacen de cada persona un tipo distinto de problema.
Quedaos pues la noción general de que la espalda es nuestro eje de sostén, sobre la que van a traccionar, empujar, descansar... los miembros del cuerpo, y que, pese a las particularidades de cada uno, hay aspectos generales destacables.

 
La espalda es nuestro eje de sostén, sobre la que van a traccionar, empujar, descansar... el resto de miembros del cuerpo 

Una vez situados en el tema vamos a dar algunas nociones...

Para empezar, sería bueno que nos preguntásemos qué factores extrínsecos pueden condicionar nuestros problemas de espalda. La respuesta sería que fundamentalmente dos:

  • Esfuerzos. No sólo grandes esfuerzos sino también pequeños esfuerzos muy repetidos o que conlleven microtraumatismos o vibraciones.
  • Malas posturas, incluidas aquellas no tan malas pero que son mantenidas durante largo tiempo, como por ejemplo,, dormir o llevar una mochila mal puesta.

A nivel de los montañeros, nuestros principales problemas vienen condicionados por los dos factores y repercuten muy directamente tanto a nivel cervical como a nivel lumbar.

Personalmente he podido comprobar los "gratos" efectos de una mochila pesada sobre mis trapecios, e indirectamente sobre mis vértebras cervicales, o las molestias lumbares tras un día de marcha.

Además, para ayudaros a comprender mejor el problema que conllevan algunas de las acciones más cotidianas de nuestra vida y de la montaña, voy a comentaros algunas cosas sobre la espalda.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International