Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 10 de Noviembre de 2001

Consume oxígeno

Por José Ramón Callén Rodríguez  | 
- Página 1 de 2 -

Los trabajos de resistencia aeróbica, son aquellos que se llevan a cabo con el oxígeno como factor fundamental. Conoce en qué se basa la necesidad de "consumir oxígeno" para la actividad física y para nuestras vidas.

 

El mundo del rendimiento deportivo, avanza implacablemente. Todas las variables que influyen en un deportista, a la hora de obtener las máximas prestaciones en su especialidad, son estudiadas e investigadas y tenidas en cuenta en el momento de planificar sus entrenamientos. Los deportistas "de fondo", conocen bien este aspecto del mundo en el que se desenvuelven. Soportan pruebas de esfuerzo en laboratorios de fisiología, llegando hasta la extenuación, conectados a aparatos que analizan cada una de sus respiraciones, que detectan cada una de las contracciones de sus corazones y que averiguan los ritmos máximos de esfuerzo que pueden llegar a mantener. Además, se estudia la composición de la sangre en algunos momentos de esas pruebas, con el objetivo de determinar, mediante ciertos parámetros fisiológicos, los ritmos de entrenamiento ideales para conseguir el mejor resultado posible.

Los grandes maratonianos Martín Fíz y Abel Antón, que recientemente han cubierto su última maratón (la Millenium Maratón), a lo largo de su carrera deportiva, se han sometido de forma periódica a este tipo de test. Pero, ¿cuál era su propósito a la hora de valorar los resultados?. Pues bien, la información que pretenden obtener es variada, pero en todo momento está relacionada con un factor clave en especialidades de resistencia como son aquellas en las que ellos se han especializado. Ese factor clave y esencial no es otro que el oxígeno.

 
Natación de larga distancia: una prueba púramente aeróbica. 

Pero no sólo ellos "dependen" del oxígeno. Existe un gran grupo de población, que lleva a cabo actividad física de forma menos frecuente y planificada, y que buscan en ese tipo de prácticas una mejora o mantenimiento de su salud, un bienestar físico y mental y en muchos casos, una pérdida de peso corporal. En definitiva, un aumento de su bienestar psico-físico. Ellos, para lograr sus pretensiones, también deben trabajar en torno a ese elemento fundamental para cualquier ser humano.

Pero veamos el camino que lleva el oxígeno desde que lo "recogemos" del exterior del cuerpo, hasta que lo utilizamos en nuestros músculos.

El aire que nos rodea, tiene una composición muy variada. De ella, tan sólo el 21% (aproximadamente) pertenece al oxígeno, siendo el nitrógeno el componente más abundante. Este oxígeno, en cada inspiración, ya sea por la nariz o por la boca, entra a nuestros pulmones. Allí, disponemos de unas "pequeñísimas bolsitas", llamadas alvéolos, a las que llega el oxígeno del exterior. Estas bolsitas, están conectadas con la circulación sanguínea, de tal forma, que cuando el oxígeno llega a ellas, es difundido a los glóbulos rojos que forman la sangre. Mediante la circulación sanguínea, llegan a todos los tejidos, donde el oxígeno es utilizado para obtener la energía necesaria para mantener la vida, mediante diferentes reacciones químicas. El oxígeno pues, es fundamental para mantener la vida.

¿Y es el oxígeno tan determinante en relación a la actividad física y el deporte?. Podríamos decir una famosa expresión: "depende". ¿Y de qué depende?. Las formas de obtener energía que puede desarrollar nuestro organismo, se pueden ver desde dos puntos de vista. Aquellas que se hacen con la presencia de oxígeno en las reacciones químicas, que son las denominadas "aeróbicas" (con presencia de oxígeno), y aquellas en las que no hace falta este elemento para obtener energía en el organismo, que son las denominadas "anaeróbicas" (sin presencia de oxígeno). Aquellos esfuerzos explosivos y rápidos, cuya duración es de unos pocos segundos, pertenecerían a las actividades o deportes "anaeróbicos". Se podrían incluir aquí, todas las modalidades llamadas de "velocidad": desde los 100 a los 400 metros en atletismo, los 50 y los 100 metros en natación o las pruebas de velocidad de ciclismo en pista (entre otras). Además, las especialidades en las que la fuerza es el factor predominante, también entrarían en este grupo (halterofilia y lanzamientos en atletismo). Por otra parte, encontraríamos las actividades o deportes con un mayor componente "aeróbico", donde podríamos incluir especialidades como las que van desde el 800 a la maratón en atletismo, o las que van desde el 200 al 1500 en natación. Por supuesto, deportes como el ciclismo en carretera, el triatlón, la natación de larga distancia, los raids de aventura o el esquí de fondo (entre otros), también llevarían el calificativo de aeróbicas.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International