Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 26 de Noviembre de 2001

Músculos: Todos diferentes, todos iguales

Por José Ramón Callén Rodríguez  | 
- Página 1 de 2 -

El "actor principal" del movimiento es el músculo. Pero ¿son todos ellos diferentes, o por el contrario son iguales?. En el siguiente artículo tenéis las respuestas a todas vuestras preguntas en torno a este "protagonista principal" del deporte.

 
Los fondistas. Todo un ejemplo de desarrollo de las fibras ST 

Serena. Tranquila. Sigue meticulosamente el "ritual" previo a la salida. Mira la meta. Se aísla del mundo que le rodea. Está a punto de iniciar una prueba en la que nadie le hace sombra. Es la "reina" del atletismo. Marion Jones. Allí está, frente al hectómetro. Cien metros hasta la línea que marca el final de la prueba y el inicio de la sonrisa de Marion. Y cien metros en los que no hay concesiones, no se permiten fallos. Cada músculo ha de estar preparado para darlo todo. En poco más de diez segundos se plasman años de entrenamiento. El corazón se acelera conforme se acerca el instante que dará paso a una explosión de energía. ¡A sus puestos!. ¡Listas!. ¡Bang!.

Cada una de sus zancadas y cada acción de sus brazos, son posibles gracias a las estructuras fundamentales para el movimiento: los músculos. Se contraen y se relajan de forma constante, de manera que posibilitan todas aquellas acciones que queremos realizar. Pero detengámonos aquí para conocer mejor a estos protagonistas tan importantes en el mundo del deporte y de la actividad física.

Cada uno de los músculos que posibilitan el movimiento (porque también poseemos otros tipos de musculatura con otras funciones, en diferentes zonas del cuerpo, como por ejemplo en el intestino o en el corazón), están compuestos por unas estructuras más pequeñas. A estas estructuras se las denomina "fibras musculares", y son las células propias de los músculos. Tienen una longitud igual a la del músculo al que pertenecen, de forma que puede haber fibras que lleguen a medir incluso 35 centímetros de largo, siendo su grosor apenas perceptible por el ojo humano. En el interior de esas fibras, existen gran variedad de unas estructuras menores, que son las que posibilitan la contracción y relajación de cada una de esas fibras, y por lo tanto del músculo en conjunto. La composición principal, o lo que sería lo mismo, la base sobre la que se construye una fibra muscular, son fundamentalmente las proteínas. De aquí la importancia de estos nutrientes en la alimentación de cada día, ya que, para conseguir una buena calidad de nuestras fibras, y en consecuencia de nuestros músculos, necesitamos aportar proteínas de forma diaria al organismo, para recuperar y reparar aquellas fibras que han sido dañadas durante la gran cantidad de contracciones que supone la práctica de actividad física.

 
La satisfaccion de Marion Jones tras el trabajo bien hecho 

Volvamos ahora a la carrera de Marion Jones. Tras la salida, el sistema nervioso central de Marion, ordena de forma constante a las fibras musculares de sus piernas, brazos, espalda, abdominales, ect., que se contraigan y se relajen coordinadamente, consiguiendo así un movimiento fluido y equilibrado. Pero la aplicación de tanta fuerza y la grandísima intensidad de cada contracción, hacen que Jones sólo pueda mantener esa alta velocidad de carrera, que al fin y al cabo depende de la velocidad de contracción y relajación de sus fibras (y en consecuencia músculos), durante poco tiempo. En poco más de diez segundos, "la reina del atletismo", ha de dar el máximo de sus posibilidades. Y este tipo de esfuerzo, dista muchísimo del tipo de esfuerzo que ha de realizar Haile Gebrselassie, un auténtico dominador de todas las pruebas de fondo en el atletismo mundial. Ha ganado tanto el 5.000 como el 10.000 en varios Juegos Olímpicos y Mundiales, y ahora se prepara para el gran reto de la maratón. Haile, al contrario que Marion, ha de repartir su esfuerzo en periodos de tiempo muy largos, contrayendo y relajando de forma constante sus fibras musculares durante miles de veces a lo largo de las pruebas de resistencia que él domina.

Y deteniéndonos a analizar los músculos de Gebrselassie y de Jones, encontramos un punto clave que los diferencia y los equipara. Por un lado, la estructura de esos músculos, es totalmente la misma. Músculos compuestos por una gran cantidad de fibras, que unidas, posibilitan la contracción y relajación, y en definitiva el movimiento. Pero por otra parte, y ya a simple vista, la morfología de esos grupos musculares, es totalmente diferente. Mientras que en el caso de la velocista, sus masas musculares son de gran tamaño y volumen, en el caso del fondista, los músculos son extremadamente alargados y estilizados. Pero no nos quedemos en la apariencia externa. Vayamos a observar cómo son las fibras de estos deportistas en ambos casos. Encontraremos grandes diferencias.

En el músculo humano, se han identificado tras años de investigación, dos tipos de fibras musculares (aunque se puede hablar de una variedad mayor, en este artículo nos centraremos en los dos grandes tipos de fibras). Por una parte, las fibras ST (slow-twitch) y las FT (fast-twitch).


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International