Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 15 de Enero de 2002

Electroterapia:
La electricidad al servicio de la salud (II)

Por Oscar Ballarín Plana  | 
- Página 1 de 2 -

¿Realmente potencian nuestra musculatura los aparatos de estimulación que se anuncian en la televisión? ¿ Qué efectos reales tienen posteriormente sobre la práctica deportiva? ¿Hay efectos secundarios al uso o abuso de dichos aparatos?

En la primera parte de estos artículos hablábamos de los distintos tipos de corrientes y algunos de sus usos terapéuticos. Ahora abordaremos el uso concreto de las corrientes con efecto excitomotor, uno de los tipos de corrientes encuadrados en la baja frecuencia.

 

Lo primero que debemos hacer es un pequeño inciso sobre la fisiología de nuestro sistema neuromuscular, para explicar cómo consigue nuestro cuerpo que una orden motora voluntaria, que parte del sistema nervioso central -concretamente desde la corteza cerebral- acabe transformándose en una actividad física de nuestra musculatura.

Brevemente, diremos que por una serie de procesos químico-hormonales, la orden sale de la corteza en forma de corriente eléctrica y se desliza por ese "cable de la luz" que son las neuronas.

Las neuronas, mediante las placas motoras, hacen contacto con el músculo, el cual, por otra serie de procesos metabólicos, transforma ese impulso eléctrico en una contracción (en el acoplamiento de la actina y la miosina) base de toda contracción muscular. Ahora bien, este proceso puede verse interrumpido por varias causas, de las cuales, por su interés para nosotros, vamos destacar dos grandes grupos:

"La Gimnasia pasiva no sirve para quemar grasas ni glúcidos"

  • Puede que el proceso tenga un fallo a nivel de la fibra nerviosa, la neurona, e incluimos por simplificar la placa motora, pero también puede que el fallo radique en el músculo.
  • Pero, y aquí le damos un nuevo giro al tema, puede ser que no haya una patología, sino que queramos aumentar la potencia, el grosor de ese músculo. Por fines estéticos, deportivos, o cualquiera que sea.

Las primeras causas son el origen de los aparatos de baja frecuencia con uso terapeútico.La otra razón (querer ampliar la potencia), es la causa de los aparatos que tan populares están haciéndose en los medios de comunicación y entre la población en general.

 

Cuadros patológicos:
Vamos a ir profundizando un poco e ir introduciendo algunos conceptos.Si existe un proceso patológico de los antes nombrados, ya sea un problema a nivel nervioso o a nivel muscular, previamente a cualquier indicación de este tipo de corrientes, se hará un estudio mediante electromiografía y otras pruebas complementarias, de donde obtendremos una serie de datos como reobase, cronaxias, umbral farádico... que nos servirán para identificar dónde radica el problema, y que parámetros de corriente van a ser los óptimos para esa patología y situación. Esto es tarea de personal especializado, ya que estamos hablando de una situación patológica, y no de un punto de partida "no patológico".
La optimización de los parámetros de los impulsos nerviosos que vayamos a utilizar, variará según los objetivos que, a su vez, se plantean en función de las patologías.

Expondremos algunos ejemplos que pueden servir de orientación:
  • En caso de un problema neurológico, donde el músculo, en principio, está correctamente (dentro de la patología general), buscaremos evitar la atrofia muscular, aplicando parámetros concretos. También hoy en día se está estudiando la posibilidad de "suplir" ese impulso fisiológico, que parte de nuestro cuerpo, por estímulos externos, como en el famoso aparato que hacía levantarse a un parapléjico
  • En caso de un problema muscular, como una atrofia severa, los parámetros variarán, puesto que de momento ya podemos disponer de una orden, de un impulso nervioso eléctrico que es "nuestro" a nivel fisiológico, que parte de nuestro propio organismo y sistema nervioso.

Como veis, cada patología hace pensar en unos u otros objetivos, y en consecuencia en uno u otro tratamiento.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »

Artículos relacionados


Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International