Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 11 de Febrero de 2002

La tríada: Una lesión deportiva

Por Oscar Ballarín Plana  | 

La "triada", pasa por ser una de las lesiones más graves, y que mayores secuelas deja, en el ámbito deportivo.

Foto: www.salomonsports.com 
En los deportes de montaña, los esquiadores son los más propensos a sufrir la temida "tríada" 

En este artículo se darán unas pequeñas nociones anatómicas sobre las estructuras implicadas, así como de la mecánica del gesto lesional.Por otro lado abordaremos algunos aspectos terapeúticos sobre el planteamiento general rehabilitador de esta lesión, de cara precisamente a minimizar los riesgos de secuelas que puedan perdurar.
Especial importancia tendrá el cuidado y actuación sobre el cada día más valorado y estudiado aspecto propioceptivo, dada la gran cantidad de receptores de los que una estructura como la rodilla "dispone".

Quizás no sea una de las lesiones más frecuentes dentro de la patología global de los denominados deportes de montaña. Posiblemente su incidencia, salvo el caso del esquí, sea testimonial en actividades como montañismo, escalada, parapente, barranquismo...
Pero es una lesión que agrupa dos grandes grupos patológicos que en sí mismos representan muchas actuaciones fisioterápicas dentro de la rehabilitación deportiva específica de la montaña.

Estos dos grandes grupos patológicos a los que se hace referencia son:
Lesiones cápsulo-ligamentosas y lesiones meniscales.
Desde esta perspectiva vamos viendo que estructuras se afectan cuando tras un accidente se nos diagnostica una triada, también llamada "triada del futbolista", o triada de O´Danoghue.
Por un lado los ligamentos, concretamente dos de los más importantes de la rodilla: el ligamento cruzado anterior y el ligamento lateral interno.Por otro lado el menisco, concretamente el menisco interno.

 
En función del grado real de afectación, el proceso rehabilitador deberá plantearse de distinta manera 

Vamos a exponer algunas nociones sobre lo que estos ligamentos y menisco representan a nivel de la rodilla.
La rodilla pasa por ser una gran articulación que a nivel mecánico tiene la difícil tarea de transmitir correctamente las fuerzas, tensiones y reacciones desde la parte inferior: suelo, pié, pierna, y devolver con eficacia y eficiencia las respuestas de la parte superior: muslo, pelvis, y por extensión todo el cuerpo. Esto hace indivisibles el aspecto mecánico del propioceptivo.
Para ello, junto a otras estructuras, disponemos de la valiosa intervención de los ligamentos y meniscos.

Los ligamentos darán mayormente estabilidad y soporte, y el menisco dará mayor congruencia articular y protección ósea y cartilaginosa.Esto supone un punto de partida que debe pasar a ser el horizonte donde debería mirar todo proceso rehabilitador que aborde esta patología.
Deberemos hacer que las aferencias, es decir las "informaciones" desde esa rodilla (y partes inferiores), sean con esa corrección que antes decíamos, y que las eferencias, es decir las "respuestas" desde esa rodilla (y partes superiores), sean con esa eficacia y eficiencia.

Eficacia en cuanto a nivel articular, muscular, ligamentoso... estructural y morfológico a fin de cuentas. Eficiencia en cuanto a optimizar las estructuras neuromusculares que nos permiten un correcto funcionamiento sensitivo-perceptivo-motriz.Hablando en lenguaje cotidiano: que esa rodilla, no solo este en disposición de desarrollar y recibir fuerzas y tensiones, sino que además estas fuerzas y tensiones sean gestionadas perfectamente desde nuestro gran ordenador: el sistema nervioso central. La función marca la rehabilitación.Pero, ¿que gesto produce una lesión de este tipo?. En el caso de esta lesión podemos hablar de un gesto más o menos determinado, de una acción no fisiológica que provoca una sobrecarga de carácter mecánico.
Este gesto tiene unas particularidades que a continuación se van a detallar, aunque hay que decir que las cosas no son tan sencillas, y que muchos otros factores influyen en la afectación real.

La principal característica es que esta lesión se produce por un par de fuerzas que actúan a nivel de la rodilla. Este hecho se ve agravado por la inercia o acción de nuestro propio peso.
El par de fuerzas se producen desde la parte inferior de la rodilla, por un pie que se queda bloqueado en una determinada posición, normalmente en rotación interna respecto al fémur, sumado a la acción de la parte superior de la rodilla, por un muslo que rota en rotación externa respecto a la tibia. A esto cabe sumar la acción coaptadora de nuestro peso, o de la inercia de una carrera o caída, desequilibrio...lo que normalmente hace que se produzca una flexión de rodilla.
El resultado: una sobrecarga en torsión sobre el menisco, lo que puede producir una fisura, rotura, desenganche... más una tensión sobre el ligamento cruzado anterior por la rotación y flexión y una tensión sobre el ligamento lateral interno, debida a la rotación de la tibia respecto al fémur, lo que provoca una distensión o rotura de dichos ligamentos.
Esto es la "triada".

A partir de aquí tenemos una lesión que nos provoca inflamación, dolor agudo, impotencia funcional...
En función del grado real de afectación, el proceso rehabilitador deberá plantearse de distinta manera.
Si la afectación incluye rotura de menisco, roturas totales de los ligamentos, derrame, o alguna otra lesión asociada (roturas óseas, de la cápsula...), la intervención deberá contemplarse.Si la afectación incluye una afectación meniscal leve, y distensiones ligamentosas, los procesos terapéuticos podrán ser conservadores, sin necesidad de pasar por quirófano.

En cualquiera de ambos casos, la fisioterapia cobra vital importancia, y se revela como un medio muy eficaz de cara a actuar ante esta lesión.El planteamiento particular de cada caso dependerá de esta primera valoración, más los imprevistos que puedan ir surgiendo durante la recuperación, además de otros condicionantes de tipo personal. Todo ello, además, debidamente acomodado a cada sesión y circunstancias del momento.
Esto es tratar al enfermo, puesto que la lesión es lo arriba indicado, pero el tratamiento se basará en lo que cada caso represente, en función de cada paciente. No existen las patologías, existen personas con patologías.Aun así, podemos aventurar algunas de las pautas en las que debemos basar la actuación fisioterápica.

1.-Actuación frente al edema y el dolor.
2.-Acciones terapéuticas propiamente dichas ante la lesión ligamentosa. Esto incluye la inmovilización selectiva mientras sea necesario, por ejemplo mediante vendajes funcionales, reposo relativo...
3.-Recuperación adecuada de capacidades musculares y movimientos articulares. Evitar rigideces, adherencias y desarmonizaciones articulares.
4.-Restablecer un buen circuito propioceptivo.
5.-Vuelta a la marcha y actividades cotidianas.
6.-Reintegración a la actividad deportiva.
7.-Consejos personales post-rehabilitación, basados en cada caso concreto.

Como veis, una buena rehabilitación no sólo es el recuperar el movimiento, la fuerza y que vuelva a andar. Hay muchas más cosas, y debemos exigirnos más cada día para bien de todos, de los profesionales y de los pacientes.Como pacientes, por la parte que os corresponde, mi consejo es que preguntéis, os informéis, colaboréis, etc... en cualquier proceso terapéutico.

Un saludo y a disfrutar de vuestra salud con vuestro deporte.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International