Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 11 de Marzo de 2002

Valoración de la condición física en la escalada

Por Pere Lloveras  | 
- Página 1 de 3 -

Los escaladores y las escaladoras de roca o de hielo necesitan herramientas específicas que les ayuden a valorar su estado de forma. Aportamos pruebas y tests contrastados que te permitirán saber cómo estás y te facilitarán el control del entrenamiento.

 

La escalada en roca y la escalada en hielo, desde el punto de vista motriz, tienen en común muchas cosas. Prueba de ello es que muchos de los profesionales que se dedican a la competición doblan temporada participando en los circuitos de ambas modalidades. Y algunos con excelentes resultados en ambas, aunque ya se sabe: la especialización y la preparación específica más fina es difícil complementarla.

Quienes se plantean un determinado nivel de rendimiento como objetivo tienen claro que necesitan poder medirse constantemente para así controlar lo que hacen y garantizar el trabajo dirigido en la línea deseada. Este planteamiento nada tiene que ver con el nivel de rendimiento en el que se encuentre uno y al que quiera llegar, pues es simplemente un método de diagnóstico aplicable a todas las situaciones, incluso a las personas que escalan por simple entretenimiento sin pretender mejorar jamás.

En el artículo titulado “Valoración de la condición física. Resistencia y flexibilidad” ya comentábamos algunos aspectos introductorios sobre el control del entrenamiento a través de pruebas y tests. Ahora, ampliamos lo que en aquel y un posterior artículo exponíamos, dejando de lado las consideraciones más generales, aplicables a cualquier modalidad deportiva, para adentrarnos en el vertical mundo de la escalada.

Vale la pena tener presentes siempre unas consideraciones importantes. Por una parte, que el estado de forma exclusivamente físico de una persona sólo garantiza un rendimiento determinado si ello se ve acompañado de eficiencia técnica. Por otra parte, que son muchas las variables a controlar a lo largo de un proceso de entrenamiento (objetivos, medios de entrenamiento, cargas de trabajo, descansos, ritmo de vida, lesiones y enfermedades, nutrición, dominio técnico, estado anímico) y todas ellas afectan al rendimiento; por eso los entrenadores son importantes. No menos importante, recordar que con el transcurso del tiempo (días, meses, años) el escalador y la escaladora evolucionan, cambian, y cada momento define sus necesidades de control. Y además que, aunque el grado superado o la vía en cuestión son un baremo comunmente empleado, lo ideal es plantear la revisión de los logros atendiendo al rendimiento y no al resultado.

Las pruebas y tests que a continuación se detallan deben permitir diagnosticar el estado de forma y controlar lo que se hace. En todos los casos implican rendir al máximo de las posibilidades personales, lo que se traduce en una imperiosa necesidad de limitar el riesgo de lesiones con un adecuado calentamiento previo.

Tests y pruebas para escaladores/as

 

Fuerza en regleta

Objetivo:Potencia anaeróbica aláctica de flexores de dedos.
Materiales:2 regletas planas de 2 cm de profundidad para suspensiones, cronómetro, arnés, mosquetón, cordino, discos de pesas. Piolet sin dragoneras para los escaladores de hielo.
Descripción:Suspensión de las regletas (situadas a la anchura de los hombros), en agarre frontal con los brazos extendidos y sin otros apoyos. Mediante anclaje en el arnés se lastra el cuerpo con peso.
Valoración:Máximo peso añadido medido en kg. que se puede aguantar durante 6 ".
Observaciones:Puede ser sencillo disponer las presas a una altura alcanzable desde el suelo y flexionar las piernas para quedar suspendido.
Tal vez se precisen diversos intentos hasta determinar el máximo peso. Espaciarlos como mínimo cinco minutos.

Test tracciones-bloqueos

Objetivo:Capacidad anaeróbica lactácida de brazos.
Materiales:Barra de tracciones, cronómetro.
Descripción:A partir de una suspensión en la barra con agarre frontal y manos separadas a la anchura de los hombros, encadenar el siguiente ciclo:
A1-tres tracciones consecutivas + 7" de bloqueo cerrado.
A2-tres tracciones consecutivas + 7" de bloqueo a 90°
A3-tres tracciones consecutivas + 7" de bloqueo a 120°
Continuar encadenando ciclos, a los que se llamarán B1, B2, B3, C1, etc.
Valoración:Se anota letra y número correspondiente a los ciclos y sus partes al que se ha llegado.

Observaciones:Es útil disponer de un ayudante que cuente segundos y verifique angulaciones.
Puede hacerse con piolets sin dragoneras.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International