Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 06 de Mayo de 2002

¿Yesos, vendajes funcionales, tobilleras, rodilleras...? (II)

Por Oscar Ballarín Plana  | 
- Página 1 de 2 -

En esta segunda entrega, realizaremos una pequeña comparativa, desde el punto de vista del uso deportivo, entre cuando es recomendable el uso de algunos de estos medios.
Como el campo de actuación es tan grande, centraremos su uso en una de las lesiones más frecuentes: el típico esguince de un ligamento del tobillo.


Foto: www.ecochallenge.com 
Las rodilleras son útiles, pero conviene no caer en el sobre uso 

Una pequeña idea de las múltiples aplicaciones del uso de los vendajes funcionales:Tendinitis, esguinces, periostitis, luxaciones, desgarros musculares, inestabilidades articulares, algunas fracturas (costillas, clavícula), lumbalgias, hallux valgus (“juanetes”), algunas aplicaciones reeducativas, como pie equino, mano en garra, pie varo...las posibilidades son enormes, puesto que la lista cada día se amplia y se mejora cualitativamente en cuanto a materiales y técnicas.

Las ventajas e inconvenientes que tratamos en la primera parte son comunes a todos ellos, por lo que pasaremos a abordar algunas de las que se refieren al uso de las órtesis flexibles, las típicas rodilleras, coderas, tobilleras, ya sean de neopreno o de cualquier otro material.

Las ventajas, fundamentalmente son tres: son fáciles de poner y quitar, puesto que uno mismo se lo puede hacer sin tener previos conocimientos del tema (su forma “anatómica” no dejar lugar a errores).Es por esto que se pueden lavar, por lo que su uso puede prolongarse mucho más allá de los varios días que se lleva un vendaje funcional.Secundariamente, y como consecuencia de estos dos aspectos anteriores, el que se pueda usar varias veces, y el que hablemos de fabricación a nivel industrial, con tallas estandarizadas, diremos que este material es relativamente barato.Como se puede ir observando, las ventajas, en comparación a los vendajes funcionales se resumen en comodidad y abaratamiento de uso. Sin embargo, las ventajas de éstos se centran más en aspectos de índole terapéutica.De todo esto sacamos una primera impresión: cuando hablemos de que las mejoras terapéuticas es la prioridad de nuestro caso, nos decantaremos por los vendajes funcionales.Cuando la valoración económica, o las condiciones de uso, por ejemplo durante una larga travesía, sin posibilidad de hacer el vendaje consecuentemente, sea la prioridad del caso, es posible que sea más lógico el uso de las órtesis flexibles o semirígidas.

 
Las rodilleras se ponen y quitan fácilmente, y pueden llevarse durante varios días 

Pasamos a abordar algunos de los inconvenientes de las tobilleras, en las cuales vamos a ir centrando el tema, algunos de los cuales ya habréis podido ir deduciendo.El primer, y a mi entender gran inconveniente, será el que, al ser tallas estandarizadas, no se adaptan a la realidad de cada persona. No tienen en cuenta la individualidad personal y lesional. Esto quiere decir, así mismo, que la inmovilización deseada no suele ser tan concreta como en un vendaje funcional, sino que limita un poco más globalmente, y además con menos eficacia.Con el paso del tiempo, y con el uso, estos materiales suelen ir perdiendo las capacidades de contención o limitación de movimientos, puesto que al ser normalmente elásticos, o en parte, acaban por perder relativamente esa elasticidad.

Hay un aspecto, que puede llega a ser un inconveniente, común al uso de ambos medios. Este aspecto es la tendencia al sobreuso.
En este sentido hay casos de verdadera adicción, y hay casos bien conocidos, sobre todo en el ámbito profesional, que verdaderamente necesitan este soporte externo para realizar el deporte. Conviene no excederse en su uso.No sólo hablo de dependencia física, sino que al haber ciertos factores psicológicos que se ponen en funcionamiento cuando usamos un vendaje, o tobillera (ver la parte I de este artículo en caso de duda), puede crear una verdadera situación de dependencia.Esto, secundariamente, y en casos extremos, hace que ciertas estructuras del cuerpo, encargadas de esa función estabilizadora, empiecen a ser desplazadas de su cometido, llegando a dar situaciones de verdadera inestabilidad.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International