Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 01 de Octubre de 2002

Estiramientos para senderismo. Parte I.

Por Oscar Ballarín Plana  | 
- Página 1 de 2 -

En este artículo se pretende dar unas sencillas nociones sobre los estiramientos más convenientes de cara a poder recuperar satisfactoriamente los diferentes músculos que más se “cargan” en la práctica deportiva del montañismo.

En esta entrega voy a centrarme en la zona de los miembros inferiores, dejando para posteriores artículos el tema de espalda, y brazos, los que quiero asociar a otras actividades que se desarrollan en el marco natural como escalada o espeleología.

De esta forma me gustaría que todos vosotros dispusierais de una “pequeña muestra” de tres o cuatro estiramientos sencillos de recordar y de ejecutar, y sobre todo fáciles de realizar aún cuando estéis en un refugio o en pleno monte. Parte del secreto de un estiramiento bien hecho es el de hacerlo, sobre todo, inmediatamente después de la actividad física.

 
El ascenso a pie implica a varias articulaciones de nuestra mitad inferior 

Empezaré recordando que ya hay un artículo publicado en esta misma parte de preparación física, genérico sobre pautas aconsejables de cara a realiza cualquier estiramiento, por lo que no estará de más el que las ideas que podamos desarrollar sobre las zonas más adecuadas de trabajo sean complementadas con unas ideas sobre cómo efectuarlos. En dicho artículo podréis informaros al respecto.

En segundo lugar voy a hacer unas pequeñas reflexiones sobre qué zonas de los miembros inferiores pueden presentar mayores molestias o menor capacidad de recuperación, aunque hay que tener en cuenta la individualidad de cada uno, por lo que algunas pequeñas observaciones al respecto puede que os ayuden a conoceros mejor a vosotros mismos, lo que sin duda es un importante paso de cara a unos autocuidados más efectivos. A fin de cuentas, quien mejor sabrá que zona tiene más sobrecargadas es el “dueño” de dichas zonas.

Obviamente, pese a dichas particularidades, hay un patrón mecánico bajo el que todos podemos desarrollar la fuerza necesaria para ir ascendiendo montañas...y sobre todo para el, muchas veces, pesado descenso.

Vamos por partes, y empezamos precisamente por dividir la actividad en dos fases fundamentales: ascenso y descenso.

A su vez, vamos a analizar cada una de ellas en los tres ejes del espacio, que para más claridad vendrán a ser los movimientos de elevación del cuerpo, de avance de éste y de la estabilidad lateral.

 

Empieza la excursión...y damos los primeros pasos en ascenso. Por un lado tenemos, a nivel del miembro inferior, varias articulaciones implicadas, pero que a nivel macroscópico serán la cadera, la rodilla y el tobillo (donde incluiremos las propias del pie). Hay más, pero a nivel de los estiramientos que queremos comprender, nos serán suficientes.

Para ir simplificando algunos aspectos, vamos a tomar como referencia el movimiento hacia delante, donde incluiremos el de ascenso, reconvirtiendo los tres ejes antes nombrados en dos. El tercero, el que he llamado “ de elevación”, se asimila en el de avance y en la transformación de energía cinética (la velocidad que llevamos, más el efecto de nuestro peso) en energía potencial (la altura que vamos llamando, más el efecto de nuestro peso).

A modo de resumen: vamos subiendo, mientras hacemos avanzar nuestro cuerpo hacia adelante, a la vez que mantenemos un equilibrio lateral que impide, por ejemplo, que nos “derrumbemos” al suelo cuando estamos en la fase de apoyo monopodal.

¿Qué músculos permiten mayormente todas estas actuaciones, tanto dinámicas (como el propio movimiento) como estáticas (como el mantenimiento de la postura)?Sin desglosar músculo a músculo, de momento, nos quedamos con que es la cadena posterior de todo el miembro inferior, así como el recto anterior (porción biarticular del cuádriceps), y los músculos abductores de la cadera.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International