Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PREPARACIÓN FÍSICA | 20 de Diciembre de 2002

Estiramientos para Espeleología: Espalda

Por   | 
- Página 1 de 4 -

En estas últimas entregas hemos tratado de establecer una serie de estiramientos, más o menos relacionados con unas determinadas actividades de montaña. Para acabar la serie, vamos a imaginarnos las tensiones que en la espalda puede sufrir una persona que practique espeleología y a indicar algunos estiramientos que pueden ser válidos para eliminar tensiones que pueden contribuir a sobrecargar nuestra espalda.

Son estas pequeñas sobrecargas, que a veces producen insignificantes molestias, el caldo de cultivo ideal para empezar a asentar problemas de espalda que pueden desembocar en verdaderas patologías.

En muchos casos hay una base estructural, incluso una propensión genética... pero el asentamiento, indudablemente, puede venir por causas de las que nos llevan; de tipo muscular.

 

Establecimos unas pautas de estiramientos para el senderismo, centrándolos en los miembros inferiores. Seguimos con los miembros superiores, y su relación con la escalada. Para acabar vamos a ver como estirar determinadas zonas de la espalda más proclives a sobrecargarse, partiendo del supuesto de que en la espeleología es una zona espacialmente castigada. Unos sencillos estiramientos, pueden ayudar a descargar cada vez que efectuemos una actividad de montaña, de las mínimas tensiones que se van acumulando.

Verdaderamente, el mundo subterráneo nos exige posturas o movimientos donde el cuerpo se puede ver sometido a situaciones en que la espalda se vea obligada a hacer un trabajo extra, no sólo como mástil del cuerpo, donde se anclan o disipan las tensiones de las piernas y brazos, sino por las condiciones de inestabilidad postural que multiplican la acción antigravitatoria de la musculatura de la zona.

La idea fundamental ya está dada, y sólo falta desarrollarla, pero no conviene empezar sin señalar lo que, para entendernos, es “la espalda”.

Bueno, a nivel funcional, podemos decir que la espalda es esa parte del cuerpo, que todos localizamos anatómicamente, y que por medio de diversas estructuras, va a tener diversas funciones, entre las que nos quedaremos con las funciones mecánicas.
Esta función mecánica va a provocar diversa y variada patología que asienta en varias de esas estructuras que la integran. Ya que los estiramientos, bien efectuados, nos permitirán no sólo estirar una parte fundamental como son los músculos, sino actuar incluso a nivel articular, ligamentoso, tendinoso por supuesto, discal...es bastante lógico pensar que unos buenos estiramientos pueden ayudar a prevenir esas situaciones pseudo-patológicas que pueden acabar en los, tan usuales, dolores de espalda.
En este sentido, destacaremos que hay tres grandes estructuras o “divisiones” que son de vital importancia para entender el porqué los estiramientos pueden actuar en dichos niveles: los músculos y tendones por un lado, las articulaciones intervertebrales (quedan incluidas aquí las partes óseas) y los ligamentos (tanto de cada articulación como los grandes ligamentos que recorren toda la columna) y, por último, los discos intervertebrales que pasan por ser la estructura que delimita la unidad funcional vertebral, más la mitad inferior de la vértebra superior, y la mitad superior de la vértebra inferior.
Todo esto, en suma, convierte a la espalda en esa zona con esas funciones mecánicas de las que hablábamos un poco más arriba.

 

Nuestra espalda: aspectos funcionales

La función principal de la zona que conocemos como espalda, a nivel mecánico, es la de ser el eje central del cuerpo, el soporte de los segmentos corporales cuya función es más dinámica: brazos y piernas. El punto desde donde y hacia donde van a confluir las acciones y reacciones de nuestros miembros, tanto inferiores como superiores.
En segundo lugar, e íntimamente ligada a la anterior función, actuar como base principal para la bipedestación, con lo que ello supone para las indispensables acciones antigravitatorias, incluida la de amortiguación.

No quiero dejar de señalar, aunque no sea objeto de este artículo, que hay otras “funciones” en que la espalda tiene una importancia relevante: sostén de las vísceras, ya sea directa o indirectamente por músculos que de ella “dependen”; conducto y protección para parte del sistema nervioso central; facilitación y participación de la respiración...y algunas más.


Página 1 de 4  -   1 |  2 | 3 | 4 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International